Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Julio Escalona: ANC, Isaías y Pdvsa

Julio Escalona: ANC, Isaías y Pdvsa

La ANC ha cumplido y cumple un importante papel. Siempre hay y habrá críticas y yo las tengo. Para que no haya críticas es necesario no actuar y la ANC ha actuado y está construyendo historia.

Cualquiera que piense con angustia venezolana y latinocaribeña, como Isaías, tendría críticas y reconocimientos. Lo conozco hace casi 40 años y lo menos que ha sido es traidor o tonto útil. “Resteao” sí, con lo que dice y con lo que hace. Por eso fue clave en abril de 2002. Su integridad y consecuencia no están en discusión.

Pdvsa, es decir, el petróleo, durante el último siglo, sigue siendo la clave de la sociedad venezolana, incluso, en la formación de nuestra cultura y en episodios decisivos de nuestra historia. La corrupción ha estado ligada al desenvolvimiento de la industria petrolera como negocio transnacional. La corrupción ha sido parte de ese negocio. Se fue estructurando simultáneamente con la llamada siembra del petróleo y se formalizó con la creación de la CVF, por Rómulo Betancourt, en 1946. Significó una masiva transferencia de renta petrolera desde el Estado hacia el capital privado, representado por grandes familias de Venezuela, las que, con la complicidad de altos y medianos funcionarios públicos. Se convirtieron en multimillonarios a escala internacional. Los comerciantes y banqueros, las clases que siguen dominando a la sociedad venezolana, afirmaron su hegemonía, económica y cultural. Hoy son fundamentales en la guerra de precios y otros actos criminales contra el pueblo.

La corrupción no es solo un problema ético. Es un mecanismo económico de transferencia de capital público al capital privado, vía transferencia de renta petrolera fundada en la siembra del petróleo, plena de complicidades.

He denunciado cómo desde los barcos donde llegan alimentos y productos en proceso, el 92% se entrega a canales privados y ahí, presumiblemente, se organizan el bachaqueo corporativo y otros delitos. ¿Habrá ocurrido lo mismo con las 30.000 TM de harina de soya que acaban de llegar por Puerto Cabello? Parece que fueron entregadas a 10 Bs/$. ¿A qué precio estarán circulando? ¿A quién se entregó esa importación? ¿Los órganos competentes no deberían hacerle seguimiento? ¿Estará en la guerra de precios? Sr. Fiscal, querido hermano, parece que Ud. tiene la palabra.

Te puede interesar

Compartir