Inicio > Cultura > Los 10 peores errores que cometemos con nuestras tarjetas de crédito

Los 10 peores errores que cometemos con nuestras tarjetas de crédito

 

Basta recibir una tarjeta de crédito por primera vez en la vida para que debamos asumir al acto una filosofía muy particular que nos conduzca a cuidarla, a mantenerla, a evitar que se multipliquen los problemas.

Ahora bien, si no lo hacemos, pues pagaremos muy caro en dinero y en credibilidad financiera. De ahí que sea importante evitar estos errores que tanta gente comete con mucha frecuencia.

1. Pagar solamente el mínimo mensual

Hacer solamente este pago ínfimo no sólo aumenta la cantidad de tiempo que tardaremos en liquidar el saldo general de la tarjeta, sino que incrementa considerablemente los intereses que este genera. La estrategia adecuada radica en aumentar cada mes nuestros pagos; con ello cancelaremos mucho antes los fondos de la tarjeta y le demostraremos al banco que estamos en condiciones para retos mayores.

2. Pagar fuera de la fecha indicada

Evita pasarte de la fecha mensual de vencimiento. Haz tus pagos a tiempo. Establece un sistema privado que te recuerde las fechas de vencimiento de cada tarjeta que poseas, de manera que por error las olvides y tengas que pagar por ello.

3. Prestarle tu tarjeta a otra persona

Cuando le prestamos la tarjeta de crédito a otra persona, perdemos inmediatamente el control sobre las compras que esta realiza. Al final, siempre seremos los responsables de pagar la factura, incluso si esa persona que nos pidió prestado dinero “plástico” nos falla o decide no devolverlo. Por ello, nunca prestes tu tarjeta, a menos que estés preparado para asumir todos los gastos que ella genere.

4. No revisar tu estado de cuenta

Si no revisas el estado de los gastos y pagos de la tarjeta de crédito, corres el riesgo de olvidar la fecha de vencimiento del pago mensual. Además, también puedes perder anuncios importantes sobre modificaciones en los términos de la tarjeta, ni podrás darte cuenta a tiempo de que has sido objeto de alguna actividad fraudulenta. Revisa cada vez que puedas tu declaración de facturación, aunque sólo sea para asegurarse de que todos los cargos son los correctos.

5. Dejar que tu tarjeta de crédito sea reportada como morosa

Se trata de una de las peores cosas que le pudieran suceder a tu informe de crédito y a la cuenta misma. Esto ocurre luego de seis meses sin pagar. En estos casos, la lista de cargos permanecerá vigente en tu informe de crédito durante siete años, lo que podría afectar tu capacidad para obtener nuevas tarjetas de crédito y préstamos en el futuro. Para evitarlo, liquida las cuentas atrasadas antes de que llegues a ese punto.

6. Demorarse al reportar una tarjeta de crédito perdida o robada

Cuanto más tardes en reportar una tarjeta de crédito perdida o robada, más tiempo el ladrón tendrá para hacer gastos con ella. En cambio, si la reportas antes de que se produzcan cargos fraudulentos, no tendrás ninguna responsabilidad si ellos llegan a producirse. El consejo es reportarlas apenas entiendas que ya no la tienes contigo: la mejor manera de limitar tu responsabilidad ante cargos fraudulentos.

7. Acercarte demasiado al límite de tu línea de crédito

Llevar los gastos de tu tarjeta más allá del 30% de su límite de crédito es peligroso para tu calificación general de crédito. Al acercarte a tu límite de crédito, corres el riesgo de pagar comisiones por exceso de límite y tasas de interés de multas. Mantén un buen saldo de tarjeta de crédito para que tengas una puntuación de crédito saludable y una cantidad de pago Cerrar tu tarjeta de crédito.

8. Cancelar o cerrar tarjetas de crédito

La cancelación de tu cuenta de tarjeta de crédito no aportará nada positivo en tu relación con su emisor. Esto casi siempre te costará puntos en tu puntuación de crédito. Por ello, la recomendación es que deje todas las cuentas de tarjetas de crédito abiertas hasta que estés seguro de que cerrar una de ellas no te afecte en tu historial de crédito.

9. Solicitar demasiadas tarjetas de crédito a la vez

Cada solicitud de una tarjeta de crédito posee el potencial de mermar puntos en tu historial de crédito. Si solicitas varias tarjetas en un corto período de tiempo, es posible que notes que las negaciones se hacen más frecuentes cuando los prestamistas comienzan a sospechar sobre dicho aumento repentino de solicitudes. Un consejo: solicita una nueva tarjeta solo cuando sea necesario.

10. Desconocer las condiciones de tu tarjeta

Saber cómo la compañía rectora de dicha tarjeta maneja los pagos atrasados ​hará más probable que pagues tu cuenta a tiempo. Este conocimiento te aporta un mejor control sobre los costos de tu tarjeta. Así sabrás cómo debes y cómo no debes utilizarla sobre la base de la manera en tu acreedor responde a tus acciones.

Revisa los términos de tu tarjeta de crédito al menos una o dos veces al año. Estos se hallan en el sitio web del emisor o solicítalos al servicio de atención al cliente.

Fuente: yahoo

 

Te puede interesar

Compartir