Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Guillermo García N.: ¿Cómo eliminar la inflación y la devaluación?

Guillermo García N.: ¿Cómo eliminar la inflación y la devaluación?

Los niveles hiperinflacionarios en Venezuela y la locura del tipo de cambio paralelo están teniendo como resultado un empobrecimiento brutal de la población, reducción del poder de compra del salario,  pulverización del bolívar y desmejora de la calidad de vida de las mayorías a niveles nunca vistos en el país. A pesar que el Ejecutivo Nacional  ha decretado aumentos del  salario mínimo nominal en 11 ocasiones desde 2016, la hiperinflación, devaluación y el control de  cambio, convierten cualquier aumento en sal y agua. Debido a la hiperinflación que vive el país, los ajustes salariales nominales no representan ningún beneficio para el trabajador. Con estos niveles de  hiperinflación no hay ningún aumento salarial nominal que pueda proteger el poder de compra del salario. Esto ha llevado a que el bolívar se haya pulverizado y la hiperinflación hace estragos en la mayoría de los venezolanos.

Todo está dolarizado menos los sueldos. La gran tragedia que vivimos los venezolanos es que los costos y precios se encuentran fijados en dólares del mercado paralelo, mientras los ingresos y salarios están en bolívares devaluados sin ningún poder de compra por la hiperinflación. En consecuencia, para poder equilibrar la ecuación habría que dolarizar los salarios y para ello la implementación de un esquema de dolarización plena de la economía venezolana. Los venezolanos perdieron la confianza en el bolívar como moneda. Pregunten en la calle: ¿Quieres ganar tu sueldo en bolívares o en dólares?  Como señala mi amigo, el buen economista Willians Ruìz “ganar en bolívares, manipulables, susceptibles a devaluaciones de por vida, con pérdidas continuas y aceleradas de poder adquisitivo producto del financiamiento inflacionario o prefieres ganar en dólares poniendo a salvo tu dinero, ahorro, inversión, y pensión de la política monetaria expoliadora del BCV y el gobierno, eliminando para siempre la perversa y manipuladora estrategia de controles cambiarios y demás experimentos de política monetaria? O ¿quieres tener tu dinero en una moneda aceptada y reconocida en todo el mundo? La respuesta de los venezolanos en un 62%, ganar en dólares. (Encuesta consultora DatinCorp, 62% de los venezolanos apoyaría el cambio del  bolívar como moneda de curso legal al uso del dólar norteamericano).

La solución dolarizar plenamente.  La alternativa de la dolarización plena en Venezuela para lograr definitivamente un quiebre total de las expectativas de devaluaciones futuras del bolívar, eliminar la desconfianza y abatir la inflación a un dígito en el mediano plazo, mejorando la calidad de vida de los venezolanos

La dolarización acaba con la escasez y la inflación

Al establecerse un esquema de dolarización el riesgo devaluación desaparece, lo que alentará la inversión extranjera y nacional de largo plazo por la estabilidad  monetaria y baja inflación que se genera, y potenciará  fuertemente la  posibilidad de  inversiones agroindustriales, agrícolas y de manufactura de los países del Mercosur, América Latina, Estados Unidos y Europa. La apertura del mercado  ya sin el riesgo cambiario, incrementará sustancialmente la oferta de productos tanto manufacturados en Venezuela, como de exportaciones de otros países que les interesará vender en Venezuela sus productos aprovechando el arbitraje de precios relativos que resultará en la primera etapa de la implementación del esquema. Ese diferencial de precios inicial se irá cerrando rápidamente por efecto de mayor oferta y competencia de producción de las empresas  privadas venezolanas,  con altísima capacidad ociosa actualmente,  lo que augura un crecimiento inmediato de la producción una vez  se establezca el esquema, ya que el tema de importación de materias primas e insumos deja de ser un problema, sobre todo si se consolida un ambiente de baja inflación, y de confianza. La dolarización  no es la fórmula mágica para resolver los problemas económicos del país, pero logrará, a corto plazo, una estabilidad monetaria que incluye una reducción drástica de la inflación a nivel de un dígito, tasas de interés bajas, y de la incertidumbre para invertir. Se recuperará el ahorro y el patrimonio de los venezolanos, porque se elimina el riesgo de la devaluación,  se mejora la capacidad de compra real de los salarios al eliminar los riesgos de devaluación y alta inflación,  y el financiamiento crediticio mejora y reduce los riesgos de devaluación y de tasas de interés para la banca, y de las asimetrías de captación de recursos para la banca y el mercado de valores (corto vs. largo plazo)

En mi opinión, solo la dolarización  plena es la alternativa de menor impacto de costo social  y de ajuste económico, dando la  posibilidad cierta de mejora sustancial de la calidad de vida en el corto, mediano y largo plazo de la población,  cuando se compara con otros esquemas tradicionales ortodoxos de política económica y cambiaria que se han aplicado desde 1983. La dolarización  plena elimina  la inflación y devaluación.

Te puede interesar