Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Néstor Francia / Análisis de Entorno: ANC: Comisión de Comunicación e Información (30-11-2017)

Néstor Francia / Análisis de Entorno: ANC: Comisión de Comunicación e Información (30-11-2017)

En el Análisis de hoy vamos a abordar un asunto que nos motiva dada las características de buena parte de nuestros lectores, muchos de los cuales son comunicadores sociales, investigadores, docentes, formadores de opinión o analistas políticos, esperando su valiosa colaboración en la nueva tarea que se nos impone como constituyentes.

Ayer se realizó la segunda reunión oficial de la Comisión de Comunicación e Información de la Asamblea Nacional Constituyente, de la cual formamos parte, después de que se instalara la semana pasada, bajo la presidencia de Tania Díaz. De los distintos temas que fueron tratados, el que más nos interesó realmente fue el referido a la conformación de las subcomisiones de trabajo, sobre todo porque estás serán el escenario propicio para plantear, debatir y proponer los asuntos concretos que apuntarán a la renovación del marco constitucional que deberá regir la actividades atinentes a este campo cada vez más importante en las relacione sociales.

La incorporación a las distintas subcomisiones fue básicamente voluntaria. Nosotros nos subscribimos a la subcomisión de “Formación para una comunicación liberadora”. Incorporarnos allí tiene que ver, en primer lugar, con el hecho de que nos preocupa mucho más el futuro que el presente, tal vez por eso los eventos y resultados electorales que en Venezuela se producen como arroz, y que son por supuesto importantes, ni nos desconsuelan ni nos animan más de lo razonable. Para nosotros son mucho más importantes las victorias o derrotas en la conciencia popular y en la construcción de la nueva sociedad, que a menudo no se ven reflejadas en un sistema electoral del cual no somos afectos, como lo hemos planteado más de una vez.

Aclaremos que cuando hablamos de futuro, nos referimos al futuro histórico (aunque la frase parezca un oxímoron, ya que, en sentido estricto, histórico es solo el pasado), no al devenir inmediato que fluye permanentemente tras la fantasmagórica existencia del presente, que en cada instante se convierte en pasado.

Como todos sabemos, la comunicación social se ha convertido en el segundo frente de batalla del mundo contemporáneo, después de la cultura en general, crisol en el que se da forma a la conciencia dominante, aquella que corresponde al capitalismo decadente. De manera que la preocupación por la formación en esta área siempre ha sido materia que nos interesa, pues si bien no nos graduamos en Periodismo sino en Letras, la comunicación social ha sido nuestro oficio, en distintas vertientes, inclusive desde antes que egresáramos de la Universidad. Nosotros ubicamos el primer hito importante de ese periplo en el momento en que comenzamos a formar parte, en la década de los 70 del siglo pasado, del equipo de redacción del semanario Ruptura, órgano periodístico de la organización revolucionaria clandestina PRV-FALN, concretamente de su frente legal, el Movimiento Político Ruptura.

Después trabajamos unos cuantos años en una vertiente comercial de la comunicación social, la publicidad, mientras simultáneamente practicábamos, y hasta el sol de hoy (que apenas despunta en el cielo de la ciudad), el periodismo de opinión. Es una larga experiencia que esperamos nos sea útil en la nueva tarea que nos ha asignado la Asamblea Nacional Constituyente.

En nuestra opinión, una de las primeras tareas que tiene nuestra subcomisión es la de realizar una investigación del desarrollo de la formación de comunicadores en nuestro país, y de los anclajes legales y éticos que se le vinculen. Esto va más allá del estudio del desarrollo de las escuelas universitarias de comunicación social. La primera escuela de comunicación social de Venezuela se fundó en 1946, pero ya antes había periodismo  y reconocidos periodistas, que a menudo se habían graduado en carreras ya existentes como el Derecho.

También será necesario investigar sobre escuelas, estudios, instituciones, leyes y aspectos deontológicos en otros países y en el terreno de nuevas tecnologías de la comunicación. Es una tarea ardua para la cual se necesitará la colaboración de muchos.

A partir del conocimiento de diversas experiencias, habrá que construir (o acaso reconstruir) el marco legal de la formación en comunicación social, incluidas novedades que ya imaginamos, como la incorporación de asignaturas sobre comunicación social en todos los niveles educativos, dentro de la idea de  conformar lo que se ha llamado un “pueblo comunicador”.

Una comunicación liberadora tiene que ver con la siembra generalizada de los valores adscritos a la redención de la Humanidad y a la luchas de los pueblos para hacerla tangible y concreta.

Habrá muchas otras ideas que desarrollar en el trabajo de esta subcomisión constituyente. Nosotros convocamos a nuestros lectores, que forman parte del pueblo constituyente, a incorporarse a estas tareas con sus aportes que pueden realizarse a través de propuestas, documentos, investigaciones, referencias bibliográficas, inquietudes, etc. Para ello invitamos a utilizar nuestro correo creado específicamente para este tipo de contribución: pensionpropon6@gmail.com (favor no usar otro correo para esta colaboración). Agradecemos de antemano su buena voluntad y solidaridad.

Te puede interesar

Compartir