Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Gerónimo Figueroa Figuera: Ledezma no acepto que negociaran su nombre

Gerónimo Figueroa Figuera: Ledezma no acepto que negociaran su nombre

Hurra por la fuga de Ledezma

El alcalde metropolitano electo y reelecto por los caraqueños, Antonio Ledezma, desde que logró liberarse y abandonar el país, ha dicho que su trabajo consistirá en unirse al exilio venezolano y como no cree en los mesías, con mucho esfuerzo como uno mas tratar de organizarlo para que lucha para liberar a Venezuela sea mas eficiente. Ledezma con su verbo bien claro, además de buscar la unión y coherencia del exilio, con mucha firmeza también ha dicho que es necesario las fuerzas democráticas se depuren y consoliden la Unidad para enfrentar con mas fuerzas al tirano Nicolás.

Sin embargo, reza el viejo refrán venezolano que las canalladas mas canalladas son las puñaladas traperas y traicioneras. Con la destitución exprés del alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, por parte de los concejales militantes de Primero Justicia y otros partidos, pero electos con la tarjeta de la MUD en 2013, es una verdadera puñalada trapera y una traición que no podemos olvidar, no solo contra Antonio Ledezma sino contra los más de 700 mil caraqueños que votamos por él para que fuese nuestro alcalde metropolitano. Nosotros no votamos para que un dia los concejales entre gallos y medianoche al propio estilo chavo-madurista le dieran una puñalada trapera.

En varias oportunidades dijo que los presos políticos no tenían por qué ser negociados como rehenes en los falsos diálogos realizados entre el régimen de Nicolás y un sector de la MUD, y en especial desautorizaba cualquier intento de utilizar su nombre para eso. Pues bien, Ledezma entre la noche del jueves 16 y la madrugada del viernes 17 de noviembre 2017, hizo honor a ese discurso y se fugó desde su casa que le habían asignado por cárcel y en un recorrido de 980 kilómetros por tierra llegó a la ciudad de Cúcuta en Colombia, desde donde partió inmediatamente a Madrid, España, para incorporarse a la resistencia en el exilo contra la dictadura de Nicolás Maduro.

Hasta el jueves 16 de noviembre de 2017 fueron mil dos días (1002) los que tuvo preso el alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, por el único delito de pensar distinto y decir la verdad sin rodeos y sin matices. Durante ese tiempo la dictadura de Nicolás Maduro solo lo traslado al tribunal una sola vez, y fue el dia que la jueza le dijo que estaba preso por conspirar contra el régimen de Nicolás, pero sin presentar ninguna prueba en su contra. Inmediatamente la Jueza ordenó su trasladado a la cárcel militar de Ramo Verde, desde donde salió para su casa por cárcel para recuperarse de una intervención quirúrgica.

Ledezma el 19 de febrero de 2015 fue secuestrado por mas de 100 funcionarios del Sebin, cuando se encontraba trabajando en sus oficinas particulares ubicadas en torre Exa, de El Rosal en el municipio Chacao. Fue sacado arrastrado por esbirros con la cara cubierta por pasamontañas y durante mas de seis horas lo tuvieron desaparecido causando una preocupación a familiares, amigos y los caraqueños en general que la hicieron su alcalde el 23 de noviembre de 2008 y lo reeligieron el 10 de diciembre de 2013. En ambas oportunidades por mas de 700 mil votos.

Primero derrotó a Aristóbulo Isturiz que participó como el candidato del comandante intergaláctico y después hizo lo mismo con Ernesto Villegas que era el candidato apadrinado y alabado por Nicolás Maduro. Ninguna de esas dos victorias contundentes, fueron reconocidas por el régimen chavo-madurista. Cuando derrotó a Aristóbulo el intergaláctico le ordenó a los serviles de la Asamblea Nacional de la época para aprobaran una ley llamada a dos niveles con la cual le quitaron el 98% del presupuesto y las competencias, crearon un mamotreto llamado gobierno del distrito capital con todo lo que quitaron a la alcaldía Metropolitana de Caracas.

Cuando Antonio Ledezma ganó en 2008 inmediatamente Juan Barreto que era alcalde saliente, por instrucciones del intergaláctico comenzó a desmantelar la alcaldía y traspasó la Policía Metropolitana a relaciones Interiores, el canal Avila TV al ministerio de Información y las sedes de las jefaturas al CNE. Otras dependencias como la prefectura y el despacho del alcalde frente a la plaza Bolívar fueron tomadas por malandros comandados por Barreto y también quemaron evidencias de corrupción. Luego la ley a dos niveles aprobada en octubre 2010 terminó de hacer el desmantelamiento. Por cierto, el segundo de a bordo de Barreto era MMMMM MMMM, hoy dirigente de Avanzada Progresista.

En 2013 como volvió a ganar derrotando al pupilo de Nicolás Maduro, le armaron la tramoya para secuestrarlo de sus oficinas y sacarlo del juego, inventando pruebas falsas para justificar la detención y prohibirle hablar con los medios de comunicación social. Y al final con motivo del falso dialogo el régimen pretendía mantenerlo como rehén y presentarlo como un trofeo para negociarlo en las reuniones del falso dialogo entre que se desarrollarán en República Dominicana entre la gente de Nicolás y un sector de la MUD que se autoproclamó como “representante” del pueblo, pero Antonio cumplió su palabra de no permitir que se usara su nombre en el falso dialogo y se fugó.

Nicolás dijo varias veces que Ledezma alquilaría un avión de guerra Tucano para bombardear el Palacio de Miraflores y asesinarlo, pero nunca presentó una prueba de lo que dijo. La verdad es que además de la arrechera que produjo que metieran preso a Ledezma, también vimos como un ignorante de tal calaña y tanto cinismo, puede asegurar que Antonio Ledezma alquilaría un avión de guerra como si se tratara de llegar a una agencia de carros en cualquier aeropuerto y alquilar uno para recorrer la ciudad. O ir a un negocio y alquilar un traje a la medida para asistir a una fiesta. Coño, hay que ser ignorante.

Antonio Ledezma pasó un tiempo en la cárcel militar de Ramo Verde desde donde salió para su casa como cárcel, después de ser operado de una vieja lesión en un riñón producida cuando fue golpeado por los esbirros del intergaláctico cuando participaba en una manifestación pacífica y que se complicó por las condiciones existentes en la prisión militar. Ledezma en su propia casa donde vive con su familia, no podía recibir a nadie. Todas las veces que vinieron expresidentes, alcaldes, senadores y políticos de otros países a visitarlo, fueron interceptados por los esbirros que custodiaban la casa alegando que esbirros que alegaban necesitar ordenes de “arriba”. Al final fue lo mismo. Negada la visita.

Te puede interesar

Compartir