Inicio > Opinión > Domingo Alberto Rangel: Añorando a Irene Sáez

Domingo Alberto Rangel: Añorando a Irene Sáez

A esta campaña para elegir alcaldes le faltan muchos ingredientes, algunos demasiado importantes. Y no me refiero solo a lo chuscas que lucen casi todas las candidaturas, al punto de que entre los mayores de cincuenta abundan quienes añoran a Irene Sáez que, como se recuerda, puso orden en Chacao y convirtió ese municipio en una tacita de plata que todos los alcaldes envidiaban pero trataban de imitar.

Los recursos para afiches y piticos evidentemente no sobran en un país donde la polarización política consumió la actividad privada y le impuso al estado como función única… ganar elecciones. No se trata de insistir en que los connacionales mejor preparados están en el exterior o se preparan para votar, pero no con el CNE sino mediante el uso de la taquilla de los aeropuertos o las aduanas internacionales, donde funcionarios sellan pasaportes.

Es algo más básico lo que al faltar convierte a estas elecciones en asunto chusco, mediocre, innecesario salvo para interesados chupópteros y otros bichitos de las burocracias partidistas que se comen todos los presupuestos:

¡Frente a la situación no hay debate y menos se ven soluciones!

Las propuestas de cambio lucen más poses que otra cosa. Y entre medios radioeléctricos, locutores y lectoras de runas hacen el resto al silenciar las pocas voces contracorriente a favor de exaltar candidaturas mediocres y descaradas que ofrecen arreglar lo que teniendo por muchos años el poder en las alcaldías donde pretenden repetir o llegar… no han sido capaces de resolver.

El año entrante, en un país que todo lo importa merced a la política económica y la lucha polarizada… los presupuestos en divisas bajarán en proporción de cien a uno: Si pensaban adquirir cien botas, pistolas, ambulancias o libros… solo podrán comprar una pírrica unidad.

¡Ese es el debate que hace falta!: el de drásticas soluciones en vez de ofertar los candidatos quimeras de niño rico como si vivieran en Doral o Weston!

Pero a falta de pan… afiches y mentiras para cubrir inmensas carencias… es lo único que justifica la extraña risa de la candidata Érika… en un municipio que dice amar… mientras a leco de peleona oferta “más de lo mismo”. Trágico.

Te puede interesar

Compartir