Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Noticias > Alfredo y Orlando: ¿Gurúes del milagro económico venezolano?

Alfredo y Orlando: ¿Gurúes del milagro económico venezolano?

El presidente ya no escucha a nadie

Según el periodista Nelson Bocaranda, el Presidente Nicolás Maduro no le ha prestado atención a los consejos del exvicepresidente José Vicente Rangel, sobre la crisis económico-financiera que vive el país, porque al parecer sólo tiene oídos para dos personas que lo han estado asesorando. El economista español del partido Podemos, Alfredo Serrano Mancilla y un cubano de la vieja guardia, quien con la venia de Raúl Castro desde Cuba fue impuesto como asesor de cabecera presidencial, se trata de Orlando Borrego, un exasistente del médico y guerrillero Che Guevara en el Ministerio de Economía en 1959, pero que ahora con poderes económicos plenos en Venezuela, podría estar controlando las decisiones de Maduro y poco eficaces ministros y funcionarios, muchos de ellos inmersos en una vertebrado sistema de corrupción y negocios con la divisa estadounidense. A criterio de Bocaranda, el español Alfredo Serrano, ha convencido a mandatario nacional de ensayar en Venezuela, la fracasada experiencia soviética de los años sesenta, por lo que Maduro no escucha a nadie más. El periodista insiste que esa situación, provocó el retiro de muchos economistas rojos que acompañaron a Chávez pero se han desligado de Maduro y han hecho públicas sus críticas. Tras la última entrevista de José Vicente al presidente en el Palacio de Miraflores, Rangel quiso insistirle en la urgencia de tomar medidas serias para enderezar el panorama económico venezolano pero Maduro eludió el encuentro que estuvo pautado al terminar el programa. ¿Sería esa la gota que colmaría el vaso respecto a la falta de interés del mandatario por buscar soluciones apropiadas a la peor crisis económica del país en toda su historia?.

Silencia a economistas venezolanos

Bocaranda agrega que es preocupante que en medio de la peor crisis económica, monetaria y financiera, sin restarle importancia a lo social y humanitario, el presidente que aspira una reelección haga caso omiso de las recomendaciones de los economistas nacionales que conocen del problema estructural y sus soluciones, pero que sean “dos extranjeros” Alfredo Serrano Mancilla y Orlando Borrego, quienes tengan la última palabra en los destinos económicos de uno de los países más ricos de América Latina, pero que el modelo lo ha venido llenando poco a poco de pobres. Según el analista tanto Pablo Iglesias como Juan Carlos Monedero, dirigentes fundadores del partido español de izquierda radical Podemos –acusados en su país de haber recibido dineros de los gobiernos de Hugo Chávez de Venezuela y Mahmud Ahmadineyad de Irán- recomendaron al caudillo militar venezolano la escogencia de Serrano Mancilla como asesor económico. Chávez, nadando en ese momento en barriles petroleros a $100, llegó a presentárselo al presidente de Ecuador, Rafael Correa, y le financió la fundación de un Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica, CELAG, cuya definición en su página indica que es “una institución dedicada a la investigación, estudio y análisis de los fenómenos políticos, económicos y culturales de la región, cuyo objetivo es elaborar saberes e instrumentos para entes decisores de políticas públicas, estrategias electorales o acciones sociales”. Correa dio el apoyo a la iniciativa de Chávez y Podemos, pero nunca siguió algún lineamiento económico del Celag. Frases del asesor: “…experimentaremos en Venezuela la reivindicación del modelo socialista soviético, el de la URSS, y demostraremos que si puede ser exitoso”. Ciertamente es exitoso: escasez de productos, hambre pareja, crisis humanitaria de alimentos y medicinas, estado fracasado, corrupción en todos los sectores burocráticos, buena vida y prerrogativas totales para sus dirigentes, propaganda de odio contra los que no están con el “apparatchik” del régimen y Gulag para los que se opongan políticamente..  ¿Se les parece a algún país? …

El Jesucristo de la economía

Al español Alfredo Serrano Mancilla, Nicolás Maduro lo llama Jesucristo y afirman que no solo lo hace por su aspecto físico, sino también porque para el presidente esta figura representa su salvación. Es economista marxista, radical y deliberante. Nada más lejano de la realidad. Es Doctor en Economía de la Universidad Autónoma de Barcelona con postdoctorado Universidad Laval (Canadá) y estudios en Módena y Bolonia (Italia). Director del Centro Estratégico Latinoamericano Geopolítico (Celag) y coordinador para América Latina de la Fundación Centro de Estudios Políticos y Sociales (Ceps). Entre diversas ocupaciones que ha tenido, se le conoce por ser asesor del canal Telesur y de Maduro. Es simpatizante del partido político socialista Podemos de España y mantiene relaciones estrechas con Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, miembros importantes del mismo. De acuerdo con la Gaceta Oficial 40.977, pese a su nacionalidad, Serrano Mancilla figuraba como funcionario del Comando para el Abastecimiento Soberano. Un artículo de El Nacional señaló a Serrano como él responsable de que el gobierno continue insistiendo en el modelo económico del socialismo del siglo XXI, a pesar de las colas, la escasez y la inflación. “Este andaluz forma parte del grupo de economistas, politólogos y abogados marxistas de universidades españolas que vieron en América Latina un nicho para imponer sus ideas aferrándose a la llamada revolución de Hugo Chávez”. Serrano además sería parte de uno de los cuatro grupos dentro del Gobierno que se disputan el control de divisas, los llamados “ideológicos”. Su cercanía con el ministro de Planificación, Ricardo Menéndez, le garantiza estar en este momento en las más altas esferas del poder. Una de las militantes más cercanas a este personaje es la ministra de las Comunas, Isis Ochoa. Es precisamente el tema de las comunas uno de los fundamentos del discurso ideológico de Serrano Mancilla. ¿Hay que tener una mirada transversal y holística de las comunas?, escribió en su blog y declaró a medios de comunicación. No cree en la iniciativa privada como motor de la sociedad, sino en la producción controlada por el gobierno. Serrano Mancilla considera que es fundamental que cada uno de los altos funcionarios exprese que el actual modelo económico. ¿Es incuestionable? para contrarrestar los ataques que, según él, lanzan desde la oposición neoliberal. Detrás de su aspecto deliberadamente descuidado tiene un discurso mordaz y enfatiza postulados como que el culpable del alza del dólar paralelo no responde a la pérdida del valor del bolívar por la impresión de dinero inorgánico, sino por culpa de Dolar Today. Es conocido por haber escrito: “El pensamiento Económico de Hugo Chávez”. Dicen que Serrano fue el artífice de sacar en diciembre pasado de circulación los billetes de 100 bolívares para disminuir la masa monetaria circulante y bajar los niveles de inflación. Medida que a la parte no resultó.

Un exguerrillero con mucho poder

El otro asesor plenipotenciario en materia económica y financiara del Presidente Nicolás Maduro sería, Orlando Borrego, asesor de Raúl Castro y exasistente y médico de Ernesto “Che” Guevara. Es un economista y exguerrillero cubano. A los 21 años, ingresó a las filas del frente que lideraba el líder revolucionario argentino en las montañas de la isla y después de la victoria de la revolución cubana, en 1959, se convirtió en una ficha fuerte dentro del gobierno cubano. En 1973, obtuvo su licenciatura en Economía en la Universidad de La Habana y en 1980, obtuvo el doctorado en Ciencias Económicas en el Instituto de Economía Matemática de la Academia de Ciencias de la Unión Soviética. En el 2014, el Presidente Nicolás Maduro lo contrató como asesor para paliar la crisis eléctrica nacional y ayudarlo en materia económica. En esa oportunidad Maduro expresó: “”Orlando Borrego (…) mejor conocido como Vinagreta (…) está incorporado a un equipo especial junto al ministro de planificación, Ricardo Menéndez, junto a Jesús Martínez (Ministro para el Trabajo) y otros compañeros preparando un conjunto de planes, uno de ellos (…) para hacer una revolución total y profunda en la administración pública, en la administración del estado, revolución dentro de la revolución, cambiarlo todo para servir al pueblo es la consigna”. Desde esa oportunidad hasta la actualidad nada ha cambiado, por el contrario todo ha empeorado en materia económica, monetaria y financiera.

Los peores asesores

Para el sociólogo alemán Heinz Dieterich, quien fue asesor del fallecido Hugo Chávez (1999-2013), el modelo económico impuesto por el Presidente Nicolás Maduro “es inviable” y sus asesores “incapaces de revertir el daño causado”. El escritor afirmó que el presidente de la República, Nicolás Maduro, no entendió que tenía que buscar una solución negociada para beneficiar al pueblo venezolano. Dieterich, asegura que el gobierno “ha sido inepto” para asacar de la crisis a los venezolanos, sino también para buscar asesores extranjeros que han complicado todo el panorama desde 2014 hasta la actualidad, donde estaban dadas todas las condiciones para darle un viraje consensuado a la economía y evitar el colapso. El sociólogo alemán asevera que bajo la asesoría de Serrano y Borrego, en la primera línea de la economía nacional el país fue llevado a la quiebra y eso se demuestra de la confesión del Vicepresidente. “Hoy Venezuela se encuentra imposibilitada para buscar financiamiento, encontrándonos en la necesidad de plantear nuevas fórmulas para salir de esta complejidad”, confesó el vicepresidente venezolano, Tareck El Aissami, al término de una reunión con los acreedores de la deuda externa. De esta forma, el segundo más alto funcionario del Estado reconoció la bancarrota financiera de la República Bolivariana de Venezuela, fundada por el Presidente Hugo Chávez, bajo el precepto constitucional de ser “irrevocablemente libre e independiente”, con “su patrimonio moral y sus valores de libertad, igualdad, justicia y paz internacional (fundados) en la doctrina de Simón Bolívar, el Libertador”. Ignominioso fin de un grandioso proyecto de liberación de una potencia petrolera, arruinado por default en menos de un lustro por una camarilla de usurpadores socialdemócratas ineptos e inmorales”. Dieterich asegura que los “gurúes económicos” dejaron al país sin reservas monetarias internacionales, con una inflación que convierte el bolívar en mero papel; sin apoyo social mayoritario y sólo sostenido por el control del dólar, las mentiras oficiales y las bayonetas, la orden de batalla de Cabello-Maduro –como la del General Paulus en Stalingrado– no tiene futuro. Añadiendo que el gobierno ante  este escenario busca desesperadamente en asesores extranjeros “un milagro económico”, pero que están acorralados porque ¡O los sacan fuerzas internas, como a Robert Mugabe en Zimbabwe, o serán terminados por el entorno mundial!.

Diario Región / Cumaná – Venezuela

Te puede interesar

Compartir