Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Francisco Arias Cárdenas: Líderes por el bien

Francisco Arias Cárdenas: Líderes por el bien

El diálogo político que Venezuela necesita tiene como condición insustituible la genuina, verdadera intención de resolver problemas que afectan a un colectivo como resultado de un conflicto de visiones, de paradigmas, o de intereses. Esa condición implica, por supuesto, reconocer al “otro” y, también, aceptar la porción de responsabilidades que cada sector en desacuerdo tiene en las dificultades que aquejan a la población.

No se puede pretender sentarse a la mesa de discusiones pretendiendo que toda la causa de la escasez y, sobre todo, de la inflación desbocada, radica en el modelo económico que propone el Gobierno Bolivariano, o que la corrupción tiene un solo actor: el funcionario público. Sin desconocer la existencia de un amplio grupo crítico, opositor al chavismo, que tiene genuina preocupación por el país, es imposible obviar que tras la manipulación del llamado dólar guarimbero, del cual parte la acción especulativa, hay toda una estrategia diseñada y ejecutada por los intereses financieros transnacionales, ansiosos por el control de las extraordinarias riquezas petroleras y mineras del suelo venezolano. El objetivo: provocar caos, estallidos sociales, que justifiquen la eliminación de un Gobierno Bolivariano-que defiende la soberanía y la independencia- para sustituirlo por un grupo que responda a los intereses foráneos, en un claro ejercicio de neocolonialismo.

Reconocernos

Este escenario nos exige, entonces, reconocernos como patriotas, como hijos de Venezuela, antes que nada y, por lo tanto, trabajar en beneficio de ella, sobreponiéndonos a otras diferencias. El origen griego de la palabra diálogo nos remite a “palabra o discurso que va de un lado a otro, que se cruza, que se intercambia”. En ese intercambio, debe privar el respeto absoluto a principios superiores a todo interés particular: tiene que haber un acuerdo sobre la preeminencia del bien común de los venezolanos, de superar la crisis económica con plena soberanía. Así debe actuar quien aspira a ser considerado como un líder de bien.

Te puede interesar

Compartir