Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Noticias > Las inciertas consecuencias del atentado en Nueva York

Las inciertas consecuencias del atentado en Nueva York

El ataque se registró muy cerca de una escuela en donde los niños estaban conviviendo en el día de Halloween.

Las inciertas consecuencias del atentado en Nueva York, el primero de su tipo en Estados Unidos desde que Trump es presidente

Cuando Nueva York celebraba Halloween este martes, ocurrió algo que muchos aquí temían de veras: una ataque con una camioneta en una zona concurrida de la ciudad.

Dejó ocho muertos, cinco de ellos argentinos, y 11 heridos. Se trató, según autoridades, de un “acto terrorista”, el más mortífero Manhattan desde el 11 de septiembre de 2001.

El atacante, de 29 años, fue identificado por medios locales como Sayfullo Saipov, un inmigrante que llegó a Estados Unidos en 2010, y está internado en un hospital en estado crítico después que la policía le disparó en el abdomen.

También se reportó que una nota hallada en la camioneta hacía referencia a Estado Islámico (EI), un grupo extremista que sin embargo el martes no había reivindicado el ataque ni aparece vinculado al mismo en la evidencia que se conoce hasta ahora.

El método empleado por el atacante es conocido, por haber sido empleado en otros atropellos múltiples en ciudades de Europa reivindicados por EI recientemente.

Sayfullo Saipov

Sayfullo Saipov fue señalado como el hombre del ataque deliberado contra los peatones y ciclistas en el suroeste de Manhattan.

Pero menos conocidas aun son las consecuencias en seguridad y política que tendrá este ataque en Estados Unidos, el primero de este tipo bajo la presidencia de Donald Trump, justo en la ciudad de la cual es oriundo.

Seguridad

La matanza ocurrió a media tarde del martes en el suroeste de Manhattan, en una ciclovía próxima al río Hudson, una zona que suelen visitar tanto neoyorquinos como turistas.

Entre las víctimas hay cinco ciudadanos de Argentina y uno de Bélgica, según informaron los gobiernos de esos países.

“Déjenme ser bien claro: basados en la información que tenemos en este momento, esto fue un acto de terrorismo, un particularmente cobarde acto de terrorismo”, dijo el alcalde de Nueva York, Bill de Blassio, en conferencia de prensa.

También indicó que la acción buscó quebrar el “espíritu” de los neoyorquinos, pero sostuvo que la ciudad ya ha demostrado su entereza cuando fue puesta a prueba en el pasado.

De hecho, después que extremistas islámicos estrellaran aviones secuestrados contra las Torres Gemelas en septiembre de 2001, Nueva York tomó innumerables medidas para contener los atentados.

 “Tenemos la mejor seguridad en el globo”, insistió el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, tras el ataque de este martes.líneaMapa donde ocurrió el ataque de Nueva York.

Paso a paso del ataque en NY

  • 1. Una camioneta de alquiler entró a la ciclovía paralela al río Hudson, en Manhattan. Atropelló a varios peatones y ciclistas.
  • 2. En la esquina de la calle Chambers chocó contra un autobús escolar. Dos adultos y dos niños resultaron heridos.
  • 3. El atacante, de 29 años, salió del vehículo con dos armas, una en cada mano. Un policía de uniforme le disparó en la zona abdominal.
  • 4. Las autoridades confirmaron ocho muertos.

Pero el atropello mortal de este martes demostró que ninguna de esas medidas puede ser suficiente.

“La verdad es que muchas veces no hay mucho que puedas hacer si alguien alquila un camión y embiste con él a un grupo de personas: es baja tecnología y eficaz”, dice Thomas Joscelyn, miembro de la Fundación para la Defensa de las Democracias, que rastrea a grupos yihadistas como EI.

“Puede ser que las autoridades busquen poner más barreras alrededor de ciertos lugares ahora, como hemos visto en Londres y otras partes, pero eso está por verse”, agrega en diálogo con BBC Mundo.

La camioneta usada en el ataque

El atacante utilizó una camioneta pick-up de alquiler para realizar el atentado, un método usado en múltiples ataques en Europa.

En Nueva York, se anunció un operativo especial de seguridad tras el ataque, que incluye el despliegue de policías a lo largo de la ciudad y vigilancia reforzada en ciertos puntos.

Sin embargo, cómo evitar ataques de este tipo es una pregunta aun abierta para las autoridades.

“Desafortunadamente, esta es la nueva normalidad”, señala Howard Safir, un ex comisionado de policía de Nueva York.

“En una gran ciudad, como saben en Londres, no pueden colocar bolados y protección en cada calle y cada edificio”, explica Safir a la BBC.

Política

También está la incertidumbre de cómo reaccionará a este ataque Trump, quien asumió el poder en enero prometiendo más seguridad y mano dura contra el extremismo islámico.

Un policía de Nueva York

Los analistas consideran que poco se puede hacer para predecir un ataque de estas características.

“El presidente creo que sentirá que precisa hacer algo decisivo para mostrar que está a cargo”, dice Robert Turner, un experto en seguridad nacional que en el pasado trabajó en la Casa Blanca como asesor en temas de inteligencia.

“Espero que escuche a la gente capaz que lo rodea”, agrega. “Si el presidente decide actuar por cuenta propia me preocuparía, no por nada particular sobre él, sino porque carece de experiencia en esta área (pero) tiene mucho poder”.

Una mujer recibe atención médica

Una decena de heridos fue trasladada a hospitales luego del ataque, el más grave en Manhattan desde los ataques del 11 de septiembre de 2001.

Trump usó su cuenta en Twitter el martes por la tarde para indicar inicialmente que “en Nueva York, parece que hubo otro ataque por una persona muy enferma y trastornada”.

Luego se convirtió en la primera autoridad que aludió explícitamente a EI tras el ataque en Manhattan.

“No debemos permitir que Estado Islámico regrese, o entre, a nuestro país después de derrotarlos en Medio Oriente y otros lugares. ¡Suficiente!”, tuiteó.

“Acabo de ordenar que Seguridad Interior intensifique nuestro Programa de Escrutinio Extremo. Ser políticamente correcto está bien, ¡pero no para esto!”, escribió.

Trump ha reclamado desde antes un control más fuerte de los inmigrantes y mantiene un pulso con la justicia para aplicar su polémico veto de entrada a EE.UU. para ciudadanos de determinados países de mayoría musulmana.

El presidente dice que el objetivo de esa prohibición es mejorar la seguridad, pero hay jueces que la consideran discriminatoria.

Policías en Greenwich St. y Murray St

Decenas de policías fueron desplegados tras el ataque en puntos de alta concentración de personas en Nueva York.

Los hechos de este martes y el último tuit del día de Trump podrían agitar esta polémica.

Sin embargo, según medios estadounidenses, el atacante Saipov llegó a EE.UU. en 2010 proveniente de Uzbekistán, un país que no figuraba prohibiciones de Trump.

Además, contaba con residencia permanente en Estados Unidos.

Niños y adultos pasan por los cordones policiales

Qué medidas tomará el presidente Donald Trump para evitar actos extremistas es la pregunta en el aire.

Turner, que actualmente es director asociado del centro de derecho de seguridad nacional en la Universidad de Virginia, advierte que tras el ataque en Nueva York se debe mejorar la inteligencia pero evitar el riesgo de “sacrificar la declaración de derechos en el altar de la guerra contra el terrorismo”.

“Si estos ataques continúan, y estoy seguro de que lo harán”, dice el experto a BBC Mundo, “necesitamos asegurar que no respondamos de una forma estúpida”.

BBC Mundo

Te puede interesar

Compartir