Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Agustín Blanco Muñoz: ¡Más miseria electoral!

Agustín Blanco Muñoz: ¡Más miseria electoral!

Otra vez el mismo discurso, campaña, aturdimiento y engaño. Un sistema en plena acción para llamar de nuevo al pueblo, los de abajo, los anónimos, a que acompañen con su voto.

Ya dejaron atrás la Resistencia. Y es lapidaria la denuncia de los muchachos: ¡Esos políticos nos traicionaron! Cuando querían sacar a Maduro con la calle, nuestros escudos libertadores, tomas y barricadas eran buenos. ¡Pero al sentirse derrotados salieron corriendo los Ramos Allup, sin importarles los asesinados, lisiados o presos, para hacer creer ahora que con sus votos van a sacar la dictadura!

Para el Psuv lo central hoy es garantizar y profundizar la revolución, única vía para resolver los padecimientos del pueblo. Y para las oposiciones solo con un cambio se restablecería la democracia.

¿Pero dónde está el programa opuesto a lo existente? ¿Quedará atrás, al fin, el desmadre de los 40 años puntofijistas? ¿Se volverá a la falacia de que “con AD se vive mejor”?

Y para volver a vivir como antes será necesario ahora que la MUD gane cuanta elección se presente y deje de incursionar en la violencia. Se privilegiará la expresión democrática de la mayoría que gobierna para buscar soluciones pacíficas. Y si es así, ¿por qué ninguna voz de la MUD pidió que se dejara de convocar más marchas para más muertos entre abril y julio?

Pero además en la MUD falsean cuando dicen que ganarán las 23 gobernaciones y que a partir de ese triunfo vendrá la nueva lucha para sacar el Gobierno con sus votos democráticos, rebeldes y subversivos.

En nuestro medio, el voto tiene una historia de choque, engaño, fraude-trampa, artículo de y para las miserias políticas. Entonces, ¿a quien van a engañar con la tesis de lograr con ese elemento espacios para el ejercicio democrático cuando todos sabemos que solo se buscan cuotas de poder?

Y se sabe a plenitud que hasta hoy nuestra política es puerta abierta al saqueo del Estado. Y al lado del despojo que se procura está el que adelanta el Gobierno militar-represivo-civil que por ese y muchos otros motivos está obligado a no soltar el mando-poder.

El 15-O es oxigenar la dictadura que se dice querer derrotar. Vamos hacia una guerra y miserias mayores.

¡Sancho, por eso aquí el problema no es votar o no votar sino la inmundicia que define la tal democracia, la tal revolución y el voto legitimador que las apuntala!

Te puede interesar

Compartir