Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Agustín Blanco Muñoz: Inmundicia

Agustín Blanco Muñoz: Inmundicia

Desde el 28/03/17, cualquier examen del acontecer político de este expaís no podrá ocultar como rasgo importante la inmundicia. Es el juego nada limpio de las cúpulas para mantener o lograr espacios de poder, sin atender a los daños o tragedias que se produzcan en el colectivo-pueblo, en cuyo nombre dicen actuar.

Pero esa acción maligna del poderoso contra el de abajo tiene materialmente la data de la llamada humanidad. Y esto, llevado al plano político, pone en claro que este es un oficio destinado a servir al sometimiento. En nuestro caso, la inmundicia es actor central en las guerras o “la paz”, dictaduras o “democracias”.

Los meses precedentes muestran la capacidad de las cúpulas para establecer y desarrollar tragedias que funcionen como punto de partida de negociaciones para convocar elecciones, diálogos y arreglos con miras al reparto del botín petro-revolucionario.

A muchos impresiona que se haya montado una inmunda trampa de violencia con las sentencias 155-56 del TSJ y que las oposiciones-MUD no solo cayesen en ella para “tumbar a Maduro ya”, sino que se mantuvieran en una pelea que de inicio tenía un triunfador seguro: el crimen.

Cuando NM convocó la “ANC por la Paz” el 01/05 se comprometieron a impedirla. Pero el 30-J se aprobó, y de inmediato cesó la violencia-calle y se fortaleció la dictadura, ahora plenipotenciaria y supraconstitucional.

Ante la aplastante derrota, y al menos 120 muertos, con gran pérdida de credibilidad, la MUD decide que ahora será puro voto por espacios y que no volverá a ligarse con la Resistencia. Y sin otra explicación pasa, con duros enfrentamientos internos, a primarias para gobernadores. A estos candidatos les espera ahora el juicio de la ANC y, en caso de los electos, la subordinación a la misma. Pero según Ramos Allup (que ya se siente presidenciable) su partido, que triunfó con 12 candidatos, y la MUD, no lo permitirán. VP, que tanto protestó, quedó sin candidatos y guarda silencio.

Y en este difícil escenario se inicia el diálogo dominicano que sirve para que NM logre más cobertura democrática para resistir la presión internacional y ayuda para enfrentar su gran enemigo: la situación hambre-economía.

Sancho, con la inmundicia hemos topado y para librar al colectivo-pueblo de sus garras miserables, hay que activar el Movimiento de Movimientos.

Loading...

Te puede interesar