Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Jesús Alberto Castillo: La hazaña de “Piripiri”

Jesús Alberto Castillo: La hazaña de “Piripiri”

Muchos no lo conocen como Daniel Cova, su nombre de pila. A  él no le disgusta, más bien se siente ameno cuando lo llaman “Piripiri”, uno de los hombres de mayor confianza de Ramón Martínez en Cumaná. Pertenece a una escuela de dirigentes sociales formados en la cantera del MAS, donde aprendió que el debate de las ideas es fundamental para ejercer la acción política. En ese partido se formó por muchos años y, luego adoptó su independencia para agruparse en el movimiento “Amigos de Ramón”, donde ha cultivado el trabajo en equipo e incentivado a nuevas generaciones para luchar por una sociedad mejor.

En estos días me marcó mucho su intervención, durante una jornada de trabajo. Hablaba con el alma y con la voz quebrada. Las lágrimas se asomaban por sus ojos cuándo hacía referencia a los sinsabores de la praxis política. Así es “Piripiri, un indomable luchador que cree fervorosamente en la amistad y la fidelidad.  A propósito, se refería a los duros años que experimentó Ramón Martínez “El Guerrero” en el exilio. Muchos de los que trabajaron en su gobierno le dieron la espalda, se olvidaron de él. Con compungido acento, recordó que un día se fue al sector El Monumento de Cumaná y con su célebre perolito, un celular convencional, se comunicó con Martínez para mantener vivo su recuerdo en la mente de muchos de sus seguidores.

Fue así como inició una de las más grandes hazañas que haya planteado persona alguna. Con su perolito en mano se dio a la tarea de poner en contacto a cada uno de los “ramoncistas” de Cumaná y el resto del estado Sucre.  Junto a José Lastra, Ulises Pabán, Benigno Martínez,  Luis Caballeros, “Chúo Bodega”, Katiuska Gamardo, “Marimón”, “Tingo”, Wolfgang Otero y otros destacados dirigentes, se propusieron crear “Amigos con Ramón”. De esta manera se convirtieron en un importante estandarte de referencia no sólo de la figura de “El Guerrero”, sino de su añorada gestión para un nutrido grupo de dirigentes sociales.  Mientras “Piripiri” hablaba, dejaba al descubierto  su importante labor en reivindicar al “Guerrero”, víctima de persecución político por parte del oficialismo.  Expresó que quizás muchos no se imaginaron los duros comienzos de Ramón en el exilio, de cómo pasó hambre y aprendió a sobrevivir fuera de su terruño. Ahora era vilipendiado por propios y extraños de servir a los intereses del gobierno.

Las palabras de “Piripiri” me produjeron profunda reflexión. Pudo percatarme, una vez más, la importancia de la fidelidad en un proyecto político, cuando se cree en él.  De esa anécdota han pasado 2 semanas. Hoy he visto a un “Piripiri” muy animado, trabajando duro por la candidatura de Robert Alcalá para que sea el nuevo gobernador de Sucre. Trabaja sin descanso en la Parroquia Santa Inés con un calificado equipo, liderado por Katiuska Gamardo. Lo hace convencido de defender la democracia y acabar con la pesadilla que representa el gobierno de turno y todos sus gobernadores acólitos. Eso es lo que hace ser grande a Daniel Cova, uno de los tantos héroes que se han mantenido en el anonimato, pero que sueñan y luchan por un mejor país. ¡Muchos éxitos “Piripiri”!

¿La hueva de lisa a 5 mil bolos el kilo?

Mayor majadería la que puso Edwin Rojas, el candidato de Maduro, Diosdado y Tarek El Aissami, en el programa de “Vladimir a la 1”, cuando respondió que el kilo de hueva de lisa en Sucre estaba por los 5 mil bolívares a un poquito más. Es la permanente burla a la que nos tiene acostumbrado ese mandatario impuesto desde Caracas y no por votos. Los sucrenses debemos castigarlo con los votos el 15 de octubre para reivindicar el espíritu heroico del Gran Mariscal de Ayacucho.

Te puede interesar

Compartir