Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Alfredo Monsalve López: Venezuela: ¿economía miserable?

Alfredo Monsalve López: Venezuela: ¿economía miserable?

Con todo el respeto que nos merecemos los venezolanos. Sobre todo, los llamados “de a pie”. Es decir, la mayoría de compatriotas que cargamos con la cruz a cuesta. Da dolor. Da pena ajena expresar lo que estamos experimentando. Sin embargo, es justo y necesario que el mundo sepa y vea, en apenas unos pocos años, como se ha destruido la nación con la mayor riqueza en el continente americano, Basta recorrer las calles y avenidas de las ciudades que conforman la nación que, según la historia, fue una la más productivas de la América del Sur, No es cuento. No es un sueño la desgracia en la cual estamos sumergidos todos, absolutamente todos los que día tras días nos enfrentamos con la realidad. La debacle económica actual en Venezuela no tiene parangón.

Ministro van y ministros vienen. Y la economía allí: de mal en peor. El régimen acusa a la muy mentada “guerra económica”. Pero ni por el carajo (disimulo) mira hacia las fincas y fundos expropiados años atras. Hechas un “peladero é chivo”. La producción no se vislumbra en ningún escenario. Las políticas económicas incoherentes del régimen van por el ascensor, mientras que el producto final avanza por las escaleras a pasos ciegas y sin luz. ¿Qué dice el ciudadano de a pie? Pues comprando de a “cuartico” en lo poco que consigue. Porque la inflación (la más alta del planeta), se lleva todo lo que los tienen en sus bolsillos.

En este momento crucial, los venezolanos, para poder adquirir algún producto en el mercado, en la bodega, en el supermercado deben cargar con pacas de billetes de 50 y de 100 bolívares, porque los billetes de 2, 5, 10 y 20, ya no lo están recibiendo. Mucho menos las monedas. En cuanto a los nuevos billetes sólo se manipulan los de 500 y 1000 Bs, ya que los de 5 mil, 10 mil y los de 20 mil “brillan por su ausencia”. Ud observa a las personas con pacas de billetes en las calles sin temor a ser asaltados, puesto que según comentan, “no valen nada”. Hay que destacar otra contradicción es el proceso de retirar efectivos de los cajeros automáticos: no emiten billetes nuevos.

De igual modo, los billetes de 100 mil bolívares que al parecer ya están circulando, en mi opinión, hay un error: aparecen con el número 100, y aparte en letras, “cien mil bolívares”. Es decir, que al número 100 le faltan tres ceros para que tenga legalidad. Si usted emite un cheque, por ejemplo de 900 bolívares, ud no debe escribir en letras novecientos mil. La entidad bancaria se lo rechaza.

En una entrevista que le hizo un periodista español (Jordi Évole) a Nicolás Maduro, entre otras cosas éste asomaba su proyecto (los “claps”), como una solución a 6 millones de familias. Pero aquí hay que detenerse. Una caja del llamado “clap”, solo contiene algunos productos, los cuales no son suficientes para que una familia de 5 o 6 miembros satisfaga sus necesidades comestibles. Me comentan desde Caracas, que las cajas de “clap” las distribuyen cada dos, tres y hasta cuatro meses de diferencias. Y lo que es peor, algunos las negocian para poder tener efectivo y comprar alguna que otra medicina. Ahora, y es aquí mi reflexión: esta política del régimen no es la más idónea. Porque los ciudadanos que reciben este beneficio están condicionados a ser dependientes. No es justo que, la nación con la mayor riqueza de otrora, sus ciudadanos no puedan comer lo que les venga en ganas. Por el contrario, comerán lo que el régimen así lo decida. Pienso que es una política económica paupérrima, mísera. Es hora de una  profunda reflexión. Se abre el debate pues.

Te puede interesar

Compartir