Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Luis Martínez: Convicción en la participación

Luis Martínez: Convicción en la participación

Participar en los procesos electorales que se han dado y que se darán en el futuro es la decisión correcta para cualquier demócrata que resguarde sus principios y procure acceder al poder por vías pacíficas, constitucionales y electorales. Que el gobierno utilice el poder de manera ventajista, abusando de su condición y propicie procesos fraudulentos para torcer la voluntad popular, no puede ser excusa para abandonar escenarios electorales que representan importantes oportunidades para confrontar abiertamente al gobierno e incluso producir derrotas contundentes como la que se le propino, en la elección de la Asamblea Nacional en el 2015. Por tanto, la participación electoral es importante, mucho más cuando se genera entusiasmo en el sector opositor, pues ello activa una mayor beligerancia y una mayor vigilancia del proceso, minimizando de esta manera, las opciones de fraude que desde el gobierno se quiera pretender.

La decisión de los distintos candidatos a alcaldes en cada uno de los municipios del país, independientemente de las posibilidades que tengan unos y otros, ha sido una decisión valiente y clara, totalmente consustanciada con el objetivo de acumular poder para debilitar al gobierno. Si bien algunos sectores importantes de la oposición han tomado una decisión contraria a la participación, la cual se respeta, pero no la compartimos; creemos que es un grave error que divide y le genera más oportunidades al gobierno en momentos donde, con toda seguridad, este tratara de producir un adelanto de la elección presidencial para aprovechar lo que consideran la dispersión de la oposición. Ante eso, no se puede evadir esa confrontación utilizando los mismos conceptos y argumentos por los cuales no se participa ahora. Es una posición política contradictoria e inconsistente.

En el estado Sucre, donde se escogieron candidatos en los 15 municipios que lo conforman, cabe destacar la valiente actitud de cada uno de ellos al asumir el reto de ser candidato para optar al poder municipal y mejor aún, para procurar resolver los problemas que aquejan a cada uno de nuestros coterráneos; casi todos abandonados y mancillados durante todos estos años, donde más ha sido la burla de quienes lo han gobernado que las respuestas dadas a las comunidades que las demandan. He de resaltar el arduo trabajo de campaña de cada uno de estos candidatos, pero entre ellos, porque la conozco de primera mano, debo resaltar la persistente, laboriosa y constante campaña desplegada por Miguel Vásquez en Ribero, Pablo Rosas en Cruz Salmerón Acosta y Cheo González en el Municipio Bermúdez. Sin duda, ellos y cada uno de los candidatos en los distintos municipios del estado, mantienen opciones de esperanza para los pueblos de Sucre. A este pueblo le hace mucha falta cambiar de gobierno. Comenzar por las alcaldías es una muy buena opción y representa una importante oportunidad para impulsar una gestión pública que coloque al ciudadano por delante de cualquier interés particular, sea político o económico. Convicción en la participación.

Te puede interesar

Compartir