Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > José Antonio Gil Yepes: Agenda 2018

José Antonio Gil Yepes: Agenda 2018

Nutrida la agenda del 2018 que se discute en Dominicana. En lo electoral predomina la fecha de la elección presidencial: octubre para la oposición, mientras que al gobierno le interesa que sea lo antes posible, para evitar el deterioro que le causarían la inflación y la devaluación; mayores que las del 2017. A la oposición le asiste el que la ley electoral establece que los plazos entre elecciones y la duración de la campaña electoral sean de seis meses cada uno. Se supone que el gobierno aceptará actualizar la dirección del CNE dándole dos plazas (de cinco) a los opositores y permitirá observadores internacionales escogidos paritariamente.

En lo político, se da por descontada la unidad del chavismo, pese al ruido causado por la pugna Maduro-Ramírez. La gran incógnita es si la oposición se vuelve a reunificar alrededor de un candidato o si se presentarán varios candidatos o si continuará el daño de la abstención. Tal vez estos dos puntos explican porqué el oficialismo no ha puesto, en Dominicana, mucho énfasis en el reconocimiento de la Constituyente.

Donde la puerca tuerce el rabo es en lo económico. El gobierno sabe que tiene que pagar la deuda y, a la vez, importar los alimentos y las medicinas que no producimos. Pero, cualquiera sabe que el gobierno quiere pagar de a poquito (más precio y producción petrolera y más oro… rentismo) porque, si negociara un bloque importante de deuda, tendría que ofrecerles a los acreedores un cambio de las políticas socialistas que han arruinado al país. Pero el gobierno no está dispuesto a hacer ese cambio, por ahora. Más bien, se escuda en que EEUU desmonte las sanciones para poder pagar. Entonces si no paga, la culpa no sería del gobierno que no quiere buscar el dinero sino de EEUU porque sus sanciones no permiten movilizarlo. De paso, el gobierno le insiste a la oposición que debe acompañarlo a Washington a solicitar la remoción de las sanciones. Sin embargo, ya es obvio que el gobierno norteamericano tiene agenda propia y que su posición difícilmente va a cambiar, diga lo que diga la oposición.

No está fácil, y ya tenemos dos chivos expiatorios en puerta.

Te puede interesar

Loading...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »