Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Néstor Francia / Análisis de Entorno: Resumen: O corres o te encaramas (19-12-2017)

Néstor Francia / Análisis de Entorno: Resumen: O corres o te encaramas (19-12-2017)

Intentar el resumen de un año tan intenso y complicado en Venezuela no es tarea fácil. Si nos conformásemos con la manera más simple posible, diríamos: bueno en lo político, malo en lo económico. Por supuesto, jamás nos vamos a conformar con eso.

Acaso nos ayudamos si acudimos a un método esquemático, es lo que haremos.

En lo político: La oposición extremista desató la violencia terrorista con la intención de soliviantar al pueblo descontento y generar un caos nacional  que pusiera en jaque el Gobierno, despertará disidencias en el estamento militar e inclusive convocara a la intervención foránea abierta en nuestro país. Para ello contó con  el apoyo o la anuencia cobarde de sectores opositores que no estaban de acuerdo con esas tácticas pero que las respaldaron con el pretexto de mantener la “unidad” y el favor de los sectores fascistas y más radicales de la base social de la derecha

-Después de tres meses de este despropósito, la táctica foquista de la derecha, que usó pequeños grupos entrenados para la acción paramilitar urbana y causó más de cien muertos, y centenares de heridos y presos, terminó en el fracaso, como tenía que ser. Esa derrota del fascismo se coronó con la elección exitosa de la Asamblea Nacional Constituyente, la gran oferta chavista para traer estabilidad y paz al país en la difícil coyuntura

La derrota del terrorismo y la victoria constituyente acentuaron la acción de los agentes extranjeros contra Venezuela          , encabezados por el extremismo de derecha que se hizo del gobierno visible de Estados Unidos tras le asunción de Donald Trump a la Presidencia.

A partir del 30 de julio, con la herramienta constituyente como ariete, se producela cadena de victorias electorales del chavismo, que incluye la elección de los constituyentes, de los gobernadores y de los alcaldes. Igualmente se acentúa la división, la desmovilización y la dispersión opositora, y se mantiene la agresión foránea de la cual participan factores como Estados Unidos, la Unión Europea, la derecha española, Luis Almagro, el Grupo de Lima y los ex presidentes neoliberales reunidos en el grupo Idea. Esta agresión exhibe, en lugar destacado, las sanciones impuestas por el imperialismo que atentan sobre todo contra la salud financiera del país.

También, como consecuencia del descalabro opositor, se retoma la propuesta de diálogo, promovida por el Gobierno de República Dominicana con el apoyo de otros factores internacionales, y se inicia un nuevo ciclo de reuniones entre el Gobierno venezolano y la oposición, sin que haya todavía un desenlace reflejado en acuerdos concretos.

En líneas generales, ha sido un año pletórico de importantes victorias para el chavismo              , que ha reforzado su gran fortaleza institucional y su innegable hegemonía política, así como su unidad, coherencia, moral y capacidad de movilización, a pesar de algunas manifestaciones menores de disidencia.

Párrafo aparte merece la Asamblea Nacional Constituyente, el gran instrumento político del chavismo creado en 2017. Arrancando con buen apoyo popular, quizá se creó expectativas exageradas en cuanto a su capacidad para enfrentar el talón de Aquiles del chavismo, la situación económica. Los constituyentes somos testigos diarios del reclamo del pueblo por una supuesta inacción de la Constituyente. A decir verdad, la ANC viene cumpliendo a cabalidad el principal papel que le prefiguró el presidente Maduro cuando la convocó, el de fungir como gran agente para la estabilidad y la paz del país. Ahora bien, pareciera que la Constituyente tiene un problema no resuelto de comunicación, además de la necesidad de acelerar el trabajo de las comisiones, de manera de que comiencen a producirse más resultados tangibles y empiece a mejorar la percepción de su ejecutoria en el seno del pueblo.

Y ahora vamos con el resumen de lo que atañe al gran dolor de cabeza de los venezolanos, la difícil situación económica, sobre todo en lo que se refiere a los aumentos brutales y descontrolados de los precios que se han desatado con más furia en el último trimestre del año. Una frase de uno de nuestros Análisis resume la situación: “Mientras transcurría el evento electoral que incluía, por supuesto, la campaña, la vorágine de los precios altos seguía ampliándose. Algunos piensan que la resaca de enero, cuando pase la ilusión que crea el pago de bonos y aguinaldos, que ha paliado un tanto los efectos de la incontrolada especulación económica, va a ser fuerte y peligrosa”.

En nuestra opinión (y la de otros constituyente con quienes hemos conversado), el principal problema actual es la creencia de que nuestro Gobierno no hace lo suficiente para enfrentar la guerra económica y mejorar la terrible situación cotidiana que está viviendo nuestro pueblo. Nosotros pensamos que la raíz de los problemas es la percepción de que no existe un plan económico integral que permita regenerar la esperanza del pueblo en que las dificultades finalmente se superarán. Lo que se percibe es la acumulación de medidas emergentes que aunque palian la situación, no apuntan a una solución estable.

Creemos que hay un problema de base: el no reconocimiento de la realidad económica sistémica de nuestro país, que sufre de una economía capitalista, atrasada y dependiente. Si esto no se reconoce, no es posible concebir un plan efectivo que signifique un viraje profundo en las políticas económicas.

El verdadero carácter del sistema económico venezolano, en el que impera el capitalismo sin más ni más, a pesar de la retórica socialista dogmática, se ve reflejado en el comportamiento de la banca en 2017.

Según un informe publicado por la firma Aristimuño Herrera & Asociados, en el último año estudiado (junio 2016/junio 2017), la banca venezolana ha más que duplicado el monto de sus activos, con un crecimiento del 320,3% con relación al mismo lapso del año pasado.

Los 10 bancos líderes agrupan el 85,6% del total activo de la banca, concentrando igualmente  más del  75% del total de empleados del sistema bancario venezolano. De esos 10 bancos, 7 son privados y 3 pertenecen al Estado. Los 7 privados

(Banesco, Provincial, Mercantil, BOD, BNC, Exterior y Bancaribe) representan el 56,7% en la composición de ese 85,6%. Mientras que los 3 del Estado (Venezuela, Bicentenario y del Tesoro) reúnen apenas el 28,9%. Esto significa que        los banqueros   privados son cada vez más ricos mientras el pueblo es cada vez más pobre ¡Capitalismo puro, salvaje, brutal!

En ese contexto, o corres o te encaramas. O aceptas el carácter capitalista de la economía y formulas acuerdos con el gran capital que permita activar a gran escala el aparato económico manteniendo la preeminencia del Estado y el control general de los agentes económicos, o te lanzas por la calle del medio, metiendo la chola a fondo, nacionalizando la banca y la industria, y abriendo cauce a un camino acelerado del socialismo, Nosotros, legos en economía, no estamos recomendando ninguno de las dos vías, solo opinamos que lo que no podemos continuar es en una especie de limbo, que no es chicha ni es limonada. Son ideas para el debate.

Bien, tenemos que llegar hasta aquí con este apretado resumen, en beneficio de los límites que se imponen estos Análisis. Queda pendiente la prometida formulación de posibles escenarios para 2018, lo cual cumpliremos cundo regresemos en los primeros días de enero. Recordamos que aprovecharemos estos días decembrinos para hacer mantenimiento técnico a nuestros equipos.

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Puedes comentar

avatar
  Subscribe  
Notificación de
Traducción »