Inicio > El pizarrón de Fran > Pancho Aguilarte: La agenda Venezuela

Pancho Aguilarte: La agenda Venezuela

El régimen y la MUD acordaron celebrar elecciones regionales para el mes de octubre, un año después que constitucionalmente debieron de realizarse. El Revocatorio, tantas veces solicitado por la MUD mató esa posibilidad, que hubiera dado oportunidad de obligar al gobierno a encausarse por el sendero democrático.

Las acordaron ahora como una manera de enfriar la calle. Los cientos de jóvenes asesinados, más de seiscientos mil detenidos y pérdidas materiales cuantiosas encontraron eco y coincidencia en ambos bandos, de detener la represión ante la imposibilidad de que alguna de las opciones se impusiera sobre la otra: La oposición, de lograr sacar a Maduro de la presidencia y al gobierno de tranquilizar las protestas y las luchas ciudadanas. En ese ínterin la MUD se inventó una consulta ciudadana, prevista en la Constitución que fue convocada en tiempo récord, y donde más de siete millones de venezolanos dieron su aprobación para el desconocimiento del régimen y el nombramiento de un gobierno de transición.

El régimen por su parte se diseñó una Asamblea Nacional Constituyente convocada inconstitucionalmente, sin la aprobación de los electores, con toda la intención de garantizar la continuidad del gobierno y neutralizar como en efecto ocurrió, la agenda de ” La salida” del régimen por parte de la AN al precio que fuere. Cada quién avanzó desde su perspectiva individual. La MUD logró convencer a la comunidad internacional de la naturaleza dictatorial del régimen y el gobierno se afianzó más en el poder con su Asamblea Nacional Constituyente. De este hecho concreto nacen las elecciones regionales, originalmente convocadas para diciembre de este mismo año, y adelantadas para el 15 de Octubre según versiones oficiales. Pero su nacimiento no ha sido un parto natural, fue necesario aplicar fórceps. De allí que la convocatoria no haya tenido la fuerza y el entusiasmo de los procesos anteriores. No hay motivación en ninguno de los dos bandos:

En la oposición porque la forma abrupta conque este sector enfrió la calle dejó perplejos a los miles y miles que habían creído en las promesas de la cupula MUD de ponerle fecha final al gobierno y para lo cual habían celebrado una consulta exitosa el 16/07.En el régimen porque los partidarios saben que a menos que se acuda en solitario, como en la ANC, el gobierno de Maduro no gana ninguna consulta electoral.De manera que estas elecciones si llegaren a materializarse marcarían una abstencion elevada como aquella de 70% en tiempos de Luis Herrera, afectando ambos bandos.

Con ese escenario electoral hemos topado, donde ni siquiera la estrategia de unas elecciones primarias logra entusiasmar a los sectores democráticos, comprobadamente mayoritarios pero definitivamente erráticos en cuanto al objetivo de salir del régimen, a pesar de haber brindado tres escenarios inmejorables a lo largo de estos 18 años de gobierno chavo-madurista. El primero en Abril de 2002, el segundo, el 06/ D con la elección de 112 diputados a la Asamblea Nacional y el último el 16/ J , cuando más de siete millones quinientos mil venezolanos dieron autorización a la AN e indirectamente a la Fiscal General para que formaran un nuevo gobierno de transición. Cada uno con su agenda y ninguno con la agenda Venezuela

Te puede interesar

Compartir