Inicio > El pizarrón de Fran > En 22 meses los huevos aumentaron en más de 2.000%

En 22 meses los huevos aumentaron en más de 2.000%

En distintos abastos y vendedores ambulantes se aprecian en un costo desde 28 mil bolívares hasta 30 mil por cada cartón de huevo, otros deciden vender solamente medio cartón desde Bs. 15.900 mientras que padres y madres de familias desde sus hogares venden la proteína por unidades a mil bolívares.

En casi dos años el huevo, la proteína que no faltaba en ningún hogar venezolano por su característica de rendir y tener un costo económico, ha subido de precio hasta un 2.500%, así como todos los productos alimenticios del país.

En distintos abastos y vendedores ambulantes se aprecian en un costo desde 28 mil bolívares hasta 30 mil por cada cartón de huevo, otros decidieron vender solamente medio cartón desde 15.900, mientras que padres y madres de familias desde sus hogares venden la proteína por unidad a un costo de Bs. 1.000. 

A partir del año 2015, en vista de la crisis económica que enfrenta Venezuela, la caída de la producción y los altos costos de la carne y sus derivados, los venezolanos recurrieron a hacer largas colas para comprar yemas a vendedores ambulantes.

La demanda de la proteína y su repentina alza de precio a mil bolívares hace casi dos años se convirtió en un problema para los ciudadanos, a tal punto que el Gobierno Nacional tomó medidas al respecto y anunció en noviembre de 2015 que el precio del cartón de 30 huevos no podía venderse en más de 420 bolívares. “Es el precio final, nadie lo puede modificar”, afirmó Jorge Arreaza, quien para ese entonces era el vicepresidente de la República.

Durante su alocución, Arreaza dijo que 60 personas fueron sancionadas por haber incumplido la Ley de Precios Justos.

Una vez anunciada la regulación, fue una tarea difícil para los venezolanos hallar el cartón de huevos a 420 bolívares en los establecimientos, al mismo tiempo que los comerciantes alegaron que la medida generaba perdidas a sus inversiones y que “nadie lo reconocería”.

No obstante, al poco tiempo los vendedores olvidaron la orden del Gobierno y el precio de la proteína comenzó a subir gradualmente hasta la fecha. Muchos aseguran que la crisis de la postura de las gallinas responde a la decisión del Gobierno de regular la venta del mismo.+

Huevos

Ismael Mora (50), productor independiente y vendedor de huevos, aseguró a El Universal que el comercio “no es rentable” y no les genera ganancias, debido al alto costo de los alimentos de las aves. “El negocio lo tenemos más que todo porque deja los huevos para el consumo de la casa. La ganancia es esa, los huevitos de la casa”, afirmó.

Reveló que esta semana aumentará el precio del cartón de huevos a Bs. 26 mil, porque le aumentaron 15 mil más al bulto de alimentos, cuando su precio era de 20 mil. Mora indicó que “cada día” aumenta el precio y que por ello tiene que incrementar de mil a dos mil bolívares por cada cartón.

El también carpintero aclaró que vende un poco más económico en comparación a otros comerciantes porque no incluye los cartones dentro de los costos, debido a que los bodegueros que conoce se los guardan.

Sostuvo que la venta de la proteína solamente es para suplir la compra de los alimentos de las aves. También aseveró que tendría que comprar el alimento “mucho más barato” para poder tener ganancia a la venta y competir con el mercado.

Cabe destacar que a partir del 2015 todo cambió en cuanto a la adquisición de los alimentos de las aves, ya que el ministerio de Alimentación estableció que la Corporación de Abastecimientos y Servicios Agrícolas (CASA) sería el único ente autorizado para la importación de materia prima elemental para el procesamiento del mismo, y no con el acostumbrado acceso a las divisa.

El comerciante Mora explicó que es un negocio que conlleva trabajo, esfuerzo y gastos porque las gallinas deben “desparasitarse, cortarle los picos y consumir” una cantidad precisa de alimentos al día, “porque si comen más de lo debido engordan y dejan de poner. Todo es por medida”, explayó.

De acuerdo con la Asociación Nacional de Productores de Huevos (Asoprohuevos), en el 2016 la producción de la proteína decayó 40 % por falta de insumos y auguró que la situación “empeorará” si no se toman los correctivos pertinentes.

Mora dijo que en noviembre del año pasado cada gallina le costó mil bolívares y que ahora tiene un precio de seis mil, en lo cual cada año debe comprar docenas porque solamente ponen huevos por nueve meses o hasta un año, además de esperar seis meses para que pongan las posturas.

Asimismo, no descartó un posible financiamiento por parte del Estado o alguna empresa para poder adquirir “un galpón más grande”.

Entretanto, los consumidores entrevistados por el equipo de El Universal coincidieron en que tuvieron que regular el consumo de los huevos.  Un hombre que no quiso identificarse aseguró que un kilo de carne vale 23 mil bolívares, igual a un cartón de posturas de gallinas.

El padre de familia dijo que cada quince días compra medio cartón “antes me comía de dos huevos ahora me como uno”, apuntó.

Mientras que Nairoby Morante (35), quien es ama de casa, confesó que después de comer la proteína regularmente dejó de comprarla por su alto costo.

Es preciso recordar que el salario mínimo se ubica en 97 mil 531 bolívares y el ticket de alimentación se encuentra en Bs. 153 mil. Siendo un total de 250.531 bolívares.

En cuanto a familias que venden huevos en sus hogares, la situación es un poco más complicada, por lo que venden solamente por detallado porque “no tienen el dinero suficiente para comprar los huevos por cajas”, explicó Rosmary Paredes (25), quien es ama de casa y vende las posturas de gallinas desde hace un poco más de cinco meses para ayudar en el sustento del hogar. Actualmente la unidad la comercializa en Bs. 1.000.

Asimismo, dijo que para poder comprar al menos cuatro cartones a buhoneros de Pérez Bonalde, en Catia, Caracas, recurre a un prestamista. Sus compras las hace cada siete días y cada vez que va, el precio es mayor.

Aunque se intentó contactar a Asoprohuevos, no fue posible que respondieran a las llamadas de El Universal.

Te puede interesar