Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Jaime García: Tripolación política on line.

Jaime García: Tripolación política on line.

Tripolación, palabra inexistente en los diccionarios de la lengua española pero actualmente muy escuchada en el sociolecto de los ciudadanos venezolanos que deambulan famélicamente buscando alimentos, bebidas, dinero en efectivo, empleos, medicamentos, gas doméstico y rogando a Dios que el gobierno venezolano de turno autorice el canal humanitario como paliativo coyuntural para calmar temporalmente el hambre, la miseria y las enfermedades crónicas y fortuitas.

Las amas de casa, esas digna mujer que hace la arepa redondita (cuando consigue masa) y no conoce la geometría, los pensionados y jubilados con sus pírricas pensiones del IVSS, jóvenes venezolanos bachilleres y profesionales universitarios sin empleo, migrando hacia países vecinos, paisanos urbanos y rurales sin esperanzas, etc., este inmenso sector sin saber que es la estadística como ciencia matemática, en su sexto sentido natural saben perfectamente que la polarización política no existe.

Indubitablemente, que no existe la polarización política. Realizando encuestas simples, usando el termómetro social en conversaciones en las múltiples y penosas colas de subsistencia, más del 80% de compatriotas detesta al gran polo patriótico (PSUV, PPT, PC, etc.) y algunos dirigentes de la MUD.

Es público y notorio el rechazo a estos dos polos políticos que se han adueñado del país, dejándole un saldo antropológico, sicológico, social y económico extremadamente negativo a los compatriotas venezolanos.

En todo este ámbito territorial, los ciudadanos expresan frecuentemente que nuestra país esta dividido en tres toletes. Dos sectores identificados con la MUD y el Gran polo patriótico que sumando su popularidad están por el orden de 20% y el resto de los venezolanos que acaparan el 80% de simpatía. Así de sencillo.

La Tripolación llegó para quedarse, como consecuencia de la perversa corrupción, aunado a un sistema de gobierno inhóspito y algunos dirigentes de la MUD con comportamiento disoluto (con sus honrosas excepciones).

Venezuela, país petrolero, fundador de la OPEP, hoy en día sumido en una Tripolación política que amenaza inexorablemente su porvenir, alejando la esperanza de una vida llena de satisfacciones y libre de sobresaltos siniestros, anhela como un regalito de navidad que las instituciones “democráticas “ actúen equilibradamente y de manera independiente para que el país recupere sus reserva moral y se restablezca una verdadera democracia libre de sesgos e ideología patógena a los valores humanos y al gentilicio venezolano. Lo demás vendrá solito.

Te puede interesar

Compartir