Inicio > Interés > No puedo dejar que mis hijos pasen el día sin comer (Fotos)

No puedo dejar que mis hijos pasen el día sin comer (Fotos)

No puedo dejar que pasen el día sin comer: dijo madre que recurre a la basura para alimentarse.

Faltando menos de 15 días para Navidad, Caraota Digital realizó un recorrido por algunas de las principales avenidas de Caracas para constatar una de las situaciones que se reportaron durante el año: personas comiendo de la basura. Una madre aseguró que recurre a los desperdicios porque no puede permitir que sus “hijos pasen el día sin comer”.

Durante la tarde del lunes 11 de diciembre, un joven de piel oscura, con franela gris y una gorra de los Leones del Caracas, fue avistado en la avenida Andrés Bello mientras rasgabas unas bolsas negras, con desespero. Su expresión se tornó sorprendida cuando vio la cámara fotográfica, pero después de unos segundos siguió su búsqueda, como si nada pasara, apartando los pedazos de verdura que conseguía y llevándose a la boca algunos restos de comida.

Foto: Felipe Romero

Desde ese punto, bastaron sólo 10 minutos de recorrido para llegar a la avenida Panteón. A escasos metros del mausoleo del Libertador Simón Bolívar, lugar donde reposan los restos del hombre que concedió la libertad a seis naciones, tres hombres de apariencia delgada seleccionaban restos que guardaban en bolsas plásticas.

Un contenedor rebasado de desperdicios que inundaban parte de la acera, era parte del paisaje que proporcionaba un día soleado. Varios vehículos transitaban por el lugar, desde el interior de uno de ellos, una persona dejó su vista fija en los ciudadanos, su expresión, que no mostraba asombro, dejó entre ver el pesar que podía sentir.

Foto: Felipe Romero

Venezuela es uno de los mayores productores de petróleo, una nación rica en recursos naturales que desde el 2015, según personeros de la oposición, comenzó a enfrentar la falla de medicinas y alimentos que se ha ido agravando con el pasar de los meses. Economistas aseguran que se debe al errado modelo económico que implementó el chavismo.

Caritas de Venezuela denunció el mes pasado que el país habían entrado en emergencia alimentaria, la organización aseveró que la situación afecta principalmente a niños de cero a cinco años y alertó que si el Gobierno no toma los correctivos necesarios la crisis podría empeorar en 2018.

Cerca de la avenida Urdaneta, una de las vías que conduce al Palacio de Miraflores y otros poderes públicos de la nación, otro joven de piel tostada, que lucía ropa limpia,chupaba con desespero los huesos de pollo que acababa de sacar de una cesta de basura. Su rostro se apenó ante el lente de la cámara y por unos segundos apartó los desperdicios de su boca, pero al seguir nuestro camino continúo su degustación.

Foto: Felipe Romero

Una familia toma el ferrocarril todos los días para viajar de Charallave, estado Miranda, al centro este de Caracas, donde esperan por la buena voluntad de quienes transitan por el Bulevar de Sabana Grande para consumir algunos alimentos, mientras buscan entre la basura restos de verduras, desperdicios en buen estado y latas de aluminio para “conseguir algo de dinero”.

Massiel Aliendre aseguró que recurre a la basura porque actualmente no consigue empleo. Trabajaba en casas de familia, pero afirmó que las oportunidades han mermado y sin hogares que limpiar no tiene recursos para alimentar a sus seis hijos. “No vamos a dejar que nuestros hijos pasen el día sin comer o se acuesten sin comer”, dijo al indicar que acude a la capital porque en su ciudad la “miran feo”.

Foto: Felipe Romero

Dijo ser cuidadosa con los alimentos que recogen porque muchas veces están podridos o tienen gusanos. Su mirada estaba fija en la nada, mientras esperaba que sacaran la basura de un local ubicado en la esquina de la calle Humboldt. Reúne los recursos que recibe de la venta del aluminio que recolecta para pagar la bolsa del Clap, que llega a su casa una vez al mes, pero afirmó que lo que trae “no nos alcanza para nada”.

El Gobierno ha insistido en que no existe una crisis humanitaria en Venezuela y le ha achacado los problemas económicos a una “guerra” externa que, según funcionarios oficialistas, busca la salida del presidente Nicolás Maduro del poder.

Recientemente, el 4 de diciembre, un día después que representantes del oficialismo y la oposición se reunieran en República Dominicana para buscar soluciones a la crisis, el presidente Maduro aseguró que el país no necesita ayuda internacional. “Venezuela es un país pujante, trabajador, no es un país de mendigos como han pretendido algunos con aquello de la ayuda humanitaria”, afirmó, pese a las denuncias que han realizado varias organizaciones y la realidad que puede apreciarse a simple vista en las calles de la nación.

Foto: Felipe Romero

Foto: Felipe Romero

Foto: Felipe Romero

Foto: Felipe Romero

Foto: Felipe Romero

Foto: Felipe Romero

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Puedes comentar

avatar
  Subscribe  
Notificación de
Traducción »