Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Noticias > Luis Vicente León: Es el líder, no el tiempo, el problema de la oposición

Luis Vicente León: Es el líder, no el tiempo, el problema de la oposición

El analista dijo que el gobierno intentaría ir a unas elecciones presidenciales en las que encontraría a una coalición opositora débil

Luis Vicente León, presidente de Datanálisis, considera que el problema que enfrenta la oposición no es el tiempo para reorganizarse como fracción, sino hallar al líder que pueda devolver la “esperanza a los venezolanos”.

“La oposición tendrá probablemente un tiempo muy corto para reestructurarse y definir una estrategia, pero el problema mayor no es el tiempo… es el líder que motive, organice y reviva la esperanza”, escribió en su cuenta Twitter este lunes tras la publicación de los resultados de las elecciones de alcaldes.

León indicó que los resultados de los comicios son comprensibles debido a que sectores de la oposición decidieron no participar.

“El resultado entonces en las municipales es el peor para la oposición en cualquier evento electoral realizado en la era chavista. No se reivindica la deslegitimación del proceso y se abandonan los espacios municipales, fundamentales para el soporte de base de la oposición”, opinó.

Pronosticó que el gobierno podría intentar realizar unas elecciones presidenciales en las que tendría un mayor margen de maniobra y en las que encontraría a una oposición debilitada.

Los resultados municipales son perfectamente naturales en un evento en el cual una de las partes decidió no participar. Arrasa entonces la que sí participa y va unida a votar por sus candidatos. Es un resultado archi obvio, esperable y donde la única sorpresa es que se sorprendan

— Luis Vicente Leon (@luisvicenteleon) 11 de diciembre de 2017

El fracaso de la oposición no se mide en términos de alcaldías perdidas en un evento en el cual su institucionalidad principal decidió no participar, sino en su incapacidad de lograr unidad (con cualquiera que sea su decisión) y de convertir en un símbolo claro su decisión.

— Luis Vicente Leon (@luisvicenteleon) 11 de diciembre de 2017

Si la institución principal de la oposición decide no participar en un evento convocado por otra institución que considera ilegitima, lo normal, lo esperable, lo racional era que lo hiciera una bandera de lucha y convirtiera el ausentismo en símbolo de su lucha. Pero eso no pasó.

— Luis Vicente Leon (@luisvicenteleon) 11 de diciembre de 2017

La oposición salió a las municipales sin un planteamiento claro para sus bases. No se inscribe pero no reivindica el símbolo de no votar. No puede parar a sus múltiples líderes locales (a su vez divididos) y los partidos coquetean con apoyos velados. Un pastel comunicacional.

— Luis Vicente Leon (@luisvicenteleon) 11 de diciembre de 2017

La expectativa de triunfo de las bases opositoras, incluso teniendo como oferta electoral sólo la dirigencia opositora irreverente y no la formal indica que estaba perdida sobre lo que estaba pasando y no recibió información coherente.

— Luis Vicente Leon (@luisvicenteleon) 11 de diciembre de 2017

El resultado entonces en las municipales es el peor para la oposición en cualquier evento electoral realizado en la era chavista. No se reivindica la deslegitimación del proceso y se abandonan los espacios municipales, fundamentales para el soporte de base de la oposición.

— Luis Vicente Leon (@luisvicenteleon) 11 de diciembre de 2017

El resultado entonces en las municipales es el peor para la oposición en cualquier evento electoral realizado en la era chavista. No se reivindica la deslegitimación del proceso y se abandonan los espacios municipales, fundamentales para el soporte de base de la oposición.

— Luis Vicente Leon (@luisvicenteleon) 11 de diciembre de 2017

Es claro que el resultado de las municipales no refleja el mapa de preferencias políticas de los venezolanos, mayoritariamente opositor, pero si empeora dramáticamente la capacidad de lucha y motivación de la oposición, algo que el chavismo seguramente sabrá aprovechar.

— Luis Vicente Leon (@luisvicenteleon) 11 de diciembre de 2017

El gobierno podría intentar ahora ir a una presidencial en la que estaría dispuesto a hacer algunas concesiones de competitividad electoral producto de una negociación. Tiene mayor margen de maniobra y encuentra a una oposición estructuralmente debilitada.

— Luis Vicente Leon (@luisvicenteleon) 11 de diciembre de 2017

La oposición tendrá probablemente un tiempo muy corto para reestructurarse y definir una estrategia. Pero el problema mayor no es el tiempo…es el líder que motive, organice y reviva la esperanza.

— Luis Vicente Leon (@luisvicenteleon) 11 de diciembre de 2017

Si la abstención no fue 52% sino 62% o 72% el resultado final de una elección donde la MUD y los partidos principales no participaron sería más o menos igual. Ese no es el debate relevante para explicar el resultado de las municipales.

— Luis Vicente Leon (@luisvicenteleon) 11 de diciembre de 2017

Algo que si sorprende es que los grupos pro abstención opositora no hayan celebrado el éxito contundente de su llamado simbólico a entregar la mayoría de los espacios opositores al chavismo sin que estos hayan tenido que hacer ningún esfuerzo relevante.

El Nacional

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Puedes comentar

avatar
  Subscribe  
Notificación de
Traducción »