Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Néstor Francia / Análisis de Entorno: Victoria magnifica (16-10-2017)

Néstor Francia / Análisis de Entorno: Victoria magnifica (16-10-2017)

En cualquier circunstancia, la victoria chavista de ayer podría calificarse como muy buena. En la situación de hoy, hay que definirla como magnífica, admirable. Nosotros confesamos que no imaginamos que pudiera ser de esa dimensión, una vez más el pueblo nos da una lección.

Ahora bien, sin querer pecar de aguafiestas, recordemos cosas que escribimos en el Análisis del pasado viernes: “… tampoco el chavismo debería interpretar erróneamente un posible escenario de victoria. Si se alzase con la mayoría de las gobernaciones, será en buena parte debido a los desatinos de la derecha, que los trae a estos comicios divididos y con la moral baja. Mas los graves problemas del país, que podrían servir de justificación a nuevas conspiraciones, siguen allí… Si acaso ganamos, no es para que salgamos únicamente a dar brincos de alegría. Sería más que todo un gran compromiso con un pueblo que nos habría dado una nueva muestra de confianza, pero, como hemos dicho, tanto va el cántaro al agua…”.

Tomar el toro por los cachos y enfrentar con eficiencia los problemas es un deber moral que el Gobierno Bolivariano asume hoy con el pueblo, y para ello necesitará la ayuda de todos, incluida, en lugar destacado, la Asamblea Nacional Constituyente.

La reacción de la derecha estaba claramente prevista, ellos mismos se encargaron de exponer diáfanamente sus planes. Esto también los asomamos en el Análisis arriba mencionado: “… la derecha está preparando sus baterías para el caso de que pierda y ya anuncia, de diversas maneras, el desconocimiento de un resultado tal. Por cierto que el amo le sigue la corriente y se involucra en el “Plan B”: ‘Estados

Unidos está preocupado por una serie de acciones del Consejo Nacional Electoral de Venezuela que ponen en cuestión la legitimidad del proceso electoral’, afirmó la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, y además: ‘Pedimos al Gobierno venezolano que celebre elecciones libres y justas. Sabemos, con gran preocupación, que no permitirá observadores electorales internacionales independientes y le pedimos que permita a observadores nacionales independientes vigilar completamente las elecciones y el recuento de sus resultados’”.

La perspectiva es que el enemigo redoble la presión internacional, aunque ahora la tendrá más difícil, sobre todo porque en lo inmediato la derecha del patio no parece tener las herramientas para generar un conflicto callejero contra el “fraude” que seguirá denunciando. Sin gente en la calle, es poco lo que la derecha internacional puede hacer, más allá de seguir tendiendo la alfombra de las matrices a la espera de mejores tiempos para sus pupilos. No obstante, el plan de desconocimiento seguirá adelante, tal como lo avizora uno de los principales voceros mediáticos de la oposición venezolana, Luis Vicente León: “La posibilidad de reconocimiento de resultados por parte de la MUD, de la comunidad internacional y del venezolano común es muy baja”.

Uno que está claro en cuanto a lo que se viene es el intelectual argentino Carlos Aznárez: “Esto  no es un milagro, sino que es la mejor demostración de conciencia cívica e ideología revolucionaria que posee el pueblo de Chávez y de Maduro… Derrotada nuevamente en el ámbito local, ahora a la oposición sólo le queda recostarse en la agresión internacional que se seguirá gestando, sin duda, con Estados Unidos como ariete fundamental… A festejar entonces, en Venezuela y en la Patria Grande, pero a no bajar la guardia ni un tantito así, como diría el Che. Ya que el enemigo que se enfrenta es el mismo del que ya nos advirtieran Martí, Bolívar, Fidel y Chávez”.

Nosotros coincidimos previamente con Aznárez en el mismo Análisis ya citado: “Seguiremos viviendo la feroz lucha por el poder que se libra en Venezuela y en el mundo, así que disfrutemos hasta donde podamos la paz coyuntural que hemos alcanzado después de electa la Constituyente, sin creer que esto está listo, que hemos arribado al país de Jauja y nos espera un Edén de pacíficas andanzas. No importa cuál sea el resultado del 15-O, los ejércitos enfrentados han de alistarse para nuevas batallas, en circunstancias que aun no conocemos”.

No todo, en el resultado de ayer, es para celebrar. Una vez más coincidimos con Aznárez. El señaló, en su artículo de Barómetro Internacional escrito inmediatamente después de la magnífica victoria: “En esta ocasión, no es de extrañar que el Imperio trate de aprovechar la victoria de la oposición en los estados fronterizos, como Zulia, Táchira y Mérida, para imaginar allí una base de aterrizaje intervencionista”. Y nosotros, en el mismo Análisis del viernes 13: “Si la oposición gana, por ejemplo, en los estados fronterizos con Colombia, como Apure, Táchira y Zulia (y también, más aislado, Amazonas), aunque perdiera todo lo demás se constituiría en una amenaza aun peor de lo que es ahora, y el papel de Colombia como aliado del Imperio contra Venezuela cobraría nueva dimensión”.

Pues bien, la oposición se alzó con el triunfo en Zulia, Táchira y Mérida, conformando un espeso muro fronterizo con Colombia, pues Zulia y Táchira dominan esa frontera occidental, y Mérida colinda con ambos estados. Se trata de un bloque peligrosísimo para nosotros. En ese sentido, el Presidente expresó anoche, después de la victoria, que no permitirá gobernadores guarimberos, así que la cosa puede ponerse candela de nuevo en un futuro no necesariamente lejano.

Por otro lado, la Revolución también ha conformado su propia fortaleza geopolítica interna en el importante frente centro-occidental, con dominio en Miranda, Carabobo, Lara, Aragua, Falcón, Vargas, Yaracuy prolongándose al bloque llanero colindante con ese frente, conformado por Guárico, Barinas, Portuguesa, Apure, Cojedes, y Trujillo en los Andes. Y si se triunfara definitivamente en Bolívar, fronterizo con Guárico y Apure hacia occidente, y Monagas y Delta Amacuro por oriente, tendríamos un poderoso dique de contención a nuestro favor.

Habría que analizar otros aspectos importantísimos de lo ocurrido ayer, y reacciones y noticias que aún están por aparecer, pero dejémoslo hasta aquí por el día de hoy.

Te puede interesar

Loading...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »