Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Leopoldo Puchi / Enfoque : La pelota es redonda

Leopoldo Puchi / Enfoque : La pelota es redonda

Una de los efectos de la elección de gobernadores es que se han incrementado las probabilidades de que el sector gubernamental logre mantenerse en el poder durante el período 2019-2025. No es algo seguro ni definitivo, pero la correlación de fuerzas se ha desplazado a su favor, a pesar del deterioro económico, el malestar social y la erosión de su base electoral.

El Gobierno ha encontrado la manera de aumentar esas probabilidades tanto por las estrategias que ha adoptado como en razón de los errores de una oposición que había logrado reunir un vasto y progresivo respaldo en sucesivas elecciones, pero que no supo mantenerse con firmeza en la vía institucional y apostó en varias oportunidades al esquema de las “primaveras” en la expectativa de un alzamiento militar que nunca llegó.

Ahora bien, el equilibrio de fuerzas persiste, aunque hoy favorezca al campo gubernamental. Incluso en el terreno electoral, la sumatoria de los votos nacionales es de 54% para el Psuv y 46% para la Mud, lo que significa que bastaría una alteración de 4.5% para que se inviertan resultados futuros. Igualmente, hay que tomar en consideración que la evaluación de la gestión de gobierno continúa siendo negativa. Pero nada de esto será suficiente, si la oposición no logra reinsertarse en una estrategia electoral y persiste la pugna por el liderazgo en los términos actuales.

En lo que respecta al Gobierno, su adversario principal se ubica en sus propias fallas, en la ineficiencia y en sus políticas económicas. La escasez continúa en rubros esenciales y la inflación  ha venido creciendo a un ritmo acelerado, lo que repercute con mucha fuerza en el consumo de las familias y en toda la actividad económica.

De mantenerse esta situación, no pudiera afirmarse con certeza que la correlación de fuerza continuará siendo favorable al Psuv, por muy mala que sea la oposición. La carrera ha comenzado, en ocho meses se estarán inscribiendo los candidatos y para ese momento es poco los que se pueda hacer que resulte efectivo en relación a la inflación y a la baja producción.

En consecuencia, si el Gobierno aspira a mantenerse en el poder por medio de un triunfo electoral en las presidenciales, está en la necesidad de introducir rápidamente cambios en las políticas económicas que permitan una mejora en las condiciones de vida de la gente. Después de todo, la pelota es redonda.

Flash Rojo

En el plano político el Gobierno ha sabido manejarse y sobreponerse a las dificultades. Si tuviera la misma habilidad para la economía, la situación para el país sería distinta. Pero no es así y la inflación está moliendo a muchas familias. Son penurias que pueden superarse con decisiones económicas adecuadas. ¿Qué pasa?

Se ha avanzado en las investigaciones por los casos de Cadivi y Sicad, y se han realizado numerosas detenciones. Pero, como se sabe, los empresarios de maletín son la fachada de los que más se beneficiaron: los de la banca, que disponían del músculo financiero para pagar los bolívares de las divisas y llevarse la mejor tajada.

Flash Negro

Se ha dicho que la estrategia de la Mud después de 2005 consistía en un proceso de acumulación para acceder al poder por medio de los votos. Una larga marcha a través de las instituciones. Otros, desde fuera, y desde adentro, planteaban la insurgencia. Ahora con la abstención todo está en el limbo. ¿No lanzaran candidato en 2018?

Luis Almagro luce más como un dirigente venezolano que como un secretario de la OEA. Tira líneas y organiza acciones. Pues bien, se acostumbra a que quien lidera un movimiento y fracasa debe poner el cargo a la orden. En este caso no se trataría de la secretaria de la OEA, casi vacante, sino al papel dirigente en Venezuela. ¿Renunciará?

El Socialismo en la Historia: Asfixia

Se tiende a pensar que en los sistemas políticos de los países de Europa oriental de la era soviética existía un partido único. Pero no era exactamente así. En realidad, en esos casos se mantuvo la existencia de una variedad de organizaciones políticas y sociales, a diferencia de lo que ocurría en la propia Unión Soviética, conformada en torno a un solo partido, el partido comunista, ya que se consideraba que estaba en un estadio superior de desarrollo socialista. Por esta razón se utilizó la denominación de “democracias populares” para designar el modelo de países como Hungría o Polonia, países en los que existían otros partidos distintos al comunista. Por ejemplo en Alemania oriental había un partido demócrata cristiano, otro del sector agrario y también un partido liberal. En su mayoría, estaban compuestos por políticos profesionales de trayectoria en su respectiva tradición ideológica. Participaban en un esquema estructurado en torno al partido dirigente y en los procesos electorales compartían listas unitarias o se les asignaban cupos en ciertas regiones o condados. Un multipartidismo aparente, o limitado al extremo de la asfixia, aquel del viejo socialismo del siglo pasado.

Te puede interesar

Compartir