Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Noticias > Reaparece el sarampión en Venezuela por la crisis sanitaria

Reaparece el sarampión en Venezuela por la crisis sanitaria

Después de 15 años reaparece el sarampión en Venezuela por la crisis del sistema de salud

En 1993 se registró la última epidemia de sarampión en el país y en 2002 se produjo un brote importante. Ahora los médicos se alarman tras la confirmación de ocho casos de la enfermedad infecciosa en el estado Bolívar entre el 22 de agosto y el 11 de septiembre de 2017. La infección reaparece en medio de la crisis sanitaria, a la que se añade el silencio de las autoridades, por lo que a los especialistas les preocupan las consecuencias que puedan traer estos nuevos casos.

“Esto no es un brote de zika. El sarampión puede traer complicaciones como la neumonía, la encefalitis y la otitis”, advirtió la doctora especialista en salud pública, Adelfa Betancourt, sobre los riesgos.

Junto a otros galenos que integran la recién conformada Alianza Venezolana por la Salud(AVS) denunció este martes 19 de septiembre que la cobertura de la vacuna contra el sarampión (la triple vírica o MMR) ha sido insuficiente y que justamente entre la población susceptible es que empiezan a reaparecer enfermedades ya erradicadas, como la difteria.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala el sarampión como una de las principales causas de muerte entre los niños. Esta enfermedad se trasmite por el contacto directo y por el aire, produce una infección en el tracto respiratorio y se extiende luego al resto del organismo. Algunos de los síntomas que produce son rinorrea, tos, ojos llorosos e irritados, así como erupciones en la piel.

Bolívar ha sido el estado más afectado por la reciente epidemia de difteria y ahora, según informó la Red Defendamos la Epidemiología, en Ciudad Guayana han sido confirmados ocho casos de sarampión, mientras que hay al menos 25 sospechosos y tres que ya fueron descartados.

Betancourt atribuye este nuevo brote en la entidad a la insuficiente cobertura en la vacunación, que debería oscilar entre 90% y 95% en cada municipio, y a la dificultad para movilizarse en el estado Bolívar, otra situación que complica aún más el panorama.

Para el exministro de Salud e integrante de la AVS, Félix Oletta, “una de las características de una crisis compleja (como la que atraviesa el país) es la reaparición de epidemias”. Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), entre las semanas epidemiológicas número 28 de 2016 y número 24 de 2017 se notificaron 447 casos sospechosos de difteria en el país (324 el año pasado y 123 este año).

Reivindicar el derecho a la salud

A través de la Alianza Venezolana de la Salud los galenos buscan unirse para hacer frente a la crisis humanitaria. Uno de los planes a corto plazo es solicitar al secretario de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, su intervención en la Naciones Unidas.

El exministro de Sanidad Carlos Walter explicó que uno de los objetivos es reabrir el debate sobre el derecho a la salud y redefinir el concepto de crisis humanitaria. “Las crisis no solo se deben a desastres naturales o a guerras. También se producen por la ineficiencia de los gobiernos”, insistió.

La reivindicación del derecho a la salud comienza en casa para la AVS. Desde la alianza los galenos rechazaron las declaraciones del vicepresidente Tarek El Aissami, quien dijo que para acceder a las vacunas de forma gratuita se debe presentar el carnet de la patria.

“Nosotros no necesitamos ningún carnet de la patria”, expresó Oletta. “Esto (la salud) no es un regalo del Gobierno. Es un derecho fundamental que nos pertenece”, sentenció.

Efecto Cocuyo

Médicos advierten sobre nueva epidemia de sarampión con 8 casos confirmados

La Alianza Venezolana por la Salud (AVS) advirtió sobre la reaparición del sarampión en Venezuela con al menos ocho casos confirmados, a pesar de que el Ministerio de Salud no los ha notificado.

José Félix Oletta

Los doctores y ex ministros de salud José Félix Oletta y Carlos Walter, junto con la doctora Adelfa Betancourt, encabezaron la rueda de prensa en que también advirtieron sobre el aumento en los casos de difteria, presente en 17 entidades federales con más de 800 casos reportados en todo el país, y aumentan semanalmente, aseguraron los expertos.

La aparición de epidemias es una consecuencia del empobrecimiento, la escasez de alimentos, y las fallas en la cobertura de vacunaciones a nivel nacional, que deja a la población vulnerable al contagio y proliferación de estas enfermedades, explicó el ex ministro José Félix Oletta.

En el caso del sarampión, cuya última epidemia en Venezuela se vivió en 1994, y el último caso visto fue en 2002, fecha tras la cual fue erradicada del país hasta ahora. Los médicos afirmaron tener conocimiento de un caso de sarampión comprobado en el estado Bolívar, específicamente en el municipio Caroní, que data de aproximadamente tres semanas.

De acuerdo a los datos recabados por la AVS, y expuestos por la epidemióloga Adelfa Betancourt, desde entonces han sido comprobados otros siete casos de la enfermedad en distintas localidades de Caroní por la Organización Panamericana de la Salud (OPS). Además, existen 25 casos sospechosos que están por determinar.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) cataloga al sarampión como una enfermedad causada por un virus de la familia de los paramixovirus, cuyo modo de transmisión es a través del contacto directo y del aire, por lo que es de alta transmisibilidad.

Este virus infecta el sistema respiratorio y se extiende al resto del organismo, por lo que puede causar neumonías y demás complicaciones que requieren tratamientos con antibióticos. En niños menores de cinco años, la enfermedad puede ser letal y es una de las principales causas de muerte entre niños pequeños, reseña la OMS.

El sarampión cuenta con una vacuna segura y eficaz, creada en 1980, que redujo la mortalidad mundial por esta causa en un 79% entre 2000 y 2015.

Actualmente, la cobertura de vacunación a nivel nacional no alcanza los niveles óptimos para evitar la propagación de la enfermedad, y Bolívar no es la excepción. “Tenemos bajísima cobertura en el estado Bolívar. Además, la situación se complica por la alta movilización de población que entra y sale, y es muy difícil captar”, señaló Betancourt.

La experta indica que la acumulación de población susceptible –personas que no fueron vacunadas en operativos del ministerio de Salud por la baja cobertura– es la razón por la cual “volvimos a caer en epidemia”. Se calcula que entre un millón y millón y medio de personas son consideradas como susceptibles acumulados durante los últimos años.

La facilidad de transmisión del virus hace sonar la alarma de los conocedores en materia de salud, ya que de un caso pueden aparecer entre 15 y 20 casos nuevos. Para evitar que continúe el contagio, Betancourt afirma que se deben hacer vacunaciones de bloqueo lo más pronto posible, pero el Ministerio de Salud no ha reconocido la epidemia aún.

Runrunes

Te puede interesar

Compartir