Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Noticias > Carnicerías en Caracas vacías a una semana de la regulación de precios

Carnicerías en Caracas vacías a una semana de la regulación de precios

Los frigoríficos de Caracas se mantienen sin carne de res. A una semana de hacerse públicos los precios establecidos por la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde), en las carnicerías se ven los precios, pero la mercancía no.

Este miércoles 15 de noviembre Efecto Cocuyo recorrió carnicerías del este, centro y oeste de la ciudad, en las que se constató la ausencia del alimento, que escasea desde hace tres semanas, luego que la opinión pública conociera sobre las reuniones entre el gremio cárnico y el Sundde.

En el mercado de Catia, después de dos semanas, llegaron cuatro reses en canal en tan solo dos carnicerías de las más de treinta que funcionan en el lugar. Se conoció que no fueron vendidas a los carniceros por los proveedores habituales, sino por un distribuidor de carne de cochino, que logró conseguir el producto y decidió mercadearlo.

En los dos establecimientos que tenían la proteína animal se formaron largas colas de personas, quienes procuraron comprar el alimento a precio regulado. No todos pudieron hacerlo, la carne se agotó en pocas horas.

“Los proveedores no han venido desde hace quince días. No sé cuándo vendrán. Solo vendieron en esos dos establecimientos, los demás seguimos sin carne de res para vender ”, confesó José Gregorio Pérez, dueño de una carnicería en ese mercado, quien hace una semana expresó no sentirse identificado por quienes representaron al sector cárnico en las reuniones con el ente regulador.

José Rodríguez, dueño de un frigorífico en la avenida Baralt, expresó este miércoles una opinión parecida. “Ellos se reúnen y solo plantean precios que le conviene a los productores, para quienes vendemos directo al público, el precio no cubre nuestra estructura de gastos”. No le llega carne de res desde hace tres semanas.

El comerciante comunicó que hace una semana habló con su proveedor usual, quien le ofreció la res en canal en casi Bs. 38.000 el kilo, lo que es más del precio regulado por la Sundde, para las carnicerías, a las que debería llegarle en Bs. 31.000. “Yo a ese precio no voy a comprar”, aseveró el entrevistado.

En el mercado Quinta Crespo no había carne la tarde de este miércoles. Los empleados de tres frigoríficos informaron que el pasado martes llegó carne de res, la cual fue vendida el mismo día y la mañana de hoy. “Aquí llegaban entre cuatro a cinco reses a la semana. No sabemos cuándo vuelva”, informó el encargado de una de las carnicerías.

Una visión parecida se observó en el mercado Guaicaipuro, cuyos frigoríficos recibieron la semana pasada dos reses por establecimiento. Para este miércoles, en los refrigeradores solo había carne de cochino y vísceras de res.

Hacia el este de la ciudad se constató lo mismo, las carnicerías solo ofrecen pernil, chuleta de cerdo y otras partes de la vaca que, “se compran aparte a la res en canal”, como indicó un empleado en el mercado de Chacao.

En la incertidumbre

Aunque en las carnicerías no hay carne de res, loncherías y restaurantes de momento tienen para elaborar sus platos, aunque sus proveedores no les garantizan que vuelvan a recibirla, por lo menos no a precio regulado.

José Da Silva, el encargado del restaurante New Jersey en la Candelaria (centro de Caracas), señaló que desde hace tres semanas no recibe carne. “Me estoy quedando sin carne, los proveedores no quieren trabajar”, se quejó.

En otro restaurante de las cercanías, el gerente de un establecimiento, quien pidió no se mencionase su nombre, dijo que le llegó carne de res la semana pasada a precio regulado. “Nos llegó, pero el proveedor no nos asegura que vuelva a llegar. Estamos en incertidumbre”.

Miguel Ravel, dueño de una lonchería en el Centro Comercial Centro Plaza, en el este de la ciudad, comentó que no recibe carne de res desde hace más de tres semanas. “Tengo que comprar donde puedo porque los proveedores no me venden. Conseguí uno que me dijo que podía vendérmela a 80 mil bolívares y que se la tenía que pagar en efectivo ¡Está loco!”, expresó el entrevistado. El único corte que tiene ese precio es el solomo de cuerito.

En una lonchería en la avenida Baralt, su encargado, Omar Escobar comunicó que no consigue carne regulada, por lo que tiene que comprarla a Bs. 60.000. “Tenemos que trabajar y como no se consigue, tenemos que comprarla al precio que nos las pongan”.

 

Te puede interesar

Compartir