Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Noticias > “Por qué no quiero tener sexo con el hombre que amo, mi marido”

“Por qué no quiero tener sexo con el hombre que amo, mi marido”

Stacey solo entendió realmente lo que le pasaba tras hablar con un médico. Para entonces estaba cerca de la treintena.

“Por qué no quiero tener sexo con el hombre que amo”: así vive su matrimonio una mujer asexual.

Se estima que entre un 1 y un 3% de la población es asexual. Eso significa que no siente ninguna atracción sexual por otras personas.

Durante años Stacey se sintió desconcertada porque no quería acostarse con nadie, ni siquiera con su marido.

“Durante mucho tiempo pensé que tenía algún problema físico o mental. Pensé que no era normal no tener deseo alguno por acostarme con alguien.

“Mis amigas hablaban sobre sus novios y sobre los famosos que deseaban, pero yo nunca pensé en alguien de esa manera, con deseo sexual.

“Cuando llegué a la veintena eso se volvió más evidente, pero no lo hablé con nadie porque pensé que iban a pensar que era una rara. Así que lo guardé en secreto.

“Pero la asexualidad tiene un espectro bastante grande, así que aunque a mi no me atraiga sexualmente una persona, sí puedo sentir una atracción romántica.

“Adoro totalmente a este hombre”

“Conocí al que ahora es mi marido con 19 años, cuando yo no sabía qué era eso de la asexualidad.

“Yo pensé que estaba un poco loca o atrasada en la curva de aprendizaje o algo así…

“Pensaba: ´adoro totalmente a este hombre y si me propone matrimonio le diré 100% que sí porque sé que quiero pasarme el resto de mi vida con él. Pero ¿por qué no quiero acostarme con él? Es una locura´.

“Mi marido y yo nos embarcamos juntos en una especie de viaje a lo desconocido.

“Él me dio mucho apoyo, nunca me pidió que hiciera nada con lo que no me sentía cómoda. Su actitud era ´estoy enamorado de ti y esperaré lo que haga falta, si es que sucede algún día´.

“Pero las normas sociales sugieren que tener relaciones sexuales e hijos es la manera en como progresan las relaciones y eso era todo lo que hacían mis amigos. Yo pensaba, ´hay esta expectativa de que yo me acueste con mi marido y tenga hijos´.

“Empecé a tener una pesadilla recurrente en la que mi marido me dejaba por alguien que era igual que yo pero que se acostaba con él, y llegué a un punto en el que mis propias ansiedades me hacían estar insoportable y decidí averiguar qué me pasaba para solucionarlo.

Para entonces tenía 27 o 28 años.

Mujer en la cama

Para la gente que tiene un impulso sexual típico es increíblemente difícil de entender la sexualidad.

“Y entonces cometí el grave error de buscar en Google razones médicas por las que una persona tiene una libido baja.

“Había muchas cosas pequeñas de fácil solución, como niveles hormonales raros, pero en lo que yo me fijé fue en un tumor cerebral.

Pensé: ´Dios mío, me estoy muriendo de un tumor cerebral´.

Pero cuando se lo consulté a la médica me dijo: ´Tranquila, probablemente solo sea que eres asexual´.

“Yo nunca había escuchado ese término antes.

“Es una orientación”

Las personas asexuales no experimentan atracción sexual hacia otras, describe Joseph De Lappe, investigador sobre la asexualidad de la Open University de Reino Unido.

La prevalencia de entre un 1 y un 3% de la población viene de un estudio científico británico realizado en los años 90, que concluyó que ese porcentaje de personas “tenían algún tipo de orientación asexual”, le dijo a la BBC.

Según De Lappe las personas asexuales pueden físicamente sentir excitaciónpero “la característica clave típica que tienen es que no son otras personas las que los excitan“.

Es como si fueran naturalmente célibes, sin escogerlo como una opción de vida.

El experto dice que no existe una razón por la que algunas personas son asexuales.

En los dos grandes estudios científicos recientes que analizaron la asexualidad, los investigadores estudiaron muchos factores para explicar la condición: psicológicos, hormonales, depresión, etc.

Al final, según De Lappe, la conclusión que es una orientación, de la misma manera que la homosexualidad o la heterosexualidad lo son.

Es increíblemente difícil de entender para la gente que tiene un impulso sexual típico“, dice De Lappe.

“Es un tema muy difícil que presenta muchos desafíos para la gente”, explica el experto, porque algunos asexuales, no todos, sí tienen expectativas románticas”.

Muchas personas asexuales sienten que desde la adolescencia no encajan en la sociedad, sienten que decepcionan a sus familias cuando rechazan formar relaciones y sufren cuando las personas de su entorno insisten en ayudarlos a ir a citas o a tener relaciones sexuales, según los testimonios de varias personas asexuales que se pusieron en contacto anónimamente con la BBC.

Hacemos “todo lo que hace una pareja menos las relaciones sexuales”, según le describió a la BBC un hombre asexual casado con otra persona asexual.

No quieres ir más allá de cenar juntos y darte unos besos“.

“No se te pasa por la cabeza querer hacerle cosas sexuales a otra persona”, describió.

“Nunca sentí eso que la mayoría de la gente describe como “estar caliente””

Cuando la doctora le sugirió a Stacey que visitara varias páginas web sobre la asexualidad, ella descubrió un mundo que le pareció “emocionante”.

“De repente es como si encontrara a mi gente.

Pareja en la cama

“Para mí cada vez que me acercaba a eso, mi cuerpo entero decía “no gracias, para eso ahora, no me interesa””, dice Stacey.

“Investigué un poco y empecé a sentirme mucho más cómoda conmigo misma. Hablé con mi marido y le dije ´esta categoría digamos que apaga las posibilidades para siempre´.

“Y él, me dio entender que ´más o menos ya lo había asumido así, que lo aceptaba´.

“El ha sido absolutamente genial, súper comprensivo. Me gusta pensar que es por mi personalidad arrolladora que él piensa ´tengo que quedarme con esta´.

“Yo nunca sentí eso que la mayoría de la gente describe como estar “caliente”, y si alguna vez sí siento algo que se le pueda parecer, es muy, muy pequeño, como algo que me pica y tengo que rascar.

“Para mi es un proceso muy biológico, no lo vivo como excitación, no sé si eso tiene sentido, y no quiero involucrar a otra persona en eso, ni siquiera a mi marido.

“Es algo así como ´aquí hay una sensación, la resuelvo´.

“Es como si me desvinculara de ella.

“Para mi es casi un consuelo”

“La asexualidad es un espectro y algunas personas asexuales, una vez que han establecido una relación con una persona, se sienten cómodas teniendo relaciones sexuales.

“Pero para mí, cada vez que me acercaba a eso, mi cuerpo entero decía ´no gracias, para eso ahora, no me interesa´.

“En cuanto a hijos, bueno, hay muchas maneras de tenerlos si los quisiera, no es algo que esté totalmente fuera de las posibilidades.

“Solo hace tres o cuatro años que soy consciente de lo que es la asexualidad, pero para mi es casi un consuelo: me ha ayudado mucho a entender quien soy, cómo me comporto y cómo funciona mi mente.

“Celebro ser asexual, me siento orgullosa y hablo del tema porque me gustaría que más gente lo entienda y no juzgue a las personas por no querer tener relaciones sexuales.

“Creo que si hubiera sabido a los 18 o 19 años lo que era la asexualidad mi salud mental habría sido mucho mejor durante la mayor parte de la veintena”.

BBC Mundo

Te puede interesar