Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Alfredo Salgado: Negociando el Plan de Fuga de La Banda Escarlata

Alfredo Salgado: Negociando el Plan de Fuga de La Banda Escarlata

Quienes en su momento proponíamos con vehemencia y convicción, la instalación de un gobierno LEGAL Y LEGÍTIMO en Venezuela, amparados en la Constitución Nacional, lo hacíamos sobre todo porque nos dábamos cuenta de que el entorno internacional era tremendamente favorable a las fuerzas democráticas del país y contrario al gang de Miraflores.

A pesar de que la MUD dejó guindados de la brocha a Trump, a Almagro, a Pastrana, a la UE, en fin, a todo el gentío que está hasta la coronilla de los lances de La Banda Escarlata, ellos sin embargo como que no le hicieron caso a ese desprecio, sino que han seguido insistiendo en las fuertes presiones en contra de la revolución doja dojita. Es decir, que si el entorno internacional antes de la elección de la anc, era favorable a la gente decente de Venezuela, hoy si no es más favorable, al menos sigue igual de firme a favor nuestro.

Siendo esto así, siendo que  nos llevan nariceados a unas negociaciones extrañas, al menos definamos a qué y para qué ir:

Creo que:

  • Lo único que hay que negociar es el plan de fuga de la banda Escarlata, teniendo como tenemos la fuerza política y moral que tenemos, que no la militar; además no sigamos contando con esos carajos de traje verde cuya talla les queda pequeña a la mayoría;
  • Siendo que hay realengos por ahí, fruto del robo a la nación, alrededor de 600 mil millones de dólares, siendo discretos, que si se reclaman y recuperan, asistiremos al fenómeno de la revaluación del bolívar, la caída de la inflación y por supuesto el apuntalamiento de las reservas internacionales, además del cierre de Dólar Today.

Qué se debe hacer:

  • Así como el gobierno exhibe a sus aliados internacionales sin el menor pudor, les envía ayuda humanitaria con el mayor descaro (¡Qué se joda Choroní!), la oposición venezolana, que es más que la MUD y a la que ahora se le suma Vente Venezuela, debe establecer abiertamente una estrategia de acción con los “apoyantes” internacionales que tenemos, comenzando con la Adminsitración Trump para entre otras cosas:
  • Identificar y reclamar la pelotota de dólares robados por la Banda Escarlata a lo largo de dieciocho años;
  • Concederles un plan de escape y que se queden con una parte botin (algo así como 150 millardos de dólares de los 600 millardos que sospecho), dándoles garantías de no perseguirlos durante diez años, pero que se vayan;
  • Definir con la banca anfitriona de esos fondos y a sus gobiernos, que parte importante de ese dinero permanecerá allí durante un tiempo prudencial, de modo de no generar un pánico financiero, y al menos 100 millardos de dólares sirvan para apuntalar las reservas internacionales de Venezuela, bajar la inflación, frenar la devaluación, y que sirvan como colateral para el financiamiento de largo plazo que necesitará la República de Venezuela.

Negociar algo distinto a lo que propongo, sería criminal; crimen que solo podría estar inspirado por la falta de visión estratégica o por la complicidad.

Esta comisión de alto nivel, que se entenderá con la comunidad internacional para reclamar y recuperar los capitales robados a la nación, debe estar compuesta por personalidades de la más alta solvencia profesional, política y ética. Se me ocurren de entrada Ricardo Hausmann, Lorenzo Mendoza y el venezolano rector del MIT, cuyo nombre vergonzosamente no recuerdo.

Para este ciudadano común y corriente, si esa gente vuelve a llegar en aviones prestados por gente descalificada, a las costas de Santo Domingo, a negociar desperdicios en lugar del lomito, sabiendo que el lomito son los fondos venezolanos realengos, estarían incurriendo en la más alta traición a las luchas ciudadanas y democráticas que han teñido de rojo las calles, avenidas, edificios, apartamentos, aldeas y cárceles del país.

¿Es extremo? Es posible, como extrema es la situación de los venezolanos.

¿Es posible? Con inteligencia, sentido histórico trascendente y bolas de torero, sí.

Te puede interesar

Compartir