Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Hugo Hernández Raffalli: La Venezuela decente y honesta

Hugo Hernández Raffalli: La Venezuela decente y honesta

Venezuela vive un acoso económico, comercial y, sobre todo, en materia financiera. Cada día habrá más trabas en cuanto al manejo de las ventas de los hidrocarburos que hace el país en los diferentes mercados.

Los trámites financieros para la recepción y pagos están siendo bloqueados por el sector financiero americano y hacen presión para incluir a los europeos.

Todo ello, ha obligado al gobierno nacional a buscar la utilización de otra moneda distinta a dólar, y utilizar yenes, rublos, rupias y euros.

La demanda de hidrocarburos de Venezuela va en crecimiento esto traerá consigo una nueva realidad en cuanto al manejo del petróleo respecto a la diversificación de los mercados, para dejar atrás el mercado tradicional de Estados Unidos.

Es inaplazable que la oposición y el gobierno, dialoguen y acuerden soluciones a la problemática nacional. Venezuela no es un Estado fallido y menos aún un Estado insolvente que amerite un corredor humanitario. Venezuela necesita que todos y cada uno de nosotros nos pongamos a trabajar con fundamento, con disciplina y con honestidad.

Desearía tratar otro tema de gran importancia para Venezuela: La extracción de petróleo ilegalmente. Por nuestras fronteras, tanto por tierra como por mar, salen de contrabando más de 100.000 barriles de petróleo, refinados en diferentes derivados, especialmente la gasolina. Son aproximadamente 66 litros de gasolina por un barril de petróleo. Cada barril de petróleo aproximadamente son 159 litros, cuyo valor actual (en el caso de Venezuela) cerca de los $45, salen 66 litros de gasolina, que la vendemos en Venezuela casi regalados. De manera que el daño patrimonial que se le causa diariamente a Venezuela, por el contrabando de extracción, es de aproximadamente $ 4.500.000, sin contar la venta de derivados, cuyo valor de transformación por refinación, almacenamiento y demás costos, representa una desviación de grandes proporciones.

Entonces, si es un desangramiento para Venezuela en crisis severa, cómo es que no se castiga a los responsables dentro de Pdvsa y las mafias que rodean este negocio.

Vimos recientemente lo que está sucediendo en el Zulia con los cargamentos de petróleo. Ese es un delito que debe ser castigado con todo el peso de ley. Así como esos casos tenemos delitos por asignaciones en contratos a dedos, influencias del alto gobierno en decisiones en Pdvsa para privilegiar a determinados “jalabolas” y amigos.

Considero que Nelson Martínez y su nuevo equipo, donde han reinsertado a gente con experiencia, que fueron sacados en el pasado, harán un adecentamiento de nuestra principal industria.

En el Occidente hay caras conocidas, que estuvieron anteriormente… Se necesitan personas con probada solvencia técnica, gerencial y probidad para reconducir el manejo de la industria en el occidente de Venezuela.

Hay retos inmediatos: Aumentar los volúmenes de producción en Occidente; es necesario implementar estrategias que conduzcan a la optimización de los recursos escasos para realizar el mantenimiento adecuado a la infraestructura que permita, en el corto plazo, aumentar la producción diferida, que no ha podido sacarse por falta de interés y de estrategias que conlleven a ello.

He insistido hasta la saciedad, que Pdvsa sola, bajo las actuales circunstancias de bloqueo injusto, debe buscar salidas a través del sector petrolero privado nacional, que sirva de puente para lograr financiamientos puntuales para proyectos estratégicos para la industria. Debe hacerse de manera transparente pero de manera ágil. Se trata de barriles que yacen en el subsuelo pero que no pueden sacarse por falta de recursos.

Eso representaría mayores ventas de hidrocarburos en los mercados internacionales. Hay que dar pasos adelantes, sin miedos, sin prisas pero sin pausas. Lo peor sería errar por inacción. Imperdonable.

Venezuela, es un país solvente. Ha pagado religiosamente todos sus compromisos internacionales. Los papeles emitidos por la República y Pdvsa siguen siendo atractivos para los diferentes inversionistas internacionales.

Exigimos como ciudadanos a los políticos los caminos de la Paz y el entendimiento para el beneficio de todos.

Combatamos la corrupción y el tráfico de influencias en Pdvsa. La tenemos que adecentar y ponerla al servicio de todos los venezolanos.

Te puede interesar

Compartir