Inicio > El pizarrón de Fran > Luis Martínez/ Columna en Dos Platos: Robert toma el testigo

Luis Martínez/ Columna en Dos Platos: Robert toma el testigo

Hoy se realizan las elecciones primarias de la MUD en algunos estados del país en donde el consenso no se pudo lograr. De este proceso unitario los factores democráticos saldrán fortalecidos y terminaran de configurar el cuadro de candidaturas únicas en todo el país, lo que apunta a un rotundo triunfo en las elecciones de gobernadores a realizarse a mediados del próximo mes de octubre.

En este contexto favorable a la oposición democrática, el gobierno acumula errores políticos y desaciertos en lo económico que aceleran su caída y producen descontento en la población. La ultima reacción populista del gobierno de cara a estas elecciones  al anunciar el aumento de salario mínimo, retomar y ampliar la fracasada política de controles de precios, imponer otras monedas internacionales con el propósito de quitar la perturbación que le produce el dólar e implementar subsidios, sobre todo a los jóvenes, con la intención de quebrar con dinero la férrea voluntad de cambio que bulle en la gran mayoría de la juventud venezolana, agrava la situación del país a niveles impensables. Es increíble la capacidad de retroceso que tiene la cúpula que gobierna. Cada vez nos lanzan más al atraso y miseria con tal desparpajo, como si apenas se estuvieran estrenando en el gobierno. Ya no encuentran a quien echarle la culpa de sus errores, su preocupación se centra en justificar estos y a partir de allí, tratar de construir bajo engaño, esperanzas que saben no poder satisfacer; mas macabro aun, sin importar la depauperación del pueblo venezolano, la urgencia suicida en su deseo de mantener el poder, los lleva a implementar este tipo de políticas populistas fracasadas durante todo su gobierno y ejemplo de lo que no se debe hacer, como muestra certera de experiencias en todo el mundo.

El pueblo venezolano consiente de la deshumanización de quienes gobiernan, apuestan a la salida electoral como vía a una definitiva solución al problema político y económico que padece. Sabe que a ellos no les importa cuántos niños y adultos mueren por falta de medicinas o precariedad de condiciones en hospitales y ambulatorios. Como no les importa el desabastecimiento de productos alimenticios y medicinas, caldo de cultivo para que se dispare el crecimiento inflacionario en todo el país. Como tampoco les importa la impunidad ante la corrupción, la delincuencia y el abuso en el uso del poder, pues estas forman parte de su naturaleza por la trasgresión al orden y al estado. Pero también sabe que estamos en una oportunidad histórica para producir un cambio en el país que conecte las variables del desarrollo con un solo fin: crecimiento económico, institucionalización del estado y participación ciudadana. Las elecciones de gobernadores son la segunda avanzada para el rescate institucional y político del estado venezolano, después de haber obtenido un rotundo triunfo en la elección de la Asamblea Nacional. Estas elecciones abren el camino para las elecciones de alcaldes y legisladores regionales, apuntando como supremo fin, la elección presidencial del próximo año. En Sucre Robert toma el testigo.

Te puede interesar

Compartir