Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > César Malavé: La dirección de educación otra víctima de del malevaje chavista

César Malavé: La dirección de educación otra víctima de del malevaje chavista

Desde la Dirección de Educación Sectorial del estado Nueva Esparta, con el visto bueno del ex gobernador Mata Figueroa, se actuaba en franca transgresión de todo el espectro jurídico establecido para regentar tan delicado sector. En primera instancia se  instrumentó una amplia campaña tendenciosa y de carácter fascista, para desprestigiar, amenazar y coaccionar a los docentes neoespartanos. Jamás la historia educativa del estado había tenido al frente de tan digna institución a tanta incapacidad, mediocridad e impudicia. Cada comunicación o participación era otro “instrumento” redactado vulgar y chabacanamente y con la clara tendencia en convertir el sistema educativo en un palurdo acto de adoctrinamiento para formar “socialistas chavistas” a troche y moche. Las escuelas se  vaciaron de valores: el ambiente de desprecio a la vida y la falta de solidaridad y de aprecio del que es diverso, vaciaron las escuelas de espíritu, ciudadanía plural y de construcción de familia y de nación. En esos cuatro años de “cachecherosa”  gestión se jugó al naipe en las escuelas. Las damas hicieron honor al apellido que se asemeja a una de las féminas del juego de barajas fabricadas por Heraclio Fourier. Las direcciones de escuelas fueron asignadas por encargaduría y sobre la base de la militancia político partidista en franca violación a la contratación colectiva y al Reglamento del Ejercicio de la Profesión Docente. Los contratos se hacían para pagar servicios de peluquería, choferes particulares y vestimenta de lujo, entre otros.

La coordinación de administración de personal llegó a ser “regentada” por una bachiller con cargo de bedel. Nunca se realizaron concursos de méritos para ingresos y de oposición para ascensos. Antes de abandonar el barco, ya destrozado y en zozobra, realizaron el nombramiento “nervioso” de personal docente (179), obrero y administrativo (80) done  se detectaron irregularidades que van desde nombramientos ilegales, de acuerdo a la norma establecida,  hasta cargos múltiples para una sola persona (por ejemplo bedel y docente al mismo tiempo, o a personas a tiempo convencional con más de 60 horas semanales). Se llegó al extremo de nombrar a un funcionario militar activo como docente ordinario, a suplentes sin título o recién graduados en cargos fijos, quedando por fuera cientos de profesionales de la docencia, contratados, con más de 8 y 10 años en esa condición. El nepotismo fue la impronta de quienes se creían los amos del valle de la Santa Lucía: Jefa y sub jefa hermanas, tías, padres y sobrinos con contratos, sin vivir en la isla y como colofón, hasta cargo de bedel tuvo, por contrato, la hija de una de las señoras.  Quienes llegaron a dirigir la educación neoespartana desconocen que  la condición y calidad de educador aconsejan cierta ponderación y el respeto mutuo, porque de otra forma la profesión se convierte en un quehacer ajeno a los valores de la comunidad. Con razón dicen los docentes de las escuelas de Margarita y Coche que hemos visitado hasta ahora, junto al Director del despacho Celis Rodríguez Serrano, buscando poner orden al desastre, que la Dirección de Educación de Nueva Esparta fue otra víctima más de la mediocridad, la improvisación y las bravuconadas de quienes destrozaron a Venezuela desde hace más de 19 años, y que viven de un resentimiento visceral que forma parte de su torrente sanguíneo.

Te puede interesar

Compartir