Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Noticias > Táchira: Venezolanos estamos pagando consecuencias del cierre de casas de cambio en San Antonio el 2015

Táchira: Venezolanos estamos pagando consecuencias del cierre de casas de cambio en San Antonio el 2015

Con los distintos inconvenientes y problemas que se han generado con el cese de actividades de las Casas de cambio colombianas, “los venezolanos estamos pagando las consecuencias del cierre de los operadores cambiarios fronterizos de San Antonio del Táchira, efectuado por decisión del Gobierno venezolano en el año 2015”.

Así lo señaló el exdirigente gremial de la región, José Rozo, al acotar que hoy la frontera, el Táchira y gran parte del país está sintiendo lo que se advirtió desde que fueron cerrados los operadores cambiarios fronterizos, figura especial creada en la década de los 90, a través de una disposición del BCV y regulada por la Superintendencia de Instituciones del sector Bancario.

En el año 2015, tras el cierre intempestivo de la frontera, las oficinas de los Operadores Cambiarios de San Antonio y Ureña fueron cerradas por el Gobierno, argumentando una serie de incumplimientos no establecidos en la normativa que regula la materia.

A partir de la clausura de los operadores cambiarios, agregó Rozo, caímos más en una inseguridad jurídica y en una inestabilidad económica y perdimos soberanía cambiaria; porque una operación se hacía de manera transparente, en beneficio de turistas, trabajadores, empresarios, viajeros, etc., y fue eliminada, dando pie para que esa actividad se acrecentara al otro lado de la frontera.

Desde entonces los venezolanos empezaron a depender, en 100 por ciento, de la manipulación del bolívar por parte de los cambistas colombianos. Hoy estamos sintiendo las consecuencias de esas medidas erráticas, además se puede notar que desde que se dio el cierre de los Operadores Cambiarios Fronterizos del estado Táchira, el bolívar se ha depreciado en más de 80 por ciento, dijo Rozo.

Sostuvo que el cierre de los operadores cambiarios venezolanos afectó tanto el valor de nuestra moneda como el poder adquisitivo de los ciudadanos, y ahora cuando se depende solo de Colombia para hacer la conversión monetaria, la situación se agravó, porque tras el cese temporal de actividades por parte de cambistas colombianos, ha surgido un mercado negro que ha depreciado aún más nuestro signo monetario, del cual se benefician los contrabandistas y los grandes traficantes de monedas.

“Ojalá que esto que estamos presenciando sirva de experiencia para que las autoridades venezolanas, el gobierno regional, la Superintendencia, el BCV, restituyan a los Operadores Cambiarios Fronterizos”.

Señaló que lo correcto es que los venezolanos cambien los bolívares dentro de su propio país, sin tener que ir a exponerse en otro territorio, donde otras personas hacen y deshacen lo que les da la gana con el bolívar. Rozo considera que la restitución de la figura de los Operadores Cambiarios Fronterizos del estado Táchira evitaría la fuga de papel moneda hacia Colombia, dinero que es llevado por los miles de personas que pasan diariamente a comprar al otro lado de la frontera.

La Nación del Táchira

Cierre de casas de cambio afecta bolívar en frontera

Consideran que la estabilidad económica y la seguridad cambiaria de Venezuela se ve vulnerada con esta nueva situación binacional.

Con el cierre técnico o paro de las casas de cambio del lado colombiano “se deprecia aún más el valor del bolívar respecto al peso, debido al surgimiento de un mercado ilegal como única opción de los habitantes de ambos países para realizar el canje de la moneda en la frontera”, señaló José Roso, expresidente de Fedecámaras Táchira.

Explicó que “desde hace cuatro años dejaron de trabajar los operadores de cambio especiales de frontera que funcionaban del lado venezolano y esta era la forma legal de pasar bolívares a pesos y viceversa, ahora se suma este cierre técnico del lado de Cúcuta en protesta a unas normativas establecidas por la Dirección de Impuestos Aduaneros Nacional (Dian) de ese país con la que los cambistas no se encuentran de acuerdo”.

El cierre de opciones legales para hacer cambio de moneda de ambos lados de la frontera “impulsa el mercado negro golpeando la estabilidad económica y seguridad cambiaria de Venezuela ya que no hay alternativas”.

Adicionalmente indicó que con “esta situación se imposibilita la compra de alimentos y medicinas que tenían como alternativa los tachirenses”.

Respecto a las casas de cambio venezolanas autorizadas para hacer operaciones en San Antonio del Táchira, aclaró el empresario que “solo trabajan con euros y dólares”.

El paro de los cambistas colombianos se desarrolla desde la semana pasada y se mantendrá durante 20 días, y de no llegar a un acuerdo, se extendería por un lapso aún no definido, abarcando otras regiones fronterizas del país.

El Universal

Te puede interesar

Compartir