Inicio > Opinión > Sebastiana Barráez: De los Rodríguez a los Rosales

Sebastiana Barráez: De los Rodríguez a los Rosales

Diálogo. No hay voluntad política en Venezuela para llegar a una mesa de diálogo, que abra las puertas de la gobernabilidad y detenga la atroz violencia ejercida contra niños sin atención médica, ancianos humillados para cobrar la mísera pensión, enfermos de Sida que no reciben tratamiento, afectados de enfermedades de cáncer sin recibir quimioterapia o radiaciones porque no hay ni los químicos ni los aceleradores lineales funcionando. No hay voluntad política cuando el presidente de la República designa como figura del diálogo a los hermanos Rodríguez. Nadie duda que Delcy y Jorge sean políticos hábiles e inteligentes. Hemos visto a Jorge Rodríguez en su programa, dirigiéndose a Julio Borges, por ejemplo, en un tono de amenaza, de que contará lo que hablaron, las veces que se encontraron y dónde lo hicieron. Ahí uno entiende que no hay ningún acuerdo entre caballeros, que lo importante no es el pueblo que sufre y el país que padece la terrible inflación y escasez. Y también el país ha visto a una astuta y bien hablada Delcy, que no tiene un ápice de diplomacia, haciendo gala de ese verbo duro y descalificador. Y Roy Chaderton, el mismo que dijo que una bala en la cabeza de un opositor suena hueca. Cuando son esas las primeras figuras del Gobierno que aparecen a representar al presidente en el diálogo, no hay duda que eso no tiene futuro. Y menos aún cuando personajes como Manuel Rosales, Luis Florido y Julio Borges, que no representan a ese saco de gatos que es la Oposición, son la contraparte; Rosales hace mucho rato se desinfló como líder, Florido no logró ni ganar la candidatura en Lara y Borges es un personaje descalificado por Jorge Rodríguez. No hay en ese diálogo ni la voluntad política ni los interlocutores válidos. Este país necesita de líderes dispuestos a entenderse de verdad.

Libro. Es La Lucha que no acaba, escrito por María Teresa Romero sobre la vida política de Rafael Guerra Ramos. Está magistralmente escrito. Es una delicia desplazarse por esas líneas históricas y de vivencias, que dibujan la poesía de la vida de un hombre. “Para nuestro protagonista –destaca la escritora-, “de la tortura nunca se olvida el ser humano que la ha padecido”. Ella queda incrustada en el cuerpo y en el espíritu, pegada en la identidad, y su dolor salta de manera intempestiva. Por eso nunca ha soportado que la están maltratando, salta de inmediato sin pensarlo… Recuerda la vez, ya terminada la dictadura perejimenista, en que reconoció a dos de sus torturadores en un acto público. La ira lo envolvió, y le brotaba de sus ojos y garganta. Se les fue encima, golpeándolos. Un acto irracional del cual se arrepintió de inmediato”. He ahí la portada.

Sargento. Es Jarvin Alexánder Alarcón Parada. Desapareció el 12/09/ 2013. Hace cuatro años. El Sgt1 de la Guardia Nacional subió a la voladora (medio de transporte que atraviesa los ríos en Amazonas, especialmente el Orinoco) en isla Ratón rumbo a isla Morganito. La voladora fue encontrada en la unión del río Sipapo y el Orinoco de Puerto Ayacucho. Los alimentos que llevaba a sus compañeros estaban en la voladora, al igual que el motor. Sólo falta Jarvin. No hay respuesta de los organismos: Cicpc de Pto Ayacucho, Fiscalía 1ra, Defensoría del Pueblo, Derechos Fundamentales, Inspectoría Militar, Comandancia de Puerto Ayacucho y Carcas. Tampoco de la Asamblea Nacional, Vicepresidencia y Presidencia de la República. “Es frustrante saber que las personas de bajo rango militar son insignificantes para el Gobierno”, dice la familia de Jarvin.

UPV. Es la Unidad Popular Venezolana. Cuando Humberto Jesús Berroterán Ramírez era presidente de la UPV, partido de Lina Ron, llega una carta suya al Consejo Nacional Electoral, delegando en el vicepresidente Henry José Hernández Rodríguez, la presidencia del partido. Berroterán dice que él no suscribió esa carta, pero el CNE la tomó como válida. Es entonces cuando Wendy del Socorro Tellechea Meléndez y Carmelo Eduardo González Cadena presentan recurso ante el Tribunal Supremo de Justicia, alegando que en asamblea de la UPV, en diciembre 2015, fueron designados ella (Wendy) como presidenta, él (Carmelo) secretario general de la UPV, además de Héctor César González, primer vicepresidente; Antonio Cordero López Coronado, segundo VP; y Juan Antonio Arroyo, secretario de Organización. El 30/05/2016 Henry Hernández y la diputada Durga Yhosebe Ochoa Suárez le dicen al TSJ que ellos son los verdaderos directivos de la UPV y solicitan la nulidad del acta de la asamblea de diciembre 2015. Piden al TSJ que nombre una Junta Ad Hoc, presidida por Henry Hernández y Durga Ochoa como VP, que en las VP territoriales se designe a Grace Beatriz Urdaneta Colina, Hernán Daniel Brito Morillo y Ludmila Pulido García. Destacan que Berroterán no tiene cualidad de presidente de la UPV, que declaró a través de dos medios de comunicación su renuncia a la UPV ante el CNE y que se estaba yendo “de esta revolución que no es la que predicaba Hugo Chávez y Lina Ron”. Lo califican de conducta desleal y de traición al Programa Básico de Acción Política. Lo señalan de abandonar sus funciones en la UPV, de no notificar al CNE la selección de candidatos, descuidando la formación ideológica y política de la membresía upevista. No reconocen a Durga Ochoa como miembro de la UPV. La Sala Electoral designa como ponente a la magistrada Indira Alfonzo Izaguirre, quien el 29/06/2017 declara improcedente el recurso ejercido por Henry Hernández y Durga Ochoa, de tal manera que la decisión favorece a Carmelo González y Wendy Tellechea. El CNE le da cualidad de directiva a Henry Hernández. Carmelo González que tampoco sabía lo decidido por el CNE reconoce como presidente a Hernández. La directiva de Wendy expulsa a Carmelo de la UPV. Así está la situación en el partido que fundó Lina Ron.

Última Hora

▷ Frente a la refinería Cardón, Carirubana, se bota el agua de un tanque de Hidrofalcón. En el pueblo mil litros de agua cuesta Bs. 25 mil.
▷ Un general del Ejército está relacionado con la guerrilla Los Pelusos que se han instalado en San Antonio del Táchira.
▷ Les recomiendo el reportaje “Venezuela crimen sin frontera” de El Pais de Colombia. Fotos y video de la guerrilla en territorio venezolano.

Rueda. Es Salvador, el poeta que nació en Málaga y murió en 1936 a los 79 años de edad. Fue él quien un día escribió: “Y en el ir y venir con que te rozan/ en la sensible piel mis labios locos,/ acarreando el fruto purpurino/ desde todo tu cuerpo hasta tu boca,/ tu pecho se hinche de emoción tremenda,/ mi pecho tiembla como roja llama,/ y en un abrazo agotador, inmenso,/ nos fundimos cual dos enredaderas,/ como dos retorcidas espirales,/ hasta que muerden la postrera mora/ nuestras dos bocas juntas y apretadas,/ tú mirando a los cielos, y yo viendo/ lo que en ellos palpita”.

Te puede interesar

Compartir