Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Noticias > Humberto García Larralde: Con la economía ha Chocado y el sector transporte quebrado han quedado

Humberto García Larralde: Con la economía ha Chocado y el sector transporte quebrado han quedado

“Al derrumbarse un modelo económico y político basada estrictamente en la renta petrolera y resultar imposible mantener a la totalidad de la sociedad subsidiada con dólares baratos e importándolo casi todo, todas aquellas actividades que dependen exclusivamente de la supervivencia de dicho modelo tienen necesariamente que colapsar o transformarse, por eso si no se producen los cambios políticos que impliquen la corrección pertinente de las grandes y graves distorsiones económicas que actualmente padecemos, sufriremos una crisis que cada día alcanzará mayor profundidad”. Humberto García Larralde.

Para el presidente de la Academia de Ciencias Sociales y Económicas, profesor Humberto García Larralde nos encontramos con el peor diagnostico posible para la economía de un país que, hace muy pocos años disfrutó de la mayor bonanza económica de toda su historia republicana. Señaló el Dr. en Economía Humberto García Larralde “Venezuela padece una contracción económica brutal, estamos a las puertas de la hiperinflación, con un grave riesgo de incurrir en el default (cesación de pagos), absolutamente todos los sectores sociales padecen un empobrecimiento acelerado, lo cual seguramente incrementara la conflictividad política y social”

Pero lo peor que está ocurriendo precisa el destacado profesor universitario es que, el actual presidente esta atenazado por una camisa de hierro de profundos intereses económicos nacionales e internacionales vinculados a la camarilla burocrática (gansteril en algunos casos) que lo rodea y adicionalmente cegado por una visión política, una concepción atrasada y fracasada en todo el mundo que, le impiden desafortunadamente para la sufrida y gran mayoría de la población venezolana tomar, asumir los correctivos, medidas, acciones inteligentes que serían pertinentes y que, afortunadamente la gran mayoría de especialistas en el tema, dentro y fuera del gobierno están exigiendo”

Ya el modelo estatista, presidencialista, centralista, rentista había confrontado serios problemas en el pasado, la dependencia excesiva de los excedentes de la renta para garantizar el desarrollo económico nacional (sustitución de importaciones) y garantizar con los excedentes de ella la viabilidad de la institucionalidad democrática y la paz social se agotó, acota Humberto García Larralde en la década de los 60 durante el 2do gobierno de Rómulo Betancourt (AD), enfrentado a una contingencia política difícil de insurgencia militar de derecha y la de los sectores de izquierda en la lucha armada, ante las dificultades económicas que atravesaba en dichos momentos el país, decidió no solo la devaluación de la moneda (paso de 3:30 a 4:30 Bs por dólar) e incluso redujo los salarios de empleados públicos y trabajadores, es importante destacar la variabilidad permanente de los precios del petróleo y a pesar de ello logró superar dicha contingencia e incluso traspaso el gobierno a otro integrante de su partido Raúl Leoni al resolver eficientemente la crisis económica que enfrentó

Venezuela recibió, dijo, el presidente de la Academia de Ciencias Económicas Humberto García Larralde importantes, varias señales efectivas de la necesidad de revisar efectivamente la pertinencia de continuar dependiendo exclusivamente de los excedentes de la renta petrolera, de los inconvenientes que generaría no hacer lo necesario para estimular el crecimiento de la productividad nacional, de no impulsar una real sustentabilidad económica y lograr la estabilidad financiera del país y estimular, implementar  como en todos los países serios del mundo la economía social de mercado, la descentralización política, garantizar la iniciativa privada, promover una eficiente acción educativa para mejorar la formación, la calidad y eficiencia  de los sectores productivos y tecnológicos nacionales, de desarrollar la capacidad exportadora en aquellos rubros y áreas con ventajas competitivas en el país.

En el 1er gobierno de Carlos Andrés Pérez se generaron las primeras alertas importantes, refiere el profesor Humberto García Larralde cundo no se evitó inteligentemente el impacto que provocarían en la economía nacional los excedentes de ingreso extraordinario de divisas, producto del ascenso de los precios del petróleo en dicho periodo, con la creación de un fondo de reservas (ahorro) que posibilitara enfrentar la contingencia que produciría la disminución de dichos precios, como efectivamente ocurrió. Similar  evento, analiza el Dr. En economía Humberto García Larralde ocurrió durante el gobierno de Luis Herrera Campins y el famosos Viernes Negro cuando desaparece el dólar a 4:30 Bs.

La magnitud del empobrecimiento brutal de los venezolanos lo tenemos cuando consideramos que hoy un dólar que, se adquiere en el mercado real a 30 millones de Bs, (un $ equivale a 30.000 Bs según el mercado paralelo), pero sí le sumamos los tres ceros que, ya un no independiente Banco Central le quito a la moneda nacional tendríamos una magnitud real de la devaluación existente. Paralelamente, precisa el Profesor Humberto García Larralde el gobierno emite constante millonarias sumas de dinero electrónicamente (dinero inorgánico) al mercado, paradójicamente asfixiado por la carencia de dinero en efectivo (papel moneda en físico), que hacen predecir una inflación mayor al 1000% al finalizar el año 2017 y que nunca será compensada por los raquíticos y permanentes aumentos de sueldo que irresponsablemente anuncia el presidente Maduro. El remedio es hacer lo necesario para controlar la inflación, reducir el déficit fiscal, aumentar la productividad nacional, estabilizar el tipo de cambio y alcanzar los equilibrios macroeconómicos necesarios destaca el prestigioso economista venezolano.

Dicha exposición la efectuó el Profesos Humberto García Larralde durante un conversatorio realizado con la presencia de transportistas de Caracas y de los miembros del comando intergremial en la sede de la Federación Nacional del Transporte para reflexionar y discutir con ellos acerca del potencial colapso del sector transporte en el corto plazo y las posibles medidas que deban tomarse para evitarlo. Preciso José Luis Trocel en representación de la Federación Nacional del Transporte “Actualmente el 73% de las unidades de transporte público en todas sus modalidades (Troncales, periféricas, urbanas, interurbanas y nacionales) están en “Paro Técnico” y que estiman que en un lapso no mayor de 90 días alcance el 100%”, con el agravante según el directivo de la federación que las tarifas necesarias a cobrar para compensar tan brutal inflación y devaluación estarían cercanas al 1000% ( un dólar) de aumentos (indexación) y están conscientes que la gran mayoría de la población usuarios no estaría en capacidad de pagarlas.

Consideraron varios de los transportistas participantes en la necesidad de impulsar algún tipo de acciones que preserve no sólo sus fuentes de trabajo, sino que evite, lo que ya está ocurriendo en varios estados del interior del país que, ante la usencia de unidades de transporte público de pasajeros, los usuarios tienen que movilizarse en los distintos tipos de transporte disponibles (camiones de volteo, las famosas perreras, entre otros, en vehículos aún más destartalados que los existentes en el viejo parque automotor nacional (Venezuela tiene el parque automotor más viejo de América Latina) que, esté disponible y a los precios que quiera cobrar, para ellos no hay gaceta, ni tarifas que valgan.

Señaló el Ingeniero Simón Ballestero presidente del instituto de transporte de la Alcaldía Metropolitana que las cifras que ellos manejan en la actualidad es que quedan cerca de 12 mil unidades circulando, las cuales están en permanente deterioro, presentándose una disminución creciente de la calidad del servicio prestado en el área metropolitana “Es una flota obsoleta con capacidad de servicio agotada. Muchos vehículos están accidentados por falta de mantenimiento, escasez de repuestos que es muy grave, migración a otras regiones que tienen mejores tarifas y la paralización por no poder cubrir los costos operativos. Si no hay rentabilidad no se puede obtener un servicio de calidad” precisa el director de Inmetra.

No es muy positivo ni alentador los que debo exponerles, menciona el Profesor Humberto García Larralde en relación a alternativas viables para superar la inmensa catástrofe que implicaría para los venezolanos el colapso definitivo del transporte público de pasajeros, pero ya la industria automotriz venezolana, los sectores exportadores de repuestos y de la industria de la producción de partes y auto partes, repuestos, cauchos y baterías nacionales, los talleres mecánicos, la industria metalmecánica, todos sectores vinculados estrechamente a ustedes los transportistas, están lamentablemente en terapia intensiva.

Nada va a cambiar efectivamente si se mantiene la misma estructura de poder político y los mismos responsables en el área económica y del Banco Central de Venezuela en posiciones ejecutivas, concluye el profesor Humberto García Larralde pero, si puedo decirles responsablemente que Venezuela tiene salidas positivas en el corto plazo, hay alternativas viables de solución a una crisis tan pronunciada como la que estamos sufriendo, sí se producen, sí logramos los cambios gerenciales, técnicos, políticos que todos los venezolanos, sin excepción exigimos.

Nos corresponde mantener una actitud cívica y ciudadana responsable, aferrarnos más que nunca a la ética del trabajo, a nuestros valores y principios morales, de apego a la legalidad establecida en nuestra constitución vigente y debemos continuar trabajando por garantizar la adecuada calidad de vida para nosotros y para toda la familia venezolana. La era del petróleo y del uso exclusivo como combustible de sus derivados está posiblemente llegando a su fin, cambios tecnológicos importantes se están produciendo en el mundo derivando los automóviles hacia el uso de combustibles limpios, del uso de vehículos híbridos, hay importantes cambios en las políticas ecológicas y de conservación del ambiente que es necesario considerar, no significa esto que el petróleo y el gas dejen en el corto plazo de ser un importante motor para el desarrollo de Venezuela, sino que es necesario que nos preparemos oportunamente para los grandes desafíos que se están produciendo en el siglo XXI concluye el Economista Humberto García Larralde.

NP

Te puede interesar

Compartir