Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > José Ignacio Moreno León: El reto de superar el rentismo

José Ignacio Moreno León: El reto de superar el rentismo

Frente a este panorama de cambios en la oferta y consumo de energía a nivel global, es oportuno recordar que estuvo muy acertado el jeque Ahmed Zaqui Yamani
–ministro de Petróleo de Arabia Saudita desde 1962 hasta 1986– cuando hace más de tres décadas lanzó su profética afirmación señalando que la Edad de Piedra pasó a la historia sin que se agotaran las piedras y que igualmente la era del petróleo se agotará sin que se acabe el petróleo. Y más recientemente la Opep y otras instituciones vinculadas al tema energético han pronosticado que el petróleo dejará de ser en las próximas dos o tres décadas la fuente energética más importante.

No hay duda de que esas realidades globales van a afectar severamente el modelo rentista petrolero que por décadas ha determinado la evolución del desarrollo en Venezuela. Pero el agotamiento de ese modelo está determinado igualmente por las secuelas que el mismo ha generado y que se manifiestan en el estatismo, la perversión populista y clientelar y la crisis de valores y principios éticos que actúan como pesada rémora que frena el desarrollo y que, en la actualidad, se manifiesta en la grave crisis económica, política y social que impera en el país.

Para superar esa dramática realidad nacional y romper con el rentismo petrolero y la cultura rentista se impone –además de rescatar a Pdvsa para asegurarle una gestión transparente y eficiente– promover un gran consenso nacional para impulsar un nuevo modelo de desarrollo basado en una economía diversificada, con una estrategia de eficiencia productiva, crecimiento compartido y equidad social, en un entorno de libertad y activa participación democrática y trasparencia en la gestión pública. Para impulsar ese cambio necesario e impostergable, la dimensión cultural, científica y tecnológica debe ser igualmente un tema de consenso que demande un cambio profundo del sistema educativo y de ciencia y tecnología con el compromiso de toda la colectividad nacional para darle un sentido integral a dicho proceso, impulsando la pedagogía de valores, el fortalecimiento de la cultura cívica, el emprendimiento, la productividad y el sentido de excelencia en el trabajo, como valores fundamentales para erradicar el paternalismo estatal y el populismo clientelar.

Te puede interesar

Compartir