Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Marco Tulio Arellano: La Constituyente debe blindar nuestras fronteras

Marco Tulio Arellano: La Constituyente debe blindar nuestras fronteras

“Nuestra Revolución viene de lejos; es la de Bolívar y es la de Zamora. Se había apagado, pero estaba avanzando por debajo de la tierra como esos ríos subterráneos que de repente salen de entre las rocas, de una montaña y cogen sabana”.

Hugo Rafael Chávez Frías (Palacio de Miraflores, 17 de enero de 2006)

En Venezuela avanzamos hacia un nuevo proceso constituyente por decisión del pueblo soberano que el pasado 30 de julio respaldó con 8 millones 89 mil 320 votos las elección de 545 diputados como representantes de todos los municipios del país y de los 23 estados y el Distrito Capital que conforman la República Bolivariana de Venezuela.

Los 545 diputados, incluida la representación de la población indígena, integran la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) máxima instancia del poder en Venezuela, con poderes plenipotenciarios, quienes avanzan en la discusión de nuevas leyes y en la ampliación y mejoramiento de la Constitución de 1999.

Paralelamente, como si fuera poco en nuestro sistema democrático, se desarrolla el proceso electoral número 23 para la elección de los gobernadores de los 23 estados del país, luego de efectuarse elecciones primarias por parte de la oposición para sus candidatos y presentar el Gobierno sus representantes, algunos que repiten junto a nuevas figuras para algunos estados de toda la geografía nacional.

Muy a pesar de este cuadro ejemplarizante, el imperio norteamericano y sus perros falderos en América Latina y Europa, se empeñan en crear la matriz de opinión con el calificativo de “dictador” para el Presidente Constitucional de Venezuela Nicolás Maduro, así como lo hicieron también antes con el Comandante Hugo Chávez.

Es propicio el momento para recordar a los diputados constituyentes que su labor es de gran trascendencia para el país y la proyección de sus decisiones se orienta hacia el futuro, cuando se revisa el marco legal y la infraestructura jurídica sobre la cual descansan las decisiones del Estado de derecho de la República Bolivariana de Venezuela.

Muchos son los aspectos legales, sociales, culturales y de trascendencia económica que se debaten en la ANC; la mayoría de ellos nacidos bajo la experiencia de estos 18 años de revolución y del propio seno de los poderes constituidos, como lo representan las leyes propuestas a la mesa por el propio Presidente de la República Nicolás Maduro, para su discusión y ampliación.

La retroalimentación que actualmente se ha instrumentado para el análisis de los diputados de la Constituyente, trata de interconectar la base soberana del pueblo venezolano en atención a sus problemas vitales y a la defensa del actual proceso revolucionario, el cual tan vilmente ha sido atacado por los enemigos foráneos y los propios venezolanos agrupados en los partidos de la oposición, representadospor la desprestigiada MUD.

Uno de los aspectos que por su singular importancia y trascendencia debería ser revisado con urgencia es el relacionado con las políticas de frontera y su vinculación estrecha con la soberanía nacional y la defensa de la Patria.

A raíz de los cambios geopolíticos ocurridos en América Latina y en el mundo, sobre todo después de la llegada al poder en Venezuela del Comandante Hugo Chávez, se han desatado los demonios y se ha observado el reaccionar de gobiernos de países vecinos, quienes de manera hipócrita han enfilado sus baterías contra la Patria de Bolívar.

En la mayoría de los casos, como lo observamos en un pasado reciente con el vecino país Colombia. Se han presentado situaciones inverosímiles y de carácter rastrero, sobre todo por el ímpetu y la conducta soberbia de líderes sumisos al imperio norteamericano como lo son Álvaro Uribe Vélez y el actual presidente Juan Manuel Santos.

Otro tanto ocurre en la frontera con Brasil y la Guyana Esequiba, quizá en menor escala por sus políticas discretas que caracterizan a sus gobiernos y a sus líderes, dentro del marco de profundas diferencias políticas que hoy existen y nos caracterizanen el concierto de las naciones del mundo.

Es ante este nuevo escenario que se hace indispensable y urgente que en la actual Asamblea Nacional Constituyente, se analice este aspecto tan vital para la seguridad del Estado y la protección de la soberanía nacional, por lo que geopolíticamente allí está implícito.

No está por demás importante que los diputados constituyentes refresquen con los altos organismos militares y de seguridad sus conocimientos, sobre todo donde existen excelentes expertos en la materia, para que así se paseen por casos conocidos como el “Plan Balboa”, “Plan Colombia” y los planes expansionistas de El Brasil, impulsados por los Estados Unidos

La Asamblea Nacional Constituyente es una magnífica oportunidad para que los diputados de los municipios fronterizos del occidente, del oriente y del sur venezolano se organicen en bloque y presenten un estudio, sobre la actual situación de las fronteras y se familiaricen con el tema a través de los expertos, que bastantes tenemos en las instituciones militares y en la Cancillería.

El caso colombiano es emblemático, sobre todo por los antecedentes y las situaciones frecuentes que se han presentado en la frontera, al crearse allí no sólo problemas recurrentes sino intenciones manifiestas y de mala fe, las cuales ya encierran un ataque directo contra los intereses políticos y económicos de nuestro país.

Un ejemplo de ello podría representar a menor escala, un estudio sobre las propiedades que se han registrado en los últimos años en las fronteras: ¿Quiénes han comprado propiedades, haciendas, fincas, fundos, terrenos y otros bienes inmobiliarios en la frontera?

¿Qué negocios se han establecido y con qué fines en los últimos años en las zonas fronterizas?, ¿Volúmenes y frecuencia del contrabando?, ¿Productos (alimentos, combustibles, gasolina diésel, etc.) y bienes más transitados por la frontera, la permisología y trámites, comportamiento de los órganos de seguridad, GNB, policía fronteriza, indicadores de migración, etc.?

En realidad son muchos los aspectos que se nos escapan sobre el amplio tema fronterizo, que no por algún descuido deben dejar de tratarse, así como los tratados limítrofes y en especial, los que están en discusión (Caso Guyana y los tratados violados reiteradamente por Colombia) por ser los más polémicos.

Desde nuestra óptica lanzamos un alerta para que no desaprovechemos esta oportunidad. Desde la Constituyente debemos asumir una decisión justa y sabia en defensa de la Patria.

Debemos blindar la Constitución Bolivariana en favor de la integridad y la soberanía del país y en especial, en todas nuestras fronteras, las cuales tienen sus límites sagrados bien definidos y además, requieren de una máxima atención y protección de todos los venezolanos, comenzando por los diputados de la Asamblea Nacional Constituyente.

¡Amanecerá y veremos!

Te puede interesar

Compartir