Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Earle Herrera: El literal F de Ramos Allup

Earle Herrera: El literal F de Ramos Allup

El equivalente de la ponchera en la que Poncio Pilatos se lavó las manos es el literal F del artículo 32 de los estatutos. Henry Ramos Allup lo blandió como una espada la incómoda noche en que anunció la abstención de su partido en las municipales. Con esa decisión se contradecía a sí mismo, pues había asegurado en un canal que AD participaría en todas las elecciones previstas en el calendario electoral. Pero una cosa piensa el secretario general y otra el que mece la cuna, allá en el norte.

El literal F sirve para que el jefe del partido no se vea en el trance dictatorial de tener que expulsar a nadie. El militante se expulsa a sí mismo, o como dice Ramos, se autoexcluye. Esto de la autopurga no se le hubiera ocurrido a Stalin, hombre ajeno a esas exquisiteces y fintas. En la AD postmo que enfluxó a Juanbimba y envainó a Carlos Andrés Pérez, la expulsión es un acto voluntario, como un “autosuicidio”, no importa que el partido le guiñe el ojo a la víctima.

Antes de que las organizaciones de la MUD anunciaran su abstención, ya lo había hecho y ordenado el Departamento de Estado por boca de su muñeco de ventrílocuo: Luis Almagro. De nada valió el mea culpa de Juan Manuel Santos, al reconocer el fracaso del Grupo de Lima, EEUU y la Unión Europea con respecto a Venezuela. Culparon de ese fracaso, cómo no, a los cuatro gobernadores adecos que se juramentaron ante la Asamblea Nacional Constituyente, paradójicamente, los únicos que ganaron entre todos los candidatos opositores.

Pilatos mandó a buscar la ponchera a dos días de las fiestas de pascua. Ramos se refugió en el fulano literal F a 72 horas del día de los muertos. Después de la abstención de las parlamentarias de 2005, despotricó contra los que le impusieron esa línea política: los dueños de los medios. Esta vez no pronunció la palabra maldita: “abstención”, y prefirió el eufemismo según el cual la participación “no es viable”. Reconoció, empero, que militantes de su partido y la MUD se estaban inscribiendo en cambote en las municipales, dando al traste con la supuesta “inviabilidad” y desafiando al infalible literal F.

Te puede interesar

Compartir