Inicio > Economía > Artículos de higiene personal a precios que desesperan

Artículos de higiene personal a precios que desesperan

Descontrol/ Precios por las nubes, prioridad sigue siendo la comida

Precios inalcanzables en artículos de higiene personal se observa en cada establecimiento comercial en la ciudad de las siete colinas, colectividad exige presencia de representantes de los organismos correspondientes en cada comercio y así evitar como de manera descontrolada todos los días remarcan los productos

Sin control

A medida que pasan los días la preocupación crece entre la ciudadanía, quienes insisten no existe un control que le dé un alto a los costos elevados en todos los artículos entre ellos, alimentos, medicamentos, productos de higiene personal, ropa, calzado, juguetes, y más que se ofrecen en la ciudad. En ese sentido le hacen el llamado a representantes de los organismos correspondientes para que se acerquen a los diferentes establecimientos comerciales y le “pongan mano dura”, ante el exagerado abuso de los precios

El descontrol en los altos costos en los artículos de higiene personal, es otra de las preocupaciones con las que deben vivir los trujillanos, quienes no justifican cómo de manera exagerada comerciantes aumentan sin ningún tipo de control los precios, la única excusa que ofrecen es la del incremento del dólar, señalan los usuarios.

En el recorrido por el casco central en la ciudad de las siete colinas, nos acercamos a los diversos establecimientos comerciales, para conocer los precios en algunos productos, los cuales tomando en cuenta que el salario mínimo no alcanza para mucho, resulta inalcanzable poder adquirir ni un desodorante.

Por lo tanto trujillanos insisten tener prioridades, como lo es la comida, “Ahora tener cualquier producto se volvió un lujo, nos arruinaron, estamos pobres, parecemos indigentes, por no tener con qué comprar ni siquiera una crema dental”, sostuvo la señora Nora Dávila.

Asimismo puntualizó Aura Ribas, “No puedo entender como todo sube y nadie hace nada, porque el Sundee no visita a toda esta gente que aumenta, y ni siquiera han cambiado en años lo que ofrecen de lugar”.

Productos para el cabello

Si se habla de los productos para el cabello, no hay palabras para definir la anarquía, un champú normal, puede costar hasta 60.000 bolívares, y si lo requiere para algún cuidado especial, sobrepasa los 160.000 bolívares. Del mismo modo si busca pintura para el cabello la más económica cuesta 59.500 bolívares y aparte le venden el agua oxigenada hasta en 10.000 bolívares la más pequeña.

El abuso y la exageración es lo que se registra en cada una de las tiendas, si bien es cierto todo aumenta, pero esto se le escapó al gobierno de las manos, precisó Romina León.

Higiene personal

Igualmente se observó un alto costo en los desodorantes, los cuales alcanzan los 30.000 bolívares, también se constató el costo de la crema dental en 35.000 bolívares, del mismo modo jabón para la piel en 32.500, crema para el cuerpo la más económica en 60.000 bolívares y un perfume de imitación el más pequeño sobrepasa los 100.000 bolívares, sin contar que los llamados originales, están por el orden de los 2.000.000 de bolívares, lo cual evidencia la devaluación en la moneda venezolana.

Desesperación

La desesperación no se ha hecho esperar entre la colectividad, la cual coincide en tener prioridades como la comida, sin embargo insisten en hacer un llamado de atención a representantes del gobierno regional y nacional, para que tomen en cuenta la manera exagerada como incrementan los costos y nadie detiene tal situación.

“Hasta cuándo vamos soportar tanto abuso en nuestro país, no hay control de nada, todo el mundo hace lo que quiere, es desesperante ver cómo nos estamos muriendo de hambre”, sentenció la señora Gladys Carrasquero.

La voz del soberano

Luz Marina Márquez, “No me alcanza para comprar comida, menos para artículos de aseo personal, lo más lamentable es que nadie controla esto”

Coromoto Guerrero, “Cuando no es un problema es otro, la falta de efectivo, todo tan costoso, la comida, los productos, no se puede con está situación”

Evelyn Valderrama, “El sueldo no es suficiente, lo poco que ganó es para comer, no alcanza para poder comprar de todo como antes”

Edmary Rodríguez, “En mi casa tratamos de organizarnos para cada quien asumir gastos, todo está muy costoso pero yo puedo comprarme de todo”

El Tiempo de Valera

Te puede interesar

Compartir