Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Noticias > Adiós al dulce de lechosa

Adiós al dulce de lechosa

El kilo de azúcar ya trepa los 38 mil bolívares víspera de la próxima temporada navideña. Ofrecer el postre ya no es opción de venta

Que un kilo de lechosa ronde los cuatro mil bolívares no parece ser “problema” para Lisbeth Castillo, cocinera en el mercado La Limpia. El precio de la fruta se mantiene dentro del estándar a “poder pagar”. Lo que le sabe ácido es el precio de la azúcar, al conseguirse la venta entre 35 mil y 38 mil bolívares el kilo.

“Caro” no puede comprar los ingredientes para hacer el dulce de lechosa con piña que cada navidad ofrece a comerciantes y clientes de Panamericano. Aumentar “mucho” el precio advierte pérdidas que luego no podrá recuperar.

“No sé qué haré. Apenas tengo los frasquitos”, suelta mientras desgarra la piel de papas y zanahorias cocidas para ensalada, contorno del plato ofrecido en menú a comerciantes del mercado.

Duda en afirmar qué hará. “Si hago el dulce y después la gente no tiene como comprarlo, porque ni efectivo hay. Así no se puede vender”, lamenta zanjando la cuchilla en el tazón de plástico en el que caen las ruedas de papas.

No serán dos mil ni cinco mil bolívares el costo del dulce. “Ahora serán como 12 mil bolívares cada frasquito”, titubea estimando que la piña no supere los cinco mil bolívares el kilo y los comerciantes le den una rebaja en el kilo del azúcar. “Porque no me da el presupuesto para más”, destaca.

El dulce de lechosa es un postre criollo, de alta demanda en la mesa navideña de la familia venezolana. Hasta 2014, el consumo de la fruta se registró en hogares con compra promedio de 43 kilogramos por persona año. Indicador por encima del cambur, patilla o melón.

La indecisión de Castillo de preparar la receta del dulce la exhibe relatando el aumento de precios que tienen los alimentos. “Comer es un privilegio”, acusa al precisar que el kilo de zanahoria está a siete mil bolívares, de papa a ocho mil y de cebolla redonda a 15 mil bolívares.

Su compañera de fogón, Zulay Delgado, interrumpe el listado mental de precios y agrega: “La gente no comerá dulce, ni hallacas. Si el puerco está en 75 mil bolívares, quién come así”, critica señalando la responsabilidad al Gobierno por la crisis económica que sufren las familias. “Solo tiene que venir al mediodía al mercado y ver a niñas sacando huesos de la basura de las carnicerías”.

La Verdad

Te puede interesar

Compartir