Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Asalia Venegas: Malinches

Asalia Venegas: Malinches

Es conocido el papel que jugó la Malinche en el proceso de la conquista, y ha quedado para la historia la crítica o la condena por lo que hizo a su raza. La historiografía del siglo XIX latinoamericano guarda infinidad de referencias sobre pasajes de traición a los movimientos de emancipación en la región. Blancos, indios y pardos jugaron roles adversos a los principios para la ruptura del orden colonial, colocándose del lado del invasor.

Importantes procesos revolucionarios habidos en el mundo encierran capítulos de confrontación de ideas, de traiciones y desvaríos entre los grupos que los liderizaron. Venezuela, en los últimos dieciocho años, ha sido objeto de ataques perversos por distintas naciones con las que no ha habido fricciones y, de manera incomprensible, éstas se han sumado a una campaña absurda e inmoral contra nuestro país.

La geopolítica explica estos hechos y, sobre todo, la gran riqueza energética que encierra el país en momentos en que las grandes potencias, enfrascadas en la dilapidación de recursos y obsesionadas con hacer la guerra y devastar territorios en distintos continentes, ambicionan de nuestra patria, a la cual se quiere poner de rodillas.

El hegemón ha invertido una fortuna en financiar la desestabilización y respaldar a la oposición. Ésta no ha hecho el trabajo por lo cual la versión más acabada de los anglosajones, Donald Trump, agarra su varita mágica y levanta su dedo acusador contra esta nación amenazándola y haciendo cualquier amago para destruirnos. Hoy llegó la hora de los renegados, para nuestra vergüenza primero los de aquí: la MUD y sus corifeos.

Para ignominia del continente y de todos los que lucharon por la libertad y la independencia, México, Argentina, Brasil, Colombia y Perú, naciones todas afectadas hoy por distintos problemas, se han lanzado en una cruzada pro imperial contra la patria de Bolívar. Con eufemismos dicen “no a la invasión yanqui”, pero sí a que se derroque un gobierno legítimo y constitucional, etiquetado por seres inmorales (Temer y Santos) como “dictatorial”.

Te puede interesar

Compartir