Inicio > Cultura > La postura sexual más peligrosa para tu pene (y es muy común)

La postura sexual más peligrosa para tu pene (y es muy común)

 

Puede ser tan grande como un dedo en el mono. De más de medio metro en la morsa. Pero los humanos lo han perdido por completo. Dado que los hombres no tienen hueso en el pene, ¿realmente puede romperse? Pues sí. Resulta que existe una desafortunada lesión llamada “fractura de pene” y que, de hecho, puede ocurrir durante las relaciones sexuales.

Al parecer, uno de cada mil hombres ha sufrido este tipo de traumatismo. Al menos que se sepa, pues suele pasar desapercibido porque la mayoría de casos no son reportados. Hasta ahora se pensaba que se producía generalmente cuando la mujer está encima, durante la posición conocida por todos como ‘cowgirl’ o vaquera. Sin embargo, un estudio reciente, publicado en el ‘International Journal of Impotence Research’, ha rebatido esta idea bien establecida, sobre la que incluso suelen advertir los médicos.

Los investigadores especulan que cuando el hombre penetra por detrás puede emocionarse y utilizar demasiada fuerza en sus empujes

Los científicos analizaron las experiencias de 90 pacientes, de entre 18 y 66 años, que habían sufrido esta lesión al menos una vez en sus vidas y descubrieron que un 77% de los casos sucedió durante el sexo, por lo que decidieron preguntarles en qué posición lo estaban haciendo cuando se produjo la fractura.

En primer lugar encontramos al estilo perrito, una de las posiciones más antiguas y seguro que de las más utilizadas en los dormitorios. Para que nos entendamos, el clásico ‘a cuatro patas’ de toda la vida, en el que el hombre realiza la penetración vaginal o anal por detrás. Sin duda, una postura de las más placenteras para ambas partes y de las mejores para alcanzar el orgasmo. Y aun así, con todo, la que implica un mayor riesgo.

Con pasión, pero sin pasarse

Un 41% de los hombres encuestados declaró sufrir la lesión mientras hacía el amor al estilo perrito. Los investigadores especulan que cuando el hombre penetra por detrás puede emocionarse y utilizar en sus empujes demasiada energía: “Los hombres suelen utilizar mucha fuerza en sus acometidas, lo que puede acabar mal si uno no es diligente”. En el peor de los casos, si el pene se desliza fuera de la vagina y golpea contra el periné o la sínfisis del pubis (dos superficies óseas duras), puede ocasionar un trauma doloroso.

Después del perrito viene el misionero y en última posición del podium nos topamos con la ‘cowgirl’, en la que ella se pone encima y “cabalga” sobre el hombre. No obstante, los médicos hacen bien advirtiendo acerca de esta última postura, pues suele ser en la que las lesiones son más graves.

Sucede cuando el pene está completamente erecto y al producirse genera un chasquido que recuerda al sonido de un hueso que se rompe

Vale la pena hacer hincapié en que no se trata de una fractura de hueso (porque, para empezar, no existe), sino que consiste en la ruptura de la túnica albugínea, una capa gruesa que envuelve las estructuras internas del pene y que permite su erección. Solo sucede cuando está completamente erecto y al producirse genera un chasquido que recuerda al sonido de un hueso que se rompe. El momento viene acompañado por un dolor intenso, seguido de hinchazón y deformidad del miembro, así como la presencia de un hematoma interior y exterior. El tratamiento inicial consiste en aplicar hielo, así como la utilización de analgésicos y antiinflamatorios, aunque la mayoría de los pacientes necesitan una cirugía para reparar la túnica albugínea.

¿Cómo reducir el riesgo? Puedes optar por otra postura (aquí tienes muchas entre las que escoger) y así, de paso, salir de las más clásicas e incluir algo de variedad a tu rutina sexual. Tampoco viene mal tener cuidado más allá del acto, pues el estudio también habla de otras causas como masturbarse rápidamente, sobre todo en hombres con problemas de ereción o en jóvenes que lo hacen a escondidas y no quieren ser pillados.

Fuente: elconfidencial

 

Te puede interesar