Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Néstor Francia / Análisis de Entorno: Escenario electoral (III) (04-10-2017)

Néstor Francia / Análisis de Entorno: Escenario electoral (III) (04-10-2017)

En esta tercera entrega de nuestra serie sobre las elecciones regionales y los factores que incidirán en sus resultados, le toca el turno a los medios de comunicación, lo cual no es tarea fácil, porque las tendencias e influencias de los medios varían en cada región, e inclusive y a veces en cada municipio de algunos estados. Recordemos que existen los medios regionales, que a menudo son más consumidos que los nacionales en ciertos municipios, sobre todo en lo que se refiere a impresos y radio, con mayor presencia de medios nacionales de televisión abierta, y medios de señal digital, de cable o satelital. Por otro lado, por supuesto, está el tema de los medios y redes digitales (mal llamadas sociales, en nuestra opinión, o acaso bien llamadas, según el bautismo interesado que le hicieron sus creadores y principales promotores, los agentes imperiales y de corporaciones transnacionales involucradas). Tampoco olvidemos la acción, generalmente más limitada en términos de cobertura, de los medios alternativos y comunitarios, casi todos de tendencia revolucionaria.

El tema es complejo, porque comprende criterios de cantidad y de calidad, así como notables diferencias entre medios nacionales y regionales. Sobre los principales medios impresos se puede decir que la tendencia es hacia cierto equilibrio. Tenemos uno completamente sesgado hacia la derecha, El Nacional, cuyo extremismo hace que su público firme sea más bien focalizado, aunque genera y difunde matrices para otros medios y para voceros políticos. Luego están otros, también abiertamente de derecha, pero de cobertura muy limitada, como 2001 y El Nuevo País (este último circula sobre todo en la región central). Está El Universal, que se ha convertido en neutral, tras su venta a factores que se dice están relativamente vinculados al Gobierno. Y Panorama, que es un diario regional del Zulia, pero con circulación importante en todo el occidente del país. Acaso el equilibrio termina de establecerlo Ultimas Noticias, un diario de gran tradición popular, que es con mucho el de mayor circulación nacional, que desde que fue vendido por los dueños de la cadena Capriles (sin relación directa con el Capriles opositor) se ha alineado con las políticas comunicacionales del Gobierno. También debemos mencionar el Correo del Orinoco, importante diario de la Revolución, así como Vea, de la misma tendencia.

Luego, es difícil para nosotros juzgar el papel que han jugado y jugarán los medios impresos regionales. La correlación política en cada región es diferente y es imposible hacer tabla rasa. El Gobierno ha desarrollado con acierto los periódicos cobijados por la franquicia política “ciudades”, medios enteramente alineados con la Revolución, que circulan gratuitamente con regular cobertura en importantes regiones del país (Caracas, Maracay, Valencia, Barquisimeto, Maturín, estado Portuguesa, estado Guárico, la populosa barriada mirandina de Petare, entre otras). También ha hecho hábiles movimientos en el tablero, como la compra, por factores que les son cercanos, del importante diario carabobeño Notitarde. Sin embargo, la oposición también tiene lo suyo, con muy relevantes diarios regionales que juegan a su favor, como El Carabobeño en Carabobo, El Siglo en Aragua, El Informador y El Impulso en Lara, La Nación en Táchira, La Verdad en Zulia, El Norte y El Tiempo en Anzoátegui, Correo del Caroní en Bolívar, El Sol en Nueva Esparta, Frontera en Mérida, El Diario de Los Andes en Trujillo y otros.

En cuanto a la televisión y a la radio, es aun más difícil establecer la correlación política-mediática al nivel de canales y estaciones regionales, aunque a vuelo de pájaro pareciera favorecer a la derecha. En el ámbito nacional, es verdad que el Gobierno tiene una amplia ventaja en cuanto a variedad de canales de TV, con VTV, Tves, Vive, TV Fanb, Conciencia TV, ANTV, Ávila TV, Corazón Llanero, PDVSA TV, Miraflores TV, todos accesibles al menos a través de TV de suscripción o TDA. Pero el único que compite real y relativamente con los privados, en cuanto a público televidente,  es VTV. En ese espectro dominan en audiencia dos grandes canales privados, que tienden hacia la derecha a pesar de ser definidos como canales de variedades: Venevisión y Televen. Por otro lado está Globovisión,  canal de noticias de penetración limitada, pero que genera matrices, también con tendencia hacia la derecha.

En cuanto a la TV por suscripción, en lo que respecta a canales internacionales es absolutamente dominante la mediática derechista antichavista, con muy pocas excepciones como Telesur y la rusa RT, por más que el Gobierno se ha esforzado en vigilar y establecer algunos límites, y en incluir canales de China y de Cuba, por ejemplo, en la Televisión Digital Abierta manejada por la telefónica estatal CANTV.

En radio hay algunas semejanzas con la situación de los impresos, aunque con un dominio más claro de la contrarrevolución, tanto nacional como regionalmente.

Con relación a las redes mediáticas digitales, la Revolución hace un gran esfuerzo por competir, pero sigue siendo un espectro que favorece sobre todo la propaganda y la movilización de la derecha.

Esta es, en nuestra opinión y de manera panorámica, la situación mediática interna en Venezuela, desde el punto de vista sobre todo cuantitativo. En resumen, ventaja para la derecha, pero con avances y crecimiento notable del campo revolucionario, en comparación con los inicios de la Revolución Bolivariana.

No hay duda, en medio de todo esto, que la contrarrevolución ha mostrado una buena capacidad para establecer y difundir matrices que le son favorables, lo cual va a jugar algún papel en las elecciones regionales, aunque no podemos saber hasta qué punto, porque la realidad no es solo mediática, aunque a veces así lo parezca. Acaso todo esto tiene que ver con un aspecto que no hemos tocado hoy: el de la calidad de los medios y de la comunicación. Pero esto quedará para otro Análisis.

Te puede interesar