Inicio > El pizarrón de Fran > Luis Alejandro Laya: El beisbol ya no es popular en Venezuela

Luis Alejandro Laya: El beisbol ya no es popular en Venezuela

Los precios de los Abonados para el Estadio Universitario ameritan un bolsillo sin crisis

Esta semana fueron publicados los nuevos precios de las entradas para Abonados de los fanáticos de Los Leones del Caracas. La lista causó revuelo por los precios tan elevados y casi ridículos ante la realidad de una sociedad que hace colas en automercados, hurga en la basura para comer o vive al día a causa de un salario mínimo que difícilmente supera los 300 mil Bolívares y no alcanza en muchos casos para las 3 comidas diarias de una persona; esto sin entrar en el debate sobre las duras críticas que han llovido a la Liga Venezolana de Beisbol Profesional por llevar a cabo la temporada en un año tan turbulento política y socialmente.

Según la lista de precios publicada por el equipo las tarjetas de abonados, válidas para un solo puesto o asiento tal como lo estipula el contrato al que se someten quienes adquieren las entradas (publicado en la página web oficial de Los Leones del Caracas), oscilan entre Bs. 92 mil 720, correspondientes a las tribunas más alejadas y no techadas, mientras que las más costosas tienen un valor de Bs. 1 millón 817 mil 312. Las tarjetas de abonados intermedias, ni muy VIP, ni muy baratas, están en Bs. 1 millón 1 mil 376, un monto con el cual una persona podría hacer muchas cosas de primera necesidad y equivale a 299,37 dólares obtenidos a través de la tasa oficial establecida por el DICOM.

En un país como Venezuela, en el que el ingreso económico es bajo y no da para soñar con grandes lujos, se pueden intuir un sin fin de cosas mucho más prioritarias en las que alguien podría gastar esta cantidad. Por ejemplo y tomando en cuenta los precios actuales en los mercados populares, con un millón de Bolívares una persona puede hacer un mercado con 9 kilos de cada uno de los siguientes productos: pasta, harina de maíz, arroz, aceite vegetal, carne molida y muslos o alas de pollo con hueso.

Te puede interesar

Compartir