Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Jesús Najib Pastrán: Venezuela hacia el 2018: Encrucijada y Transición.

Jesús Najib Pastrán: Venezuela hacia el 2018: Encrucijada y Transición.

El conflicto de confrontación político-Bipolar venezolano de hoy, ha revelado que la congruencia del discurso histórico que devela a la Sociedad como escenario universal de la Lucha de Clases, conlleva raíces más profundas que lo imaginado. Y que la Lucha de Clases es un conflicto mundial por el control y dominio del mundo, sin comiquitas. Una confrontación política globalizada llevada al territorio venezolano que –hoy- lejos de solucionarse o llegar a término, es para conocer y llegar a las raíces de su profundidad ulterior.

Ha sido destapado lo que hacía mucho tiempo se mantenía guardado tras las cortinas de la hipocresía de las ambigüedades. Las fuerzas de la Derecha Opositora rompen un monólogo interior que carece de esperanzas pero le sobran ambiciones. Venezuela: Territorio y Riquezas Naturales, gran chivo expiatorio de la América del Capital que: tras Socialdemócratas y Neoliberales, Falsos Izquierdismos, y Adecos y Copeyanos, se asume a Venezuela como escenario definitivo para las revueltas de ambiciones de todos aquellos que vivieron el Amanecer de los Amos en la inmensidad de las riquezas, y su norte es la regresión.

Vivimos un momento de grietas críticas coyunturales del capitalismo mundial, y en especial del Capitalismo Rentista Dependiente-Petrolero venezolano, en un dominio socio-cultural cada vez más decadente: sin producción nacional venezolana, con menos empleos productivos, caída de los precios petroleros, peores sueldos y menos capacidades estatales para disimular las desigualdades.

El capitalismo mundial que co-habitamos y en el que vivimos ha alcanzado hoy una fase decadente y no dudará en llevarse todo por delante si así consigue prolongar y extender sus Dominios. En este momento, las Fuerzas del Capital se ven impedidas de traer consigo cualquier idea o iniciativa de simulación de progreso, redistribución o equilibrio social. Cualquier intento de salida al Gobierno Bolivariano trae consigo los mismos problemas que le han traído aquí: Los seis grandes hijos-problemas sin solución capitalista son: Riquezas, Crecimiento, Deuda, Pobreza, Desigualdad y Corrupción. ¿Cómo convivir con el capitalismo?.

Si hay un argumento que ha tenido un grito arrollador, además de transversal, ha sido el de la Legalidad del Capital Imperial. El conflicto territorial de las fuerzas del Capital ha revelado que la convivencia con lo existente es mucho más profunda que lo imaginado y que lo que comienza es la parte más reaccionaria de la Venezuela en confrontación desde un discurso afinado por sectores de todas las capas y todas las modalidades de las ideologías.

Las fuerzas de la Derecha del Capital que, hoy, en Venezuela se encuentran en abierta iniciativa y cabalgata Golpista anti-gubernamental, no obstante, no han dejado de apelar a la legalidad, desde la abstracción interesada de una supuesta y verdadera legalidad “internacional” y transnacional con poderes injerencistas que muestra una preocupación insensata unida a un desarrollo político de Poder Intervencionista y arrollador, pero también un pretexto para disimular la debida sumisión a: UNA POLÍTICA IMPERIALISTA con epicentro en los Estados Unidos de Norteamérica, (EE.UU) que haciendo uso de una fuerza económica, militar y política, explota y utiliza los miedos al cambio e incluso vulgares resituaciones profesionales que, anticipando la que se nos viene encima, buscan el blanqueamiento de lo sensato para no quedar atrapados en la represalia.

La legalidad burguesa pro-imperialista, hoy en boga, es una buena plataforma probada para intentar promover el intervencionismo anti-nacionales como lo hace el Sr. ALMAGRO DESDE LA OEA tras la ola siguiente a cada atentado contrarrevolucionario contra los Pueblos que intentan Soberanía e Independencia Nacional. No obstante: La Legalidad de los pueblos unido a la noción de Legitimidad ha de ser un avance histórico que permite no estar a expensas de los dominios Coloniales y pro-imperialistas. Saber qué somos y quiénes somos, y hacia dónde vamos, en un contexto conceptual de la Auto-determinación de los Pueblos que intentan darse por sí mismos un marco de convivencia propia con desarrollo propio y con Autonomías y donde los filósofos de la Derecha del Capital no pierden tiempo al estar atentos para que los intentos revolucionarios de los Pueblos y de las fuerzas populares cargadas de Soberanía e Independencia reciban oportunamente la debida acusación y sometimiento a juicio por no respetar la Legalidad del Capital imperial.

Hay un factor profundamente hipócrita en las apelaciones a la legalidad, sobre todo en el sector más derechista del bloque transnacional de la Derecha del Capital que hace uso de la OEA como herramienta para la agresión golpista transnacional. Y que ha sido aprovechado para soltar todos los demonios y los odios contrarrevolucionarios acumulados desde las fuerzas reaccionarias del Capital que vieron amenazados sus dominios territoriales con las victorias revolucionarias latinoamericanas ocurridas durante los inicios del año 2.000.

Colombia, Chile, México, Brasil, Argentina… ahora en manos gubernamentales de los clanes del Capital, cuyos protagonistas se ahogan en el desespero Golpista transnacional que no es respuesta al problema, más si buscamos entre ellos una gestión gubernamental alentadora, y más ante el hecho de que muchos de ellos son gobernantes y élites políticas tan dados a la ilegalidad como lo exhiben las élites gobernantes de la derecha de Brasil y México.

Hay hipocresía e impudicia, pero sobre todo hay un intento de apropiación del concepto de Legalidad con una carga ideológica muy profunda y peligrosa.

No hay liderazgo de Ciudadanos. Partidos y facciones extremistas de una ultraderecha insurgente con Poder inusitado de Partidos extremistas del bloque Opositor Golpista, que no siente la necesidad de la coletilla de Demócratas frente al nacionalismo Patriótico de los movimientos Bolivarianos. La ultraderecha rompe las costuras legales del statu-quo institucional, y ahora de lo que realmente nos habla es del agotamiento de un modelo territorial, de un enconamiento prolongado, de la ausencia de salidas democráticas electorales, promoviendo improvisados movimientos citadinos para convertirlos en focos de perturbación social que desgranan la violencia insurreccional y con pequeños grupos y apenas Docenas de personas se sublevan en los días con ánimos sediciosos insurreccionales y nos hablan de que hay una parte de la población, legalmente sublevada contra el régimen democrático que no quiere entendimientos ni acuerdos. Y esto, aunque no se reconozca, aunque haya quedado sepultado por lo mediático, es el ineludible fondo. La política gubernamental de las élites pro-Chavistas y pro-socialistas no están abogando por una barbaridad contraria a los derechos humanos Constitucionales, sino por alternativas de naturaleza democráticas como la Autodeterminación, la Soberanía y la Independencia Nacional. Lo contrario: en la Oposición Golpista lo que se busca no es aclarar el panorama, sino crear un enemigo legalmente eliminable.

La ultraderecha sublevada no acepta el respeto a la legalidad del régimen Constitucional venezolano, pero, a lo más que ha llegado ha sido a representaciones políticas de una idea Golpista anti-gubernamental, sin valor jurídico como ellos mismos vociferan en sus medios de expresión. Precisamente ha sido este proceder con la ilegalidad en la mano, el que ha hecho algo tan ilegítimo como utilizar una violencia desproporcionada contra los ciudadanos conmovidos por la zozobra social.

El crecimiento económico perpetuo necesario para mantener el sistema capitalista, según las élites de la Democracia del Capital sólo ha de moverse desde una única visión y versión del NEOLIBERALISMO ECONÓMICO fundado en un Libre Mercado con Dominio de su Democracia del Capital Imperial y solo bajo expectativas de este modelo de crecimiento se produce y se mueve la inversión del Capital Imperial, por lo que, en el caso Venezuela, es posible observar el languidecer económico inducido pese a haber sido camuflado por los inventos de una INFLACIÓN Y DESINVERSIÓN INDUCIDA PLANIFICADA PASO A PASO, a costa del sacrificio del crecimiento nacional del presente y el futuro. Ese intento convertido en PLAN DE ASFIXIA ECONÓMICA ha provocado una sensación de inviabilidad del capitalismo tradicional y especialmente del Capitalismo Rentista Dependiente-Petrolero venezolano. Inventamos o Erramos.

Te puede interesar

Compartir