Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > José Antonio Gil Yepes. Negociación y elecciones

José Antonio Gil Yepes. Negociación y elecciones

La causa de la democracia iba bien encaminada en Dominicana dado que los cinco cancilleres allí presentes redactaron un documento en el cual le proponían a las partes un conjunto de acuerdos que armonizaba sus posiciones. Esto incluía las elecciones presidenciales en condiciones transparentes. Sin embargo, las discusiones que siguieron a la presentación del documento resultaron en que ninguna de las dos partes estaba de acuerdo con él y que se postergaran las conversaciones para mediados de enero de 2018. Hasta ahí no ha pasado nada porque las negociaciones son así: avances y retrocesos. Sin embargo, el tiempo es una variable clave en cualquier negociación que juegue a favor de una de las partes.

Las elecciones presidenciales deben realizarse en diciembre de 2018 o abril de 2019 porque el artículo 42 de la Ley Electoral  señala que… “La convocatoria a elecciones es el acto público mediante el cual el Consejo Nacional Electoral fija la fecha de elección para los cargos de elección popular, en concordancia con los períodos constitucionales y legalmente establecidos”. En este caso, el tiempo beneficia a la oposición porque no es probable que Maduro sea reelecto después del 2.000% de inflación esperada para 2018. Sin embargo, es harto conocido que las directivas del Consejo Nacional Electoral, bajo mayoría chavista, han cambiado los lapsos electorales a su conveniencia. Por ejemplo, si las últimas elecciones de gobernadores no se hubiesen postergado, los resultados hubiesen sido lo contrario a lo que acaba de suceder.

En las próximas elecciones presidenciales, el interés del gobierno es adelantarlas para evitar el deterioro del apoyo al Presidente, aprovechar la desarticulación de la oposición y el repunte del abstencionismo opositor. De allí que el tiempo, que inocentemente se está dejando correr en Dominicana, beneficia al gobierno porque es harto conocido que está planeando adelantar dichas elecciones; mientras que la oposición no ha electo candidato ni el método para escogerlo y el gobierno le puede estimular a varios de ellos para que se lancen en paralelo.

Te puede interesar

Loading...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »