Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Humberto Marcano Rodríguez: Carúpano

Humberto Marcano Rodríguez: Carúpano

A mi amado hermano Juan José Marcano Rodríguez, quién  siempre ha sido nuestro guía y ductor, un faro en la noche os cura, que más  que hermano   demostró  ser un padre  para toda la familia.  Así mismo fue uno de los  profesores fundadores  del emblemático  Instituto Universitario “COLEGIO UNIVERTSITARIO CARÚPANO”. el único instituto universitario de Venezuela  donde  se dicta  la cátedra  de Construcción Naval, hoy convertido  en La Universidad Politécnica Territorial de Paria, “Luis Mariano Rivera”,  el maestro Juan  como es ampliamente conocido en Carúpano, goza de los beneficios  de una  bien merecida  jubilación  universitaria por  sus  largos  años  de servicio, al igual que  su dedicación a la conducción y formación de  deportistas en el oriente venezolano

La ciudad de Carúpano, situada en el Estado Sucre, sede capital  del Municipio Bermúdez, con formado por  las Parroquias Santa Catalina, Santa Rosa de Lima, Santa Teresa, San Martín de Porras y San José  de Aerocuar, está situada en la franja costera, al nor-este del estado Sucre, fundada el 23  de diciembre  del año 1.642, por  el Obispo  Fray Damián López de Aro, con una temperatura  que oscila  entre los 30 y 34 grados, Carúpano es  el  segundo  centro urbano del estado Sucre, después  de Cumaná, la capital, el origen del nombre de Carúpano viene de un vocablo indígena de los Urihimanes, Karú – Pana, junto a Carúpano al momento de su fundación ya existían los caseríos   de Carúpano arriba, Macarapana, Guayacán, Aerocuar y Caratacuar, en la medida  que  se fue extendiendo  estos caseríos  fueron anexados y para  el año 1.742 fue reconocido ya  como Parroquia  Eclesiástica.

En el crecimiento  y prosperidad de Carúpano jugaron y rol de primera importancia la llegada de numerosas familias francesas (Corsas), posteriormente alemanes, italianos españoles (Vascos  y canarios) holandeses y judíos,  las primeras familias  corsas que llegaron a Carúpano estaban diseminados antes  por las Islas del Caribe, pero al darse  cuenta  del potencial agrícola (café, cacao, naranjas y caña de azúcar) optaron por  trasladarse  a  este  entonces pueblo, los corsos  no solamente se radicaron en Carúpano se extendieron por Guiria, Yaguaraparo, Irapa, El Pilar y Río Caribe, introdujeron grandes  mejoras  en la agricultura, en especial  en el café, cacao, cañas, tabaco y naranjas entre otros rublos, de esta forma  al poco tiempo  Carúpano   se  fue convirtiendo en una ciudad exportadora de todos  estos productos  hacia  el exterior, con excepción de la caña de azúcar  que  se procesaba  en los trapiches  dando  nacimiento  a la industria  del ron y del papelón.

Es un hecho histórico  que la primera familia corsa  que  se  asentó en Carúpano fueron los Olleta, procedente de un pueblo de Córcega  del mismo nombre, luego tenemos  a los Prosperi, Benedetti, Balan, Morandi, Russián, Pavan, Pietri, Otaola (un hijo del Doctor Otaola, “Juan Otaola”, fue  el que planifico y construyó  el Puente del lago de Maracaibo), Padovani, Deffendini, Boschetti,   Gellinaut, Lucca, de los italianos  estaban  los Yibirín, Angrisano, Giuliani, Rogliani, Blassini y Limonchi; Bhetermi,  entre los  judíos  recordamos  a los Bendayan, Obadía, Tatá y Cohen;  entre los españoles los Echebarreneta, Echevarrieta, Larrazábal,  Arbeloa y Cerizola.  ¿Quién puede no acordarse del célebre estudio fotográfico del chino Suju, y recordarlo  con su amable  sonrisa y consejos  sobre el arte fotográfico; de los  alemanes, Newman, Hottenberg, Rogaski y Bredell, de los  holandeses  los Theron. Cuatro Consulados  europeos   funcionaban  para esa época en Carúpano.

La importancia de Carúpano se reflejaba  por  su gran comercio de  importación y exportación a través  de  su puerto,  y el vigor  emprendedor  de  todos  estos extranjeros  que hicieron de Carúpano  su segunda ciudad natal, asentándose  y fundando  grandes núcleos   familiares,  haciendo descollar esta ciudad por las obras emprendidas, de allí, que el primer teleférico  que  se instala  en Latinoamérica se construye en Carúpano, obra de una  empresa  alemana para transportar  el azufre desde las minas del Pilar al puerto,  al igual  que  el tranvía, después  de Caracas   es Carúpano la primera ciudad  en tener  ese  medio de transporte, al principio tirado por caballos y posteriormente  con electricidad al ponerse en funcionamiento una planta eléctrica,  se instala  el primer acueducto  del estado Sucre,  en Macarapana  que aún perdura, así  mismo se  construye  el hospital San Antonio, es importante  hacer mención  que todas estas obras  fueron posibles  gracias a la iniciativa privada, en cuanto  al hospital, para su época  fue un gran  y moderno  centro de salud, que constaba  con  atención  médica hospitalaria gratuita, con quirófano, maternidad, sala para niños y dos  salas de hospitalización para adultos  uno  para mujeres,  y la otra para hombres, un salón para tratamiento de  quemados, contaba también con  varias habitaciones  para privados y semi privados y una hermosa capilla  dedicada  a San Antonio de Padua, protector  del hospital, sin pasar por  alto  que  este  se mantenía sin ayuda  oficial a base de  donaciones  fijas de todos  estos grandes  emprendedores y de los comerciantes, también el primer muelle  que  se construyó, se hizo por iniciativa privada así  como la instalación y funcionamiento del primer  faro  que existió en las costas venezolanas. Y la traída del primer cable  submarino a Venezuela  desde Francia  del puerto De le Havre, quedando Carúpano de esa forma conectado a través  del telégrafo con toda Europa y los Estados Unidos  de América.  Hoy en día  donde  funcionaba  el cable  que  se conocía  como la casa del cable, funciona  la   Fundación Prosperi. Sin pasar por  alto  que  el primer muelle  fue también construido y mantenido  por iniciativa privada.

Por  el puerto de Carúpano no  solo se va a exportar café y cacao,  también azufre de las minas del Pilar, asfalto natural de Guanoco, sal, tabaco elaborado y en hojas  procesadas, aceite de coco, zapatos, camisas,  pantalones y alpargatas, estos tres últimos rublos  para las islas del Caribe, de igual manera  se recibe  como importación, telas de hilo de algodón y de  seda de  diferentes calidad, alimentos   como aceite de oliva, quesos, jamones, mantequilla, leche en polvo, aceitunas, alcaparras, harina de trigo, manteca  vegetal procesada,  carburo, querosén y jabones perfumados de baño, perfumes y cosméticos,  para todo este gran movimiento comercial va a contar   Carúpano  con varias  líneas de buques que hacían escala  fija  en ese puerto, tales  como la francesa “Gie Gle Trasatlantique”,  la holandesa, “Real Holandesa de Vapores”, la  alemana “Hamburgo – América Line”, la americana “Likes Line”,  y la costanera venezolana,  que posteriormente  se  convirtió en la C.A.V.N en sus dos versiones, la costanera  y la de ultramar, como ciudad abierta  así al mundo va Carúpano a convertirse  en  puerta  abierta a los perfumes  franceses y las modas de última  generación europea tanto masculina  como femenina, que hacen de Carúpano, puerta de entrada para toda Venezuela. Es Carúpano una de las primeras ciudades  de Venezuela en incorporarse  al tráfico  aéreo con los toques regulares  de las líneas Aeropostal y Taca y posteriormente  Avensa, tres vuelos  diarios se tenían hacía Maiquetía  con diferentes  escalas intermedias, lamentablemente  hoy no tiene  ninguno. Dos regulares  embarcaciones de madera  fueron construidas en el litoral de Carúpano dedicadas  al tráfico de carga y pasajeros entre este puerto y Porlamar en la Isla de Margarita llamadas Virgen del Valle y Virgen del Carmen

Desde  el punto de vista social, se destaca por la creación de  diferentes Clubes, tales  como: “Carúpano”,  “Unión”,  “Circle Francais”, “Centro de Amigos”,  un Teatro, que dio paso posteriormente  con los años  al célebre teatro Rex de los Angrisano, dos  salas de cine El Bermúdez y el Central de los Blassini y una Sala de Lectura  con una muy buena y  surtida biblioteca, un paseo llamado Boulevard Bermúdez, coronado en su comienzo  con una gran instalación que  servía de café ,restaurante, bar y heladería muy concurrido todas las tardes en especial los sábados y domingos,  popularmente llamado el Kiosco, un gran movimiento  cultural con la  presentación de obras teatrales, concursos  de poesía, dos periódicos circulaban  el Día y la Gaceta Comercial, cuna Carúpano de grandes periodistas y escritores, entre  ellos destaca Don Andrés Mata, con el tiempo fundador  del Diario El Universal, poeta y escritor que nos dejó una gran producción literaria  conocido internacionalmente,   así  como Embajador  de Venezuela en diferentes países  de Europa.

Desde el punto de vista comercial, se establecen en Carúpano fábricas: de pastas, de los Giuliani, de alpargatas de Ramón Lopenza, de hielo de Lucca, las  de aceite de coco,  de velas y de jabón de lavar,  de pantalones y camisas de los hermanos Machado, de ron entre ellas  El Florida de los hermanos Yáñez, el Carúpano y el Muco, grandes  fábricas de zapatos  para damas y caballeros  casi todos  para  exportación y para el resto del país, entre  estas destacaron por  su importancia, La Sandrea, Emilio Hatten, Rusela, Espinal y la de los Angrisanos, fábricas de tabacos, y una gran fábrica de talabartería que  surtía todo el oriente venezolano de   Nassin Tatá, La fábrica de gaseosas La Espartana de Alejandro Morguey, la primera planta embotelladora de la Coca Cola en el oriente venezolano se instalo en Carúpano, así mismo  los hermanos Milano establecen la primera línea  de transporte  terrestre urbano  con modernos  autobuses  para la época que hacían el recorrido  por  diferentes  sitios  de Carúpano.

Para deleite cultural de la población. Rosa Bhetermi funda el Ateneo de Carúpano  que ha perdurado a través  del tiempo y hoy ocupa un moderno local  donde  además de presentaciones teatrales y exposiciones pictóricas se dictan   cursos  de ballet, danzas contemporáneas, baile y  teatro, en el Ateneo es  donde actualmente  se exhiben los llamados “Negritos Cerizola”, estos negritos  son unas esculturas a tamaño natural de  dos niños  negros, mandadas a hacer por Don Octavio Cerizola  y las cuales  se exhibían en una ventana de  su casa,  sita en la avenida Independencia, a la muerte  de  Don Octavio  fueron guardadas, pero posteriormente  fueron recobradas por  el Ateneo y restauradas y ahora están allí y son parte  del  acervo  cultural de Carúpano, también debemos hacer mención que  el Carnaval de Carúpano célebre  en América fue creación de Humberto Angrisano y  quien presidio  durante muchos  años  su Junta Directiva y algo  que  quizás  luce totalmente  desconocido es  que  el Día de las Madres  en Venezuela fue  creación también de Humberto Angrisano y para  ello se  desconoce porque  eligió el segundo  domingo del mes  de mayo y nace  en la Iglesia  Santa Rosa de Lima, hoy convertida en Catedral Apostólica, tres  años  después  de  su nacimiento fue  definitivamente consagrada  su celebración en Venezuela por La Iglesia Católica, gracias a las gestiones  del entonces Obispo de Cumaná Crisanto Mata Cova.  Carúpano posee varias Iglesias Católicas y entre  ellas destacan La de Santa Catalina y Santa Rosa de Lima, hoy convertida  en la Santa Catedral, templo de una  gran belleza  arquitectónica, las torres  de esta Iglesia  fueron terminadas su construcción por un sacerdote vasco llamado Juan Ussón, quien se le veía trabajando junto a los obreros  desde la ocho de la mañana hasta las cuatro de la tarde de lunes  a sábado, también a él se  debe la construcción de la Casa Parroquial, el padre Juan Uson, muy anciano ya  falleció en Maracaibo, en la Parroquia de la Virgen Milagrosa en el populoso barrio Los Haticos. Un antiquísimo Templo Masónico.

Carúpano en los actuales momentos para los efectos educacionales  posee muchas  escuelas de primaria y secundarias tanto públicas  como privadas y varios  centros  de educación universitaria, tales  como el decano, La Universidad Politécnica Territorial de Paria, Luis Mariano Rivera), (Ex-Colegio Universitario Carúpano), un núcleo  de la Universidad de Oriente (UDO), Universidad de Mejoramiento Profesional de la Educación, un núcleo de la UNEFA y de la Universidad Bolivariana.

Lamentablemente y hay  que decirlo claramente o se  falta  a la verdad histórica, Carúpano  como ciudad, no es  que se ha detenido, es que ha retrocedido vertiginosamente, si bien es  cierto  que  se ha extendido y multiplicado poblacionalmente  hoy en día  es una ciudad extremadamente pobre, con barrios miserables, con un índice  de inseguridad desmesurado, un gran tráfico de   drogas (puente y consumo), desde  que  se establecieron Las  Alcaldías en Venezuela, ninguno de los Alcaldes que han sido electos  en Carúpano han querido entender  que  son servidores  del pueblo, que no son reyezuelos, sino el conserje  de la ciudad, el servidor  de la comunidad,  es que  todos  sin excepción se han dedicado  hacer politiquería  de partidos y populismo barato, de allí la total inseguridad y los pésimos  servicios públicos y la  falta de un verdadero y planificado ornato poblacional, Carúpano hoy en día  luce totalmente  sucia y descuidada,  quizás  hace falta  que  los hijos  de esta ciudad  se organicen en un gran movimiento cívico no partidista a los fines  del beneficio  que  se merece  la ciudad esta ciudad tratando de recobrar su pasado histórico, cultural y de progreso. La historia de los pueblos en el mundo es  que nacen para progresar, Carúpano nació progresando, pero está en franco  retroceso, se está muriendo, a través  de  estas líneas  hemos visto como  esa pléyade  de familias  europeas no se  dedicaron  a enriquecerse solamente, tuvieron mente progresista y de  querencia que parece es lo que falta en estos momentos.

Te puede interesar