Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Earle Herrera: Cinismo humanitario

Earle Herrera: Cinismo humanitario

La publicitada crisis humanitaria -estos términos se niegan- fue profetizada por un mesías armado hasta los dientes: el ex jefe del Comando Sur de Estados Unidos, general John Kelly. La oposición venezolana, con humanitaria estupidez, rezó y coreó: “Amén”. Para que se autocumpliera la predicción se provocó la caída de los precios del petróleo, fracking mediante; se atizó internamente la guarimba criminal; se apretó el bloqueo financiero y comercial; se intensificó la guerra económica con su consecuente desabastecimiento, y arreciaron las sanciones contra Venezuela. La mediática mundial hizo el resto.

El cinismo humanitario es simple: destruye tu economía o la hace chillar (recuerden Chile) y luego corre en tu “ayuda”, mediante golpe de Estado o invasión. Si se llega a la guerra, monopoliza tu reconstrucción. Para que cristalice la profecía autocumplida, a la agresión económica le suma la propagandística. Bombardea toda posibilidad de diálogo.

Si este va por buen camino, incrementa las sanciones, adelanta o retrasa sentencias contra venezolanos y manipula las certificaciones en materia de drogas (el narcoimperio contraataca), trata de personas, protección de los osos panda o lo que sea.

Las sentencias de venezolanos presos en Estados Unidos, al igual que las descertificaciones del país, van perfectamente sincronizadas con las derrotas de la oposición o las contundentes victorias de la revolución: elección de la Asamblea Nacional Constituyente y catastróficas derrotas de la derecha en los comicios regionales y municipales. En cada una de estas circunstancias adversas para sus cachorros, la “justicia” del imperio acude en auxilio de la pobre MUD, casi siempre en vano.

La oposición ha venido siendo presa de sus liberadores. Primero, del empresariado estéril (Fedecámaras y su carmonazo); luego, de los medios (pregunten a Ramos Allup) y ahora, del narcoimperio. Juntos o por separado, estos libertadores la llevan por la calle de la amargura, de derrota en derrota.

Colocar en el cinismo humanitario de Obama o Trump la última esperanza, es (valga el oxímoron) una humanitaria estupidez.

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Puedes comentar

¡Se el primero en comentar!

avatar
  Subscribe  
Notificación de