Inicio > El pizarrón de Fran > Nelson Morán: Medidas Económicas de Septiembre 2017 y la Cotidianidad de Jubilados y Pensionados.

Nelson Morán: Medidas Económicas de Septiembre 2017 y la Cotidianidad de Jubilados y Pensionados.

En la presente situación su vivimos todos los venezolanos, crítica por demás, el gobierno, en la persona del Presidente Nicolás Maduro, decide decretar un conjunto de medidas económicas, a su decir, en la búsqueda de frenar el saboteo y la guerra económica; eso suena bien, puesto que de eso debe traducirse en el mejoramiento de las condiciones de vida de todos, sin discriminación. Y esto lo hace en una extraña combinación ante la “ANC”, como ha venido siendo costumbre, a su manera y pretensión ” institucional”, hecho efectuado el pasado 07/09/2017.

Es así, que ante la situación presente y en consideración a lo planteado en el título precedente, se plantea a manera de ejercicio práctico, que tiene que ver con la forma material de vida de los venezolanos hoy y en el futuro, esto visto de manera prospectiva; esto es, como se verán afectados los ciudadanos con dichas medidas y como vivirán, en qué condiciones, como sobrevivirán los trabajadores, los informales, y más que eso, como estarán los Jubilados y Pensionados.

En esté estadio de pensamiento y situación, considero oportuno centrar la atención en los Jubilados y Pensionados, por ser este sector poblacional el más vulnerable.

En vista de esto, no me limito a opinar únicamente en función de datos estadísticos ni porcentuales aportados por instituciones de las diferentes áreas; sino que procedí a realizar un sondeo de opiniones, más no una encuesta, tomando en consideración las conversaciones con ciudadanos que circunstancialmente encontré en distintos espacios de la Gran Caracas, ciudadanos como Yo, comunes, sencillos y de estirpe, arrogantes, con sentimientos, solidarios y decididos; así conversé con trabajadores activos (dependientes y por cuenta propia), Jubilados, Pensionados; de diversos ámbitos productivos y posiciones político ideológicas; también asumo ideas expresadas en artículos diversos.

Entre las opiniones recibidas quiero recalcar las siguientes: Jubilados, que a su vez son Pensionados, a estas alturas de la situación y la vida las medidas en cuestión “casi no les importa” y las consideran como “nada”; sustentando sus opiniones en que dicho aumento no representa nada, considerando que un cartón de huevos esta por el orden de 30.000,00 Bs, un kilo de jamón en 40.900,00 Bs y la carne a 27.000,00 Bs el kilo; esto, sin tomar en cuenta los demás productos de la cesta alimentaria que no se consiguen y que ” bachaquados” los puedes adquirir a no menos de 10.000,00 Bs, y de repente mucho, pero mucho más (arroz, harinas, azúcar, papel higiénico, caraotas, leche, mantequilla/margarina, pollo, queso, pan, mortadela, aceite, café, jamón…), es difícil que bajen de ese monto, productos estos que en general pueden estar en los 50 que supuestamente van a entrar al “congelador” de precios; y no nos extrañe que de ser así, desaparezcan, ese puede ser un efecto de la regulación de precios.

La regulación perse, no necesariamente ayuda, puede tener efectos contrarios tales como la escasez y el acaparamiento, estropea el Mercado.

Las ideas expresadas en las medidas económicas son disimiles y se puede decir que conforman un espectro “carnavalesco”, y que de paso pueden encontrar sin querer contradicciones y oposición entre sus partidarios, incluso sin darse cuenta; o son las contradicciones emergentes en una situación de crisis. Algunos dicen que no es bueno congelar los precios.

En esas conversaciones, un señor de edad avanzada, chofer de taxi, se expreso así “pura bulla, ya todo aumento, antes del aumento de sueldo, dicen que van a congelar los precios, pero después no se consiguen los productos. Esto no sirve, el país se fregó. El dinero no alcanza. Mi pensión no da para más. Aumentan y no me alcanza para vivir, sin contar los precios de las medicinas, que no se consiguen”.

Veamos lo siguiente, si el gobierno quiere el bienestar de todos, y con énfasis en los más débiles, como explicamos que los Jubilados (J) y Pensionados (P) en el exterior tengan casi dos años sin cobrar, como se espera que sobrevivan; los J y P no consiguen medicamentos y cuando lo logran los precios le son impagables; muchos J y P no reciben los alimentos de los CLAP (conozco sectores donde los responsables discriminan y no entregan el producto por caprichos políticos e ínfulas sin sentido; como es que no se exonera del pago del IVA a J y P, y eso es posible, el ejemplo lo tenemos en las rebajas del mismo en transacciones electrónicas/ con tarjeta.

Ahora bien, observemos con atención y saquemos nuestras propias conclusiones tratando de acercarnos a la verdad, recordando que está nos hará libres: En 40 % de aumento, esto es, 40 por cada 100; tenemos entonces que la pensión queda en Bs 137.500,00 promedio, más 40.000,00del llamado Bono de Guerra, que viene a ser sustituto desfigurado del Bino aprobado por la AN, tenemos Bs 177.500 aproximadamente. Podemos preguntar como sobrevive un J/P sin otras entradas económicas? Como compra medicinas y alimentos? Sabemos cuánto cuesta, por ejemplo la Amlodipina y el Losartan, y eso en el supuesto de conseguirlo. Dividamos 177 entre 12 y veremos que son  más o menos 14.000,00 Bs diarios; y Quien vive con eso? si el tomate esta hoy en 15.000,00 Bs el kilo, algo nunca visto.

Con todo lo anteriormente expuesto podemos más que imaginarnos cómo será la vida de nuestros ancianos, y pensar que deberían ser los mejores tratados y considerados por la sociedad.

Por ello seguiremos luchando por lograr mejores condiciones de vida para los Adultos Mayores, y FUNDAPROV, es un instrumento para tal fin.

Te puede interesar

  • Nelson A. Morán G.

    Veamos esto, los 177.500,00 Bs debemos dividirlos entre 30 días, entendido como un mes y tendremos un resultado diario de 6.000,00 Bs más o menos. Si con 14.000,00 diarios no se puede vivir, imaginemos como se sobrevive con Bs 6.000,00.
    Y agrego, para colmo, el presidente inventa una canasta, y no de alimentos, pero si de monedas, que de repente no todas son aceptadas en todas partes del mundo; y de paso puede incidir negativamente en las operaciones cambiarías en el país, entiéndase DICOM, por ejemplo, las personas naturales que por casualidad logran obtener pocas divisas (Dolares), las reciben en sus cuentas; si se trastoca el sistema. Como las utilizaran? Hay y se mantiene el uso preestablecido, sin cambios?
    Habrá que ver.