Inicio > Economía > Trujillo: Colas para gasolina el regalo menos deseado

Trujillo: Colas para gasolina el regalo menos deseado

Los trujillanos pidieron tener unas navidades tranquilas pero, debido a la escasez de gasolina, deberán pasar gran parte del 24 y 25 de diciembre en busca de estaciones abiertas

Los conductores trujillanos pasarán víspera de Navidad en las colas de las estaciones de servicio. Aunque ninguno quería, les tocó ese regalo, desprendido de la escasez de gasolina en la región andina. En un recorrido por algunas bombas de la ciudad de Valera, se observó que varias de ellas estaban cerradas. Los choferes, desesperados para no quedarse varados este 24 y 25 de diciembre, se aglomeraban en aquellos lugares donde habían surtido durante la noche del viernes y la mañana de ayer.

Dentro de la ciudad, las filas tenían unos 80 vehículos y, fuera de ella (en el Eje Vial) doblaban ese número. De acuerdo a los encargados de estaciones encuestados, reciben gandolas de combustible un día de por medio. En consecuencia, se ven obligados a cerrar, mientras llegan los vehículos de carga. Hoy, aquellas que surtían con normalidad, van a estar cerradas, pero el resto trabajará en su horario normal (de 5:00 am a 7:00 pm o 6:30 am a 10:00 pm) o hasta acabarse el producto.

Tres horas valiosas

El combustible llega, por lo general, un día sí y otro no.

En promedio, los conductores deben esperar tres horas para poder llenar sus tanques. Esto cuando abre la estación, pues la mayoría sacrifica su tiempo de sueño y pasan la madrugada en las entradas de los puntos PDV. Admiten que han dejado de hacer diligencias importantes, como buscar comida o víveres para el hogar. Otros lamentan desperdiciar la época navideña en vano. Preferirían estar reunidos con sus familias en la acostumbrada preparación de las hallacas.

David Ruiz: “es difícil esta situación de las colas en las gasolineras. Yo estoy desde las 5:30 de la mañana. Estoy aquí y he dejado de comprar comida, que es otra cola. Espero que se solucione antes de fin de año, pero no creo”.

Niurka Ruiz: “esto de estar en una cola desde la madrugada es fatal. El Gobierno nos tiene en esto. Por esto muchos jóvenes se han ido del país. No se aguanta. Yo dejé de hacer hallacas para venir y de aquí me meto a la cocina”.

Rómulo Maldonado: “es lo mejor que nos ha pasado (risas) el año pasado nos dieron el bono, quitar el billete de 100 Bs. Ahora es la cola para la comida y gasolina, falta de gas. Estoy aquí porque es necesario tener el tanque lleno para el 24 y 25, cuando uno sale de madrugada”.

Néstor Pinto: “hoy me dejé de ganar 800 mil bolívares por estar metido en esta cola. Soy comerciante y necesito el carro para trabajar. Hoy lo necesito lleno porque 24 y 25 uno tiende a visitar a familiares que viven lejos”.

El Diario de Los Andes

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Puedes comentar

¡Se el primero en comentar!

avatar
  Subscribe  
Notificación de