Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Noticias > Circulan menos vehículos por la recesión económica

Circulan menos vehículos por la recesión económica

Transportistas reportan una disminución de 65% de su flota. Aunque ya comenzaron las clases el tráfico luce más fluido que años anteriores

El transporte público no solo le toma la temperatura a la ciudad, también le agarra el pulso a una economía cuyo mayor signo es el desabastecimiento por la recesión económica, una realidad que en Caracas ha dejado autopistas, avenidas y corredores viales más desahogados. Se trata de un escenario que se mantiene pese al retorno de las actividades académicas en la ciudad, donde algunos conductores se sorprenden por la ligereza del tránsito y el poco volumen de carros.

Zulma Bolívar, presidenta del Instituto Metropolitano de Urbanismo, explica que la escasez de repuestos y autopartes ha estrechado el parque automotor, un fenómeno que se ha hecho sentir en algunas zonas del Área Metropolitana donde reportan una disminución de las colas y de las horas pico, horarios en los cuales colapsan los medios de transportes. “Hay muchos vehículos parados por repuestos, cauchos, y  los costos de reparación son inalcanzables. Lo otro es que la gente no tiene cómo moverse y eso ha disminuido el volumen”, dice.

Pero ello no significa que haya mejorado el tiempo para desplazarse a través del transporte público. El gremio de transporte advierte sobre la paralización de 65% de su flota, 16.200  vehículos, lo cual ha provocado una disminución de puestos para movilizarse en Caracas y las ciudades dormitorios. Desde el Instituto Metropolitano de Urbanismo escurren un problema que se ha acentuado en las últimas semanas: el aumento del pasaje urbano, que ha golpeado el presupuesto familiar y que, a juicio de Zulma Bolívar, exige una nueva dinámica: la planificación de recorridos.

El ingeniero vial, Daniel Quintini, miembro de la academia de Ingeniería y Hábitat, asegura que no ha mejorado el tráfico pese a la veintena de soluciones viales construidas por el Ministerio de Transporte, obras que, paradójicamente, han sido desmontadas y clausuradas en zonas como Las Mercedes, que tenía salidas a la autopista Francisco Fajardo. En término de Quintini, la economía ha tenido un bajón y eso significa que hay menos necesidad de movilización. Agrega que en los 90, Venezuela duplicaba la cantidad de camiones que tenía Colombia, según un estudio que la extinta empresa Transplan hizo para la CAF. Hoy el país está por debajo de Bolivia, una de las naciones más deprimidas de la región.

“Un país es como un condominio, el condominio no genera riqueza sino los habitantes”, dice Quintini. José Marcano es testigo de ello. Dirige una empresa que transporta verduras desde los Andes hasta los mercados de Coche y Quinta Crespo y asegura que sus viajes han disminuido en más de 60%.

“No hay producción y tampoco hay quien pague por el producto.  Antes cambiábamos los camiones cada 100 mil kilómetros, ahora no conseguimos ni los cauchos”. Expertos advierten sobre el cierre de industrias y empresas en la ciudad, lo cual ha languidecido, hasta cierto punto, la vida urbana.

El Universal

Te puede interesar

Compartir