Inicio > Libido alta > Elisha Herbert y el negocio de ser bonita

Elisha Herbert y el negocio de ser bonita

 

Ser bonita siempre ha sido rentable, pero gracias al auge de la imagen ahora se puede ser bonita y además decente. Esta australiana es apenas una prueba de lo que decimos.

Por Redacción Nalgas y Libros

Antes, quienes nacían bonitas se dedicaban a aguardar su momento mientras aprendían a tejar o a cocinar. El momento era, claro, el día del compromiso con algún adinerado prospecto. Hoy las cosas han cambiando un poco.

Claro que sigue siendo negocio ser bonita, pero ya no es necesario venderse al mejor postor ni caer en la prostitución consentida que supone un matrimonio con un millonario aunque este sea guapo.

Hoy las chicas lindas le pueden sacar provecho a su belleza con apenas un celular en la mano o iniciando una carrera en el mundo del modelaje, sin necesidad de ofrecer sus servicios a nadie. Tal es el caso de Elisha Herbert.

Elisha es una modelo profesional australiana que es manejada por la prestigiosa agencia internacional IMG Models, y que para sorpresa de todos tiene una hermana gemela tan guapa como ella.

Con su adolescente belleza, esta oceánica viaja por el mundo mostrando su figura en diferentes escenarios que siempre dependen de la campaña que la contrate. Además, siempre está dando recomendaciones sobre cómo llevar una vida saludable, así que los motivos para seguirla son más.

Ah, y lo más asombroso es que solo tiene 19 años, aunque a esa edad seguramente la habrían casado con el hijo de un conde hace tres siglos, pero solo con mucha suerte, porque si la chica era pobre estaba condenada a ser la querida de algún militar al servicio de otro que conoce al hijo del conde. Mundo inmundo que hemos venido arreglando.

 

Te puede interesar

Compartir